Fútbol > HISTORIAS

César Taján: un premio, la casita en Santa Lucía y una vida digna para sus hijos

El colombiano llegó de casualidad a Uruguay tras pasar necesidad en Colombia y ser engañado en Argentina: arrancó en Albion y un premio de Copa Libertadores le permitió juntar unos pesos para edificar su casa en Santa Lucía y echar raíces en Uruguay

Taján festejando en el Nasazzi

Tiempo de lectura: -'

30 de enero de 2021 a las 05:02

En Colombia lo hicieron rescindir contrato con Once Caldas, donde compartía plantel con algunos campeones de la Libertadores 2004. Pasó necesidades y más de una vez le tuvo que pedir a sus padres que le mandaran plata desde Cartagena de Indias. En Argentina lo llevaron a Villa Dálmine y cuando se presentó había 50 jugadores y no sabían quién era ni a qué había ido. Así, con la esperanza futbolera marchitándose, a causa de sus relaciones con algunos representantes, César Taján armó el bolso y cruzó el charco. No llegó a Uruguay para jugar sino para visitar a su hermano, soldador de profesión. De casualidad, al tiempo se vinculó con Albion. Y desde ahí retomó su camino atrás de la pelota y echó raíces en Uruguay. 

El puntero derecho fue determinante para que el pionero del fútbol uruguayo se quedara en la Segunda División Profesional en repechaje ante Colón. Su equipo ganó los dos partidos de la serie, 3-1 y 4-0, y él anotó tres goles. 

Contra Colón: determinante

A los 29 años aún sueña con volver a jugar en Primera división o en un pase al extranjero. Pero al mismo tiempo declara ser un agradecido del fútbol, de los entrenadores que tuvo y un batallador para darle a sus hijos una vida digna. 

Está casado con Gabriela, odontóloga de profesión, a quien conoció en su natal Cartagena. Es padre de una niña, Ziad, de siete años, y un varón, Salin, de seis meses. Compró un terreno en Santa Lucía, departamento de Canelones, y con su hermano como jefe de obra metió mano en la construcción para darle un techo propio a la familia.  

"Hoy en día no me quejo, el fútbol es mi sustento. Sí trato de ser balanceado en los gastos porque no es fácil, nadie está salvado jugando en la B, hay que pagar cuentas, colegios y  alimentación", contó a Referí

"Mi familia son padres trabajadores, somos hermanos, nos criamos en las afueras de Cartagena, lejos de la zona turística. Mi padre trabajador y mi madre ama de casa. Me hice futbolista de ir a ver a mi hermano Guillermo que con el tiempo dejó. Yo seguí y seguí. Me vieron en Cartagena y me llevaron a Bogotá y de ahí a Manizales, para jugar en las formativas de Once Caldas", recordó.

Taján tenía entonces 15 años y a los 18, el entrenador Juan Carlos Osorio lo hizo debutar en el primer equipo por la Copa Postobón. Creció junto a los históricos campeones de la Copa Libertadores 2004, Arnulfo Valentierra -quien tuvo un olvidable pasaje por Peñarol- y Jhon Viáfara quien el año pasado fue extraditado a Estados Unidos y está en prisión por narcotráfico: "Dos grandes jugadores y personas, en aquellos tiempos me ayudaron mucho con sus consejos". 

"Osorio es un crack, un apasionado, un entrenador muy exigente". También dirigió a la selección de México en el Mundial de Rusia 2018, tuvo un fugaz pasaje por la selección de Paraguay y tuvo un exitoso ciclo en Atlético Nacional entre 2012 y 2014. 

"Los representantes que tenía me asesoraron mal y me hicieron rescindir el contrato que tenía con Once Caldas. Pasé necesidades. Muchas veces tuve que llamar a mis padres para que mandaran plata para poder comer. Confié en gente que me engañó", rememoró. 

