Opinión > Opinión

Aristas Primaria 2020 (1 de 3)

Clases en escuela pública de Uruguay

Tiempo de lectura: -'

14 de abril de 2021 a las 05:00

Aristas es la evaluación nacional de logros educativos que lleva adelante el INEEd. La primera medición en educación primaria se realizó en 2017. En el año 2020 se llevó a cabo la segunda. En estos días estamos presentando un primer informe de Aristas Primaria 2020. Esperamos que esta evaluación represente y constituya más un medio para un fin que un fin en sí mismo. Aristas no es una propuesta dirigida a evaluar el desempeño académico del universo de alumnos (administración censal). No está pensada como una evaluación escuela por escuela, liceo por liceo, alumno por alumno. Las muestras de alumnos del 2017 y el 2020 son representativas de la misma población (niños escolarizados sin necesidades educativas especiales en escuelas públicas y privadas de todo el país). Aristas evalúa a nivel del sistema. Cada una de las cuatro pruebas (lectura en tercero y sexto, y matemática en tercero y sexto) representa una tabla de dominios con alcances definidos en torno al currículo oficial y los perfiles de egreso propuestos para cada grado educativo por el CEIP, hoy Dirección General de Educación Inicial y Primaria (DGEIP).

Las tablas de dominios especifican lo que se propone medir en cada prueba. En las pruebas de Aristas Primaria 2020 y en las pruebas de Aristas Primaria 2017 se evaluaron las mismas dimensiones de competencia lectora (comprensión literal, comprensión inferencial, comprensión crítica) y las mismas dimensiones de competencia matemática (información, aplicación y comprensión). Se utilizaron los mismos niveles de desempeño que en 2017, tanto en sus puntos de corte como en sus descriptores. Una prueba (test) representa solo una muestra de todos los ítems (preguntas) potencialmente posibles dentro de un determinado dominio.

Toda prueba (test) mide un conjunto finito de conocimientos y competencias con un conjunto limitado de ítems. Es aplicar una muestra de ítems a una muestra de alumnos. Inferimos los desempeños de los alumnos a través de las respuestas que esos alumnos dan a los ítems de las pruebas. Generalizamos desde la muestra de contenidos evaluados al dominio del cual los ítems fueron seleccionados. De aquí la importancia de conocer la relevancia, pertinencia, y calidad de los ítems que integran la prueba y sirven de evidencia.

El dominio tiene que estar bien definido y la muestra de ítems tiene que ser relevante y representativa del dominio. Hay una clara relación entre la validez y confiabilidad de las puntuaciones alcanzadas en una prueba y el nivel de alineación entre el currículo, la enseñanza, y la evaluación. Aristas no se diseña para evaluar el aprendizaje de contenidos curriculares que sean específicos de una determinada clase o un determinado centro educativo (currículo implementado). Busca ser representativa de los contenidos curriculares a escala nacional (currículo intencional). Son pruebas que se diseñan para evaluar competencias y contenidos curriculares que hacen a los objetivos de la enseñanza (lo que se espera que los docentes enseñen) y las expectativas de aprendizaje (lo que se espera que los estudiantes aprendan y logren).  Interesa, bajo este sistema de evaluación, conocer dónde se encuentran los alumnos en relación a estándares de desempeño establecidos. Los estándares de desempeño delimitan el marco interpretativo de las puntuaciones obtenidas en las pruebas.

Es una tarea compleja que inicia con el estudio de los currículos prescritos (perfiles de egreso de cada grado educativo evaluado), sigue con el establecimiento de estándares de desempeño, y concluye con la definición de los niveles de desempeño de Aristas y sus descriptores. Comprende: (1) acuerdo acerca de cuáles serán las habilidades y conocimientos mínimos requeridos para cada categoría o para cada nivel de desempeño; (2) decisión sobre la cantidad de niveles de desempeño que se desean establecer; (3) elección de los nombres o etiquetas de cada nivel; (4) redacción de los descriptores de cada nivel y; (5) establecimiento de los puntajes de corte que separan un nivel de desempeño de otro.

Los puntos de corte distinguen niveles consecutivos de desempeño. Los resultados generados terminan dependiendo de la amplitud y alcance definitorio de los puntos de corte. Los descriptores de niveles de desempeño definen lo que los alumnos deberían ser capaces de hacer en cada nivel de desempeño. La validez de la interpretación de los resultados de las pruebas queda cuestionada cuando los puntos de corte son inadecuados. De aquí la importancia crucial de esta tarea.  La atipicidad del año 2020 hizo particularmente necesario documentar los procesos y contextos de aprendizaje y tener bien presente esta información contextual al interpretar los resultados. Atipicidad que trasciende lo estrictamente académico y cognitivo.

El 2020 fue un año que obligó, y muy especialmente, tener en cuenta al alumno en el plano social, emocional, y motivacional. Esto significa que la interpretación de resultados tiene que tener en cuenta también determinantes contextuales del bienestar de los alumnos. En el marco de Aristas, los logros educativos son evaluados desde una perspectiva multidimensional. No se reducen al desempeño de los alumnos en las áreas de lectura y matemática.

Fue un año que instaló la necesidad de combinar lo presencial con lo virtual. Una cosa es una enseñanza virtual de emergencia (la instalada en el 2020 en función de las posibilidades que se tenían) y otra muy distinta es una enseñanza virtual de “alta” calidad. El 2020 fue un año de acumulación de experiencia que esperemos se vea reflejada en mejoras para el desarrollo del 2021. El entorno de enseñanza en línea (aprendizaje mediado por Internet) es muy distinto de las salas de clase tradicional, demanda diferentes habilidades y pedagogías. Exige introducir ajustes en la propuesta curricular y en las estrategias pedagógicas.

Un dato de la realidad es que el mundo educativo avanza hacia modelos híbridos de enseñanza y aprendizaje. Presencialidad y virtualidad no son mutuamente excluyentes. El aprendizaje online refiere a un tipo de enseñanza y situación de aprendizaje donde: (1) el alumno está a distancia física del docente, (2) el alumno utiliza alguna forma de tecnología para acceder a los materiales de aprendizaje, (3) el alumno utiliza tecnología para interactuar con el docente y con otros alumnos, (4) algún tipo de apoyo se da a los alumnos. 

Evidencia proveniente de Investigaciones sobre la enseñanza y el aprendizaje online nos dicen que son efectivas solo si los alumnos tienen acceso consistente a computadoras y a Internet (conectividad en los hogares y disponibilidad de dispositivos) y si los docentes han recibido formación en la enseñanza online. Evidencia proveniente de investigaciones sobre educación y enseñanza en el ámbito del hogar familiar, nos dice que funcionan bien para alumnos que cuentan con recursos suficientes, apoyo intencional, un cierto suficiente nivel de conocimientos sobre el uso de plataformas virtuales, y atención personalizada.  Seguiremos en una próxima columna.

Dr. Guillermo Fossati DIRECTOR del INEEd Integrante de la Comisión Directiva

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...