Nacional > coronavirus

Científicos confían en rastreo y tests para control de futuros brotes y rechazan marcha atrás

Los referentes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) pusieron el foco en los cuidados de los ciudadanos y subrayaron el "deber cívico" de usar tapabocas

Tiempo de lectura: -'

24 de julio de 2020 a las 05:03

Cuando se trata de la emergencia sanitaria, el profesor Fernando Paganini prefiere no hablar de números puntuales sino centrarse en las tendencias. Y a pesar del incremento de los casos de covid-19 en la última semana, la tendencia en Uruguay a criterio de los expertos científicos que asesoran al gobierno indica que no es necesario dar marcha atrás en la apertura de actividades, pero sí lo es incrementar las medidas sanitarias para prevenir el contagio. 

"Mientras podamos seguir todos los contactos y ver si son positivos o no, tenemos un nivel de seguridad de que los números que estamos viendo son completos. (...) Si un día no damos abasto con los tests, ahí es cuando probablemente tengamos que pensar si no habría que tomar una medida más de retroceso", dijo Paganini este jueves cuando la prensa le consultó sobre la posibilidad de clausurar algunas actividades que reabrieron.

Los referentes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) dieron una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva para informar sobre el avance de la pandemia en Uruguay. Fue la segunda presentación de ese tipo desde que se conformó el equipo que también lideran los doctores Rafael Radi y Henry Cohen, quienes desde el 16 de abril coordinan el trabajo de 55 científicos para contener y erradicar la emergencia sanitaria.

Ante los medios, los expertos negaron que de momento sea recomendable una marcha atrás en las actividades, presentaron datos sobre la situación de la pandemia en Uruguay que calificaron como de "relativo control", y señalaron que el desafío está en evitar pasar a una fase de contagio comunitario.

La presentación tuvo lugar días después del surgimiento del sexto brote de la enfermedad en Uruguay, registrado a partir de casos en la mutualista Médica Uruguaya. Ese mismo foco fue el que llevó a la cúpula del gobierno a reforzar los mensajes de prevención hacia la población, reforzados antes de la intervención de este jueves de los científicos por una conferencia de prensa que el presidente Luis Lacalle Pou dio el martes.

Por el brote en la Médica Uruguaya ya hay más de 80 personas contagiadas, en un foco que trasladó la atención a evitar la propagación del virus en instituciones de salud. Además de infectados en Médica Uruguaya, también hubo siete casos confirmados en el Casmu, y uno en el Hospital Evangélico, en el Círculo Católico, en el Instituto Nacional de Cáncer, así como un primer positivo en el Hospital Pereira Rossell. Otro de los casos nuevos se detectó en el frigorífico Carrasco, que fue cerrado preventivamente. Este miércoles también se detectó un infectado entre los funcionarios de tres centros de hemodiálisis de Montevideo. En tanto, fuera de la capital en las últimas horas se detectaron casos en el hospital de Paysandú, Bella Unión y una policlínica de Canelones.

Pese al incremento de los contagios a partir del último brote, Radi señaló este jueves que en la medida que la actividad de rastreo de los contactos de nuevos casos esté controlada, "la situación va a permanecer incambiada". En ese sentido, el científico anticipó que "seguramente haya nuevos brotes", pero insistió en la capacidad de rastreo y testeo como un elemento que juega a favor de la contención sanitaria.  

"Podrá haber días sin casos, como pasó, pero no será la norma. Seguramente haya nuevos brotes. El foco de nuestra preocupación es no pasar a la transmisión comunitaria masiva, que se pierde el control y la posibilidad de rastreo", dijo.

Inicialmente, la principal preocupación de los científicos era que el sistema de salud no estuviera preparado, lo que obligaría a dar marcha atrás, pero este escenario por ahora está "muy lejos". Por lo tanto, los principios para controlar la emergencia sanitaria seguirán siendo “progresividad, regulación, monitoreo y base en evidencia”.

En grandes líneas hubo dos "comportamientos arquetipos" de la pandemia en el mundo. Paganini explicó que en Uruguay se logró la supresión temporaria de la enfermedad, a diferencia de la mayoría de los países, donde hubo muchos casos y muy diseminado. Según Radi, el país sigue estando "en una zona fría, de las más frías del mundo" en cuanto a la prevalencia de covid-19 en la población: hay 0,4 casos cada 100.000 habitantes, mientras que en países como Brasil hay 18 contagios cada 100.000 personas.

La fase que Uruguay está transitando “se caracteriza por la aparición de brotes”, en un escenario de retorno gradual en la actividad, aumento de la movilidad y apertura progresiva de fronteras. Es esperable