Buscó una oportunidad en Argentina y la experiencia volvió a ser nefasta. "Me llevaron a Villa Dálmine diciéndome que estaba todo arreglado y había 50 jugadores, ni sabían que iba a ir. Me iba a volver a Colombia, pero antes me vine a visitar a mi hermano que estaba trabajando en Uruguay. Con el tiempo conocí gente, supe que Albion estaba precisando jugadores y me fui a probar". 

En 2014 jugó el torneo de la C, con el pionero y la rompió. Ahí conoció al actual presidente de la sociedad anónima de Albion, Leonardo Blanco que entonces era el entrenador y a Juan Álvarez quienes le ayudaron a buscar un nuevo rumbo. Se mostró, hizo goles, demostró sus condiciones como puntero veloz y picante y Luis "Ronco" López se lo llevó a Central Español para jugar la segunda mitad de la temporada 2014-2015 en la Segunda División Profesional. 

"Un gran motivador el Ronco, un personaje. Seguimos en contacto hasta el día de hoy que me escribe y me pregunta 'Negro, ¿cómo andás vos y tu familia?'". La cariñosa expresión del Ronco lleva a preguntarle a Tahán si alguna vez se sintió discriminado o recibió insultos racistas en el ambiente del fútbol uruguayo. 

"Tengo compañeros que cariñosamente me dicen 'negro'' o 'negrito' y no siento que me estén faltando el respeto, en definitiva es mi color y mi raza y si me siento mal conmigo mismo me afectaría, pero no es así. En los partidos siempre se escuchan cosas desde la tribuna y en la cancha también. Pero son cosas del fútbol que quedan en la cancha y no hay que polemizarlas. Si fuera a decir todo lo que se dice en la cancha la gente se sorprendería. Y mucho. Pero no somos niños para que nos afecte todo lo que se dice. Es un juego de contacto donde juega la provocación y hay cosas que se dicen para sacar ventajas. En la cancha hay que tomar decisiones en cuestión de segundos y querés ganar y para eso se pueden utilizar medios buenos o malos. Si un delantero te pasa toda la tarde y ves que se te lleva todo un año de trabajo y siente impotencia y tiene una familia atrás y por la cabeza le pasan muchas cosas, te puede decir cualquier cosa, no es fácil, pero depende de vos cómo lo tomes", reflexionó con un hablar claro y pausado y un tono amigable.

De Central Español, Taján dio el salto a Primera de la mano de Juan Ramón Carrasco y su River Plate, en 2016. 

La trayectoria
Once Caldas (2010-2012)
Cartagena (2013)
Albion (2014)
Central Español (2015)
River Plate (2016-2017)

Con Fénix en la temporada 2018


Fénix (2018)
Albion (2019-2020)

"Carrasco fue una de las personas que más me apoyó, me dio la posibilidad de jugar en Primera y me dio confianza. Anduve bien, hice una buena Copa Libertadores y jugué varios partidos del Uruguayo. Es un personaje en todo sentido, es muy exigente con sus jugadores y con sus planteamientos, pero le saqué provecho y aprendí de todas las cosas que tiene para enseñar". 

Desborde en el Campus, marcado por Zé Roberto

El premio que River repartió al plantel tras eliminar en la primera fase a la Universidad de Chile de Sebastián Beccacece y meter al equipo en fase de grupos (con Nacional, Rosario Central y Palmeiras) fue clave para que Taján pudiera comprar un terreno donde él y su hermano construyeron sus viviendas. "Mi hermano tiene una camioneta que a veces uso para ir a entrenar, si no voy en ómnibus, estoy a 50 minutos". 

"Soy un agradecido a Uruguay, el camino ha sido todo un esfuerzo, me fui joven de mi casa, pasé muchas necesidades, jugaron con mi inocencia y mi ilusión de futbolista, confié en gente que me mintió y me decepcionó. Pero me sirvió de experiencia. Hoy tengo un lugar propio, le levante y me puedo tomar un café con una familia hermosa. Y eso hay que agradecerlo. No es cuestión de tener, sino de tratar de llevar una vida digna".

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...