Fútbol > TORNEO INTERMEDIO

Así vivieron los jugadores de Fénix la violencia en el Tróccoli: sintieron miedo

“Cuando bajé los escalones del vestuario nos gritaron váyanse que se quieren meter para adentro. Claro que sentí temor”, dijo Juan Álvez, quien reveló que el utilero del club fue agredido en una rodilla

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2019 a las 11:03

Temor, nerviosismo e incertidumbre se apoderaron de los jugadores de Fénix este domingo cuando les avisaron desesperadamente que abandonaran el camarín del Tróccoli y subieran rápidamente al ómnibus. Afuera, un grupo de hinchas de Cerro intentaba violentar la puerta de ingreso al camarín que da al campo de juego del Tróccoli, luego de haber ganado el partido 1-0 por el Torneo Intermedio. Y se enfrentaron con algunos funcionarios del club de Capurro que impidieron que se metieran puertas adentro del vestuario. ¿Cómo vivieron ese momento los jugadores de Fénix?

El golero de Fénix, Darío Denis, era de los últimos en retirarse del campo de juego cuando comenzó a ver lo que sucedía. Denis reveló a Referí que se tuvo que defender ante la agresión de algunos hinchas de Cerro que pretendieron ingresar al vestuario.

“Fue jodido, fue tenso el momento. Yo voy saliendo de la cancha y soy de los últimos y en eso algunos hinchas de Cerro empezaron a tirar cosas y entraron a la cancha. Cerramos la puerta y empezaron los golpes de puños. Los que estábamos ahí obvio que recibimos algunos golpes, hasta que salimos corriendo para el ómnibus. En eso entró la policía y después no supe lo que pasó. Como jugador esto fue lo más jodido que me tocó vivir”.

“La veíamos fea porque miramos para la reja y era un montón de hinchas que quería entrar el vestuario. Había dos de Cerro que eran los que bancaban la reja del lado de afuera para que no entraran y del lado de adentro Enrique, nuestro equipier, y Andrés Nieto estaban aguantando la puerta desde el lado de adentro. Si no estaban ellos se metían y podía haber pasado cualquier cosa”, comenzó diciendo el defensa Juan Álvez a Referí.

“En un momento nos dijeron: 'Váyanse que se quieren meter adentro del vestuario'. Entonces bajé los escalones para ver qué pasaba y nos sacaron a todos. Nos subimos rápido al ómnibus y en ese momento llegó la guardia policial que se paró en el portón y nos fuimos a Capurro”.

El volante Maximiliano Cantera narró a Referí: “Yo no vi nada porque llegamos al vestuario y ya ni la ropa estaba, estaba todo adentro del ómnibus y tuvimos que salir medio apurados”.

El delantero Matías Rigoleto admitió a Referí que antes del partido les habían aviso que se tenían que retirar apenas finalizado el juego.

“Como la vez anterior que jugamos con Fénix en el Tróccoli nos habían apedreado el ómnibus, de antemano estaba planificado que nos teníamos que ir rápido, por las dudas. Se quedaron con lo que había pasado anteriormente y para evitar problemas nos debíamos ir rápido”.

Rigoleto, de pasado en Rampla, contó a Referí cómo vivió el final del partido.

“Cuando terminó fui a saludar a los árbitros y a Toto, el utilero de Cerro, con el que me quedé un ratito charlando hasta que vino la seguridad de Cerro y nos dijo que teníamos que salir enseguida. Cuando entré al vestuario ya no había nada, no estaba la ropa y nos dijeron que subiéramos al ómnibus. Atrás mío subieron Toledo y Maxi Pérez. Los últimos que se quedaron, que siempre salen últimos, fueron Darío Denis y Juan Álvez. Yo no vi nada, por lo que se comentó después uno de los que recibió una patada fuerte fue Enrique, nuestro utilero”.

Cantera agregó: “Había algunos compañeros con sus hijos en el ómnibus y los tiraron abajo del piso por el tema de las piedras. Pero eso no pasó. Nos fuimos tranquilos. Sí con un poco de miedo, pero no tiraron nada”.

Álvez añadió: “La verdad que estando ahí claro que sentí temor, vi como estaban ellos y te da un poco de temor que lastimen a un compañero. No sabés cómo van a actuar es la gran incertidumbre, pero quedó ahí. Solo a nuestro equipier le pegaron una patada y fue a la sociedad (médica) porque le dolía mucho la rodilla”.

El defensa concluyó diciendo: “Una macana todo porque nosotros los jugadores nunca incitamos a nada. Fue rarísimo. Nos tiraban piedras cuando salimos sin nosotros mirar a la tribuna. Quiero aclarar que no son todos los hinchas los que actuaron así. Fue un grupo. Es bueno decirlo porque no hay que generalizar. Hubo gente de Cerro que procedió muy bien”.

Para conocer las explicaciones de Cerro a lo sucedido en el Tróccoli, Referí intentó contactar a la presidenta de Cerro, Graciela Castro, pero no tuvo éxito.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...