Nacional > Efecto noviembre

Chediak dijo que la suba de los delitos en realidad refleja un "sinceramiento" de Interior

El exministro de la Suprema Corte de Justicia dijo que ahora que la Fiscalía también produce información las cifras son "más reales"

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2019 a las 15:53

Jorge Chediak, hasta el 9 de setiembre ministro de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), aseguró que la suba histórica de los delitos en los últimos dos años en realidad es el reflejo de un "sinceramiento" de las cifras, ya que desde noviembre de 2017 la Fiscalía General de la Nación también procesa estadísticas de criminalidad, una tarea que antes recaía solo en el Ministerio del Interior.

"Hemos seguido subiendo (los delitos) a partir del sinceramiento de las cifras a partir de 2017, con el ingreso de la nueva modalidad del procesamiento penal de noviembre", dijo Chediak este viernes, en entrevista con el programa Buen Día Uruguay de Canal 4. El exjuez –que abandonó su cargo en la SCJ por haber alcanzado 10 años en funciones– se refirió a la fecha en la que se puso en marcha el nuevo Código del Proceso Penal, que entre otros cambios profundos implicó que las investigaciones pasaran a manos de los fiscales, y que hubiera otro organismo –la Fiscalía– capaz de acceder a la misma información que la policía.

Hasta fines de 2017, no había otra organización que pudiera publicar estadísticas sobre la criminalidad como la cartera de seguridad, que cuenta además con un departamento que se dedica al análisis de los datos: el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad.

Según explicó a El Observador Raúl Oxandabarat, vocero de la SCJ, el Poder Judicial no tiene una repartición que cumpla con esa tarea, y sostuvo además que la publicación de su información estadística no solo "no tiene la actualización" del Ministerio del Interior –los datos de 2018 todavía no están publicados, por ejemplo–, sino que además es "más limitada".

"La Fiscalía y el Ministerio tienen información actualizada y hacen análisis, algo que nosotros no hacemos", dijo Oxandabarat, y añadió que las cifras que se desprenden de las actuaciones de los juzgados son solo "lo que llega a judicializarse" y que "hay una enorme cantidad de hechos delictivos" que solo se quedan en denuncias, sin que culmine con procesamientos.

Cuando este viernes el periodista Nicolás Núñez le preguntó a Chediak si lo que quería decir era que la cartera liderada por Eduardo Bonomi "maquillaba" los números de delitos cuando no había quién controlara la información, el exmagistrado respondió: "Yo lo que digo es que es muy difícil que la realidad se haya comportado igual que en un gráfico en el que en dos meses saltamos a ese porcentaje tan alto... Sería rarísimo, puede haber algo, pero es más seguro técnicamente apostar a que existiendo dos organismos –el propio Ministerio del Interior y la Fiscalía, que llevan el control de las cifras–, (eso) lleve a cifras más reales a las que se estaban" dando.

Tanto el ministro Bonomi como el presidente Tabaré Vázquez han explicado que el aumento histórico de las rapiñas y los homicidios registrado en 2018 se había debido a la entrada en vigencia del nuevo sistema penal, producto de los desajustes y falta de coordinación entre la policía y los fiscales, y a algunos beneficios que ahora podían recibir con frecuencia los delincuentes, como el régimen de libertad vigilada –algo a estudio actualmente en el Parlamento.

En la última presentación anual oficial de datos de Interior, en marzo de este año, se constató un récord absoluto en la cantidad de crímenes en la historia de Uruguay, desde que se lleva registro. En comparación a 2017 las rapiñas habían aumentado 53,8% –de 17.956 pasaron a 27.798–, mientras que los asesinatos subieron 45,8% –274 contra los 414 que hubo este año.

En diciembre de 2018, luego de conocerse que en el primer semestre de aquel año ya se habían disparado los delitos, el presidente Vázquez presentó un estudio elaborado por el profesor Spencer Chainey de la University College of London, que responsabilizaba del problema directamente a la implementación del nuevo sistema jurídico.

“Aquí, si no se hubiera instrumentado el nuevo CPP, y se hace la prolongación teniendo en cuenta el valor de la pendiente, al iniciar el 2019 casi estaríamos con una baja del 30% de las rapiñas”, dijo Vázquez entonces, mientras mostraba una gráfica elaborada por la institución universitaria y justifica así no haber cumplido con aquella campaña electoral.

Descenso cuestionado

Chediak también reclamó que la cartera de seguridad informara que ahora la tendencia de algunos delitos hubiera mejorado, porque en su opinión es muy pronto para determinarlo.

A comienzos de agosto, la secretaría de Estado destacó que en el primer semestre del año se lograron disminuir los homicidios en 22,6% –50 menos que el año pasado– además de los hurtos –que bajaron 4,9%–, y que el crecimiento de las rapiñas había disminuido –aunque siguieron aumentando.

"Hay que tener cierta prudencia: no se puede vaticinar la baja de los delitos en una tendencia de décadas al alza, sin tener al menos dos o tres años constantes donde los delitos bajen, (algo) que no se ha dado y que no parece que se esté por dar", concluyó el exjerarca.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...