De Cerca > CÉSAR VEGA DE CERCA

César Vega: "En 2014 fui el único que dijo que había que poner cadena perpetua"

Entrevista de Facundo Ponce de León al candidato por el Partido Ecologista Radical Intransigente, César Vega, en el ciclo De cerca

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2019 a las 22:05

 

Es la segunda vez que César Vega se presenta como candidato a la Presidencia y está convencido de que llegará a ocupar una banca en el Parlamento para defender desde allí su filosofía y sus ideas. El líder del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) se define de izquierda porque le preocupan los más pobres, pero dice que desde 2007 está desencantado del Frente Amplio, partido en el que militaba, y que “en el mundo que está como está hay que ser radical; no se puede ser tibio”.

En entrevista con Facundo Ponce de León para el ciclo De cerca –el cuarto programa que se emite–, Vega habló de su preocupación por el medioambiente, al punto de que dice que le “duele prender la motosierra”, y se refirió a sus diferencias con una de sus hermanas, dedicada al trabajo de las pasteras. Lo que sigue es un resumen de la entrevista.

Decís que querés ser campesino. ¿Por qué no lo sos?

Nunca voy a poder ser un campesino. Puedo ser un agrónomo que se recibió en una Facultad de Agronomía, pero el campesino estará toda la vida siendo eso: queriendo ser campesino.

¿Te gustaría eso?

Claro, me encanta.

¿Es como que tenés tanta formación que ya no tenés esa libertad de ser un campesino?

Sí, soy un campesino más científico, si vos querés. Tengo que estar analizando científicamente lo que hago.

Parte de tu actividad política empieza como comunicador haciendo entrevistas en el Mercado Modelo.

Arranqué en el Mercado en 1985, cuando vine a la Facultad de Agronomía. Arranqué en un programa muy prestigioso, Agrovisión nacional, en la radio en la época de Germán Araújo.

¿Y empezás a descubrir una veta periodística que se transformó en política?

Si bien era tímido, también era muy audaz, fui y golpeé en la radio. Empecé con esas grabaciones. Después quedé haciendo el programa por cuenta propia. Agrovisión nacional tenía un perfil de no vincularse con las ideas del Partido (Comunista), al que nunca pertenecí. Ellos eran tan amplios que me daban trabajo a mí, yo era frenteamplista.

¿Y ahora qué sos?

Desde 2007 seguro que no soy frenteamplista. Soy PERI.

¿Por qué lo de radical intransigente? ¿Ya no hay política, no me das opción?

Lo más cómodo hubiera sido ponerle partido ecologista y listo, hasta era más marquetinero, pero cuando me preguntan por qué radical utilizo el tiempo para hablar filosóficamente que en el mundo que está como está hay que ser radical; no se puede ser tibio.

¿Qué es esa radicalidad?

El 29 de julio fue el día a partir del cual estamos viviendo a crédito en el planeta. Sabés que se mide la cantidad de recursos que tiene el planeta por la gente que tiene el planeta y estamos en rojo. Le vamos a heredar a los gurises un planeta que está seis meses en verde y seis meses en rojo.

¿E intransigente?

Estaba todo lo que tenía que ver con la energía nuclear, Fukushima en 2012, veníamos de Chernóbil, los agroquímicos que se empezaron a prohibir. ¡Vaya! ¡Vaya! Los apicultores diciéndote que ahora hay que prohibir en el Uruguay.

¿Entonces con qué energía nos quedamos?

Aquella que sea más eficiente, que puede ser la solar o la eólica. Pero lo que tenemos que entender es que cada uno tiene que ser responsable en el uso de la energía.

Ese país que soñás ¿es de izquierda?

Considero que soy de izquierda porque siempre estoy pensando en el más pobre. Es algo que no puedo evitar. Venía para acá y vi muchos pobres. El pobre con esa azada se gana la vida, el obrero que trabaja en UPM se muere de hambre.

Pero viniste en camioneta.

Pero me duele mucho eso a mí. Greta Thunberg, esta gurisa autista sueca que está dando un ejemplo a todos nosotros, dice que va a venir a Uruguay y va a tener que venir en avión muy a su pesar. Si vengo hasta acá solo, en camioneta, es porque aspiro a que esta entrevista me rinda, la gente nos entienda y votando al PERI cuidemos al planeta. Yo prendí la motosierra en mi casa, vos me podés creer o no, pero a mí me duele.

¿Cómo hacés para no prender la motosierra?

La prendo lo menos posible.

Supongamos que mañana te piden que seas el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. ¿Asumirías ese cargo?

Claro, sería maravilloso, pero depende de quién tenga el gobierno nacional.

¿Cuál es el mejor escenario para el PERI?

Cuando tú largás un asunto político como el nuestro, que es mucha filosofía e ideas, no te importa el correr del tiempo.

Sí, pero vos dijiste que el planeta está en situación alarmante.

