Nacional > MINISTERIO DEL INTERIOR

Las rapiñas crecieron 53,8% y los homicidios 45,8% en 2018 con respecto al año 2017

Finalmente, el Ministerio del Interior presentó los datos de 2018 sobre los delitos cometidos en el país; hubo 414 asesinatos

Tiempo de lectura: -'

25 de marzo de 2019 a las 19:44

El Ministerio del Interior presentó este lunes los datos sobre delitos cometidos en Uruguay en 2018, que marcaron un aumento de 53,8% en las rapiñas y uno de 45,8% en los homicidios respecto al registro del año 2017, según la presentación que realizó este el titular de la cartera, Eduardo Bonomi junto al director nacional de Policía, Mario Layera. 

Bonomi reconoció que con los primeros números de 2018 era "muy difícil" alcanzar una rebaja de 30% de los delitos y que, con las cifras cerradas, el objetivo se volvió "más difícil". "La oposición evalúa el trabajo sólo por los resultados, nosotros también vemos lo que se ha logrado evitar con lo que hemos hecho. Nos preguntamos, con la evolución del comportamiento de los delincuentes, si no se le deba mejores vehículos, armamento y tecnología a la Policía qué hubiera pasado", afirmó. 

El ministro rechazó abandonar la cartera para dedicarse a la campaña electoral y aseguró que seguirá trabajando para que las cifras disminuyan. 

 

En 2018 hubo 29.904 rapiñas, cifra que incluyó a las tentativas de rapiñas y que marcó un aumento de 53,8% respecto a 2017. De ese total, en el 69,7% de los casos se utilizaron armas de fuego y lo más frecuente fueron los ataques a los transeúntes (49,6%). 

El año pasado también hubo 414 homicidios, registro que supone un aumento de 45,8% respecto a 2017. De ese total, 223 ocurrieron en Montevideo y 191 en el interior. En el 46% de los casos fueron realizados con armas. El 51,4% de los homicidios fueron aclarados y el 86% de las víctimas fueron varones. De ese total de homicidios, 60% corresponden a casos de "conflicto criminal", 14% a violencia intrafamiliar, 11% a rapiñas, 11% a altercados espontáneos y problemas de convivencia, 3% no fueron determinados y el restante 1% corresponden a otros motivos. La tasa de homicidios aumentó a 11,8 cada 100 mil habitantes.  

Los hurtos, en tanto, fueron 145.161 casos y aumentaron 44,3% respecto a 2017. El 23,4% de los hurtos fueron de casas y 12,5% de vehículos.

En 2018 hubo 668 suicidios y 526 fallecidos por accidentes.

"Hace bastante tiempo que decimos que hubo un aumento y demoramos en la presentación por dos razones. Teníamos un desajuste en los datos de homicidios entre los números del Observatorio de Criminalidad y Violencia y la Policía", explicó en conferencia de prensa el ministro Bonomi. Además, señaló que, a diferencia de lo que sucede en otros países, las autoridades ajustan los números una vez que se produce la muerte de un herido en un delito. "Cuando hay heridos y más adelante se produce una muerte ajustamos los números que hemos dado e incorporamos el dato de la muerte", apuntó. 

El "efecto noviembre"

Por su parte, Layera explicó que el "punto de inflexión" en el aumento de los delitos se dio a partir de noviembre de 2017. "Este estudio eventual de las rapiñas identifica específicamente el momento en el que se comienza a sobrepasar la línea promedio que teníamos de rapiña. Precisamente, a partir de noviembre de 2017", afirmó. Los homicidios tuvieron la misma tendencia que las rapiñas alrededor de esa fecha. 

"El incremento mayor en cuanto a homicidios se traduce como motivo del conflicto criminal. Esos son los índices que llevan a que se incremente radicalmente a la baja que traíamos en los dos últimos años, 2016 y 2017, en 2018 a superar y ser cifra récord en homicidios", explicó el director nacional de Policía. 

Asimismo, señaló que no se utilizó el concepto de ajuste de cuentas, sino que se optó por el de "conflicto criminal", ya que la "motivación que existe detrás de cada uno de ellos puede ser más allá del ajuste de cuentas". El conflicto criminal abarca 60% de los casos de homicidio. 

Las medidas a tomar

Layera también explicó que, cuando el ministerio observó esta tendencia, se decidió adoptar "medidas" dentro de los límites presupuestarios del último año de administración para llevar adelante acciones que permitan contener y descender la tendencia de la "violencia criminal". 

De esta manera, enumeró una serie de medidas que llevará adelante la cartera, como modificaciones en el ingreso de efectivos (que puedan entrar más sin afectar el proceso de selección), modificar el nuevo Código del Proceso Penal (CPP) para "limitar la libertad de reincidentes y reiterantes", incrementar efectivos de la Guardia Republicana y crear una estructura "altamente especializada para coordinar las acciones de investigación a nivel nacional". 

También se aumentará la movilidad del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), continuarán los Operativos Mirador, aumentará el control sobre las motos, así como los vehículos, se incrementará el apoyo aéreo en operaciones terrestres y la inteligencia contra grupos que operan contra el transporte de valores. "Estas medidas van a reflejarse como tendencia en el próximo semestre aunque ya podemos decir que sus efectos empiezan a vislumbrase", añadió Layera. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...