Ciencia > Astronomía

Así se vio el eclipse parcial de Sol en Uruguay y el mundo

En Montevideo comenzó a las 12:09, tuvo su máximo a las 13:37, y finalizó a las 15:03
Tiempo de lectura: -'
14 de diciembre de 2020 a las 17:09

Un fenómeno astronómico dejó en suspenso por algunos minutos la preocupación por el crecimiento vertiginoso de casos de coronavirus en Uruguay y la polémica por el clásico del fútbol uruguayo. Las redes sociales se inundaron de fotografías para mostrar la fascinación por un evento único.

El hecho en cuestión fue un eclipse solar que comenzó a las 12:09 en Uruguay y finalizó a las 15:03. Se trató de un fenómeno "parcial", lo que significó que una persona ubicada en este país logró que ver el disco solar se cubrió algo más de un 75% por la alineación de la Tierra, la Luna y el Sol. El astro rey, si bien no se oscureció por completo como sí sucedió en otros países, sí brilló menos.

Daniel Fernández, docente del Observatorio Astronómico de Montevideo, contó a Cromo que el Sol, además de emitir lo que llamamos "luz visible" (rango observable por nuestros ojos) emite otras radiaciones. Por las características de nuestra estrella, este rango de luz visible es el que se emite con mayor intensidad, aunque sin dejar de emitir muchas otras que son perjudiciales para nuestra salud y principalmente la visión.

Es por esta razón que al momento de observar el Sol era necesario un accesorio que atenúe la radiación recibida. Es decir, era fundamental que bloquee toda aquella radiación que sea nociva para la visión, especialmente los rayos ultravioletas. "El resultado de no tener precauciones puede llegar a ser una pérdida parcial o total de la función visual, que puede ser temporal o permanente dependiendo de la gravedad del daño", declara el docente.

La forma más elegida por los uruguayos, y por la que volcaron decenas de imágenes de las redes sociales, fue aprovechando la sombra. Muchos se colocaron de espaldas al Sol y alinearon una cartulina perforada con un alfiler o lápiz, de modo que la luz solar pasara por el orificio y se proyectara sobre otra superficie (como una pared, otra cartulina, suelo). Incluso más de uno aprovechó la sombra generada por un colador y las hojas de los árboles de la ciudad.

Hubo quienes se proyectaron el eclipse en la mano. "El universo cabe en una mano", expresó en Twitter Gonzalo Frasca, desarrollador de videojuegos.

Debido a la pandemia, y a la exhortación de no aglomerarse, el Observatorio Astronómico Los Molinos permaneció cerrado y realizó un evento en YouTube en el que siguió el eclipse en vivo. Tuvo más de 51 mil reproducciones, indicó Alberto Ceretta, uno de los docentes que las lideró.

Desde el OALM indicaron a El Observador que el próximo 30 de abril de 2022 sería el próximo eclipse parcial de Sol como el visto este lunes en Uruguay. Y en 2027 hay un eclipse anular "muy bueno", agregó Ceretta.

 

En el resto del mundo

A diferencia de Uruguay, en el sur de Argentina y Chile el cielo se oscureció completamente por cerca de dos minutos debido a este fenómeno astronómico, que conmovió a miles de personas que se trasladaron hasta esa zona para ver el espectáculo natural. 

La noche comenzó a caer cerca de las 13:00 hora local. Una pequeña brisa antecedió el fenómeno que se vivió en medio del jolgorio de la gente en la playa a los pies del lago Villarrica de la localidad de Pucón, en la región de La Araucanía, unos 800 km al sur de Santiago, parte de la "zona cero" de oscuridad total de este nuevo eclipse de Sol, el segundo que se vive en Chile tras el de julio de 2019.

La incesante lluvia, el viento y las nubes cubrieron los cielos del sur de Chile y Argentina durante toda la mañana. Pero en el momento del eclipse en el sur chileno se abrió un círculo entre las nubes y se pudo ver el sol. 

"Fue hermoso, único. La verdad es que nadie tenía mucha esperanza de verlo por el clima y las nubes, pero fue algo único porque se despejó justo. Fue un milagro", relató a la AFP Matías Tordecilla, de 18 años, todavía emocionado por el espectáculo. 

"Es algo que no sólo se ve con los ojos, sino que se siente con el cuerpo", agregó este joven, que viajó 10 horas por tierra junto con su familia desde la ciudad de Viña del Mar (centro) hasta Pucón para ver el eclipse.

Hasta esta localidad turística llegaron miles de personas desde distintos puntos de Chile pese a los llamados a "quedarse en casa" para evitar los contagios de coronavirus.

A Cinthia Vega, habitante de Pucón, en el momento del eclipse se le "erizó toda la piel".

En Carahue, otra localidad del sur de Chile, más cercana a la costa, el eclipse se vivió en un clima tranquilo, con mucha rogativas mapuches, los indígenas y primeros habitantes de Chile y Argentina, que ven en este fenómeno el fin de una era y el inicio de un nuevo proceso de cambios. 

En Santiago, la capital chilena, el fenómeno también pudo apreciarse. Se oscureció algo el cielo y bajó la temperatura.

Pese a las restricciones de movilidad para evitar la propagación de los contagios de coronavirus, unos 300.000 turistas se movilizaron hasta el sur de Chile para poder ver en vivo el momento en que la Luna, el Sol y la Tierra quedaron alineados, haciendo la noche en pleno mediodía, con la abundante vegetación y los imponentes volcanes que ofrece esta zona del sur chileno como telón de fondo.

También en Argentina

Tras su paso por Chile, el eclipse se vivió con igual emoción en el sur de Argentina.

En la provincia argentina de Neuquén, no llovió pero durante la mañana se levantó un viento muy potente que limitaba la visibilidad. Sobre la ruta 237, entre Villa El Chocón y Piedra del Águila, había un campamento donde varias familias y extranjeros aguardaban la llegada del .

Un grupo relató la odisea de llegar hasta Argentina en medio de la pandemia y conseguir una cantidad de documentos para poder llegar a Bariloche y finalmente al sitio del campamento, periplo que incluye la toma de al menos tres hisopados y la contratación de seguros médicos. 

Visión Mapuche

Para los indígenas mapuches, que tienen en esta región de Chile la mayoría de sus comunidades, el eclipse tiene un significado especial y anuncia cambios a corto y largo plazo, pasar página a un nuevo ciclo.

Cuando la Luna cubre al Sol trae un mensaje de cambio, a veces negativo pero también de equilibrio. Así es que algunos mapuches atribuyeron los cambios sociales y políticos que sacudieron Chile desde octubre de 2019 al eclipse total de Sol que se vio el 2 de julio de ese año en una suerte de fiesta masiva en el desierto del norte del país.

Basado en AFP

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...