Los que tienen que cortar sus gastos son los que viven como en primer mundo, sea Estados Unidos, Europa, Japón, China. En Uruguay hay gente que dilapida recursos y gente que no tiene los recursos. Debe democratizarse el uso de los recursos.

¿Y eso a vos te parece que tiene que ver con una posición ideológica de derecha o izquierda, o que hay que superarlo?

¡Superado! Me río de eso. “Somos de la Tierra”, decimos nosotros. A mí no me importa si me vas a votar o no. Yo vengo a decir cosas importantes que nadie decía. Tuve que correr al número dos del partido; pongo de número dos a este hombre y se manda una macana gigantesca. Lo llamo y le digo: “Pasá el lunes por casa que tenés la renuncia firmada”. Además, tengo todas las renuncias en blanco de todas las listas que nos acompañan a nosotros.

“Yo tuve que limpiar el PERI”. Parece una medida poco democrática.

¿Cómo? Un partido tiene que estar siempre limpio.

Claro, pero eso no significa que seas tú quien sepa cómo limpiarlo.

Yo estoy observando a cada uno de los compañeros y compañeras y veo lo que hacen.

Así como lo contás tiene muy poco de construcción ahí. Vos sos el amo.

No, yo no soy ningún amo. Yo puedo desaparecer y el PERI puede continuar porque es un partido que no tiene ningún compromiso. Es intransigente en este aspecto; no negocia tu participación en el PERI porque podés tener muchos votos.

¿Qué es lo más difícil de la política?

Para mí lo más difícil de la política es la tradición, sin duda. Ya lo viví, entonces ya tengo experiencia, y eso que soy nuevito en esto.

¿Cómo se financia el PERI?

Con los votos que nos pagaron la vez pasada –que es un dineral–. Voy a proponer, cuando entre a la Cámara de Diputados, que paguen la mitad. Si a nosotros nos sobra plata.

Sí, pero no tenés campaña, tus redes están bastante descuidadas. Podrías generar más caudal de votos, que te daría más poder y podrías cambiar más cosas.

En la interna preferiría que hubiésemos sacado menos votos.

Sacaron 2.553 votos.

La vez pasada sacamos como 1.500 y la convención se acomodó rapidísima. En la política hay que estar aprendiendo siempre.

Tenés una hermana fuera del país. ¿Hablás con ella?

Sí, hablé con ella esta semana. Ahora vive en Alabama, Estados Unidos, pero está en Finlandia. Tengo otro hermano también en Finlandia y un hermano más chico acá. Mi hermano es una persona muy especial, aprendió finlandés rapidísimo y es pastor.

¿Viajás a visitar a la familia?

No me gusta nada viajar.

¿Has viajado?

Me han invitado, pero no. No cuenten conmigo. Si tuviera que tomar un avión porque no tengo más remedio lo haría. Con mi hermana a veces tengo algunos encontronazos porque está con las plantas de celulosa, la producción de celulosa. Trabaja con eso, y yo, todo lo contrario.

¿Cómo hacen? ¿Le tratás de explicar?

Ya tuvimos hace un tiempo unos dramas. El humor no me sale bien. Un día le dije: “Vamos a quemar esos montes de eucalipto”, cosa que siempre digo que no habría que hacer. Se enojó mal y estuvimos un tiempo sin hablar. Después, las cuestiones de la familia pasan a ser lo más importante.

¿Cómo te llevás con las redes?

No somos ningunos especialistas. Recién vine a tener Whatsapp el año pasado. Después me di cuenta de que gracias al WhatsApp recuperé un amigo de Estados Unidos que lo tenía perdido.

Hiciste una cosa poco usual y es que diste tu número personal de WhatApp. ¿Vos sos consciente de lo que significa dar tu teléfono?

Por supuesto. A cada rato me llama alguien que tiene un problema gigantesco. Hago un poquito de psicólogo.

¿Me podés contar de la última llamada?

La última llamada que tengo es de alguien que está rodeado de delincuencia detrás de una fábrica abandonada y le han copado todo lo que hay en vuelta. Incluso están dentro de su terreno y él no puede salir. Me pide por favor que lo vaya a ver y le tuve que explicar: “Usted me va a entender, pero no voy a ir hasta su casa, va a ir un compañero”. A mí no me cuesta nada hablar por teléfono un ratito.

Sobre la delincuencia, ¿creés que necesitamos la mano dura de la que se habla?

En 2014 fui el único que dije que había que poner la (cadena) perpetua.

¿Seguís pensando eso?

Por supuesto, pero ahora ya se enganchó un montón de gente, como con el discurso de la ecología. Felicito a todos. Bienvenidos todos a la ecología.

Aquí podés ver todos los contenidos del ciclo De Cerca

De Cerca es producido por Mueca Films y presentado por TV Ciudad, El Observador y WILD Fi.

Otros fragmentos de la entrevista a Vega en De Cerca
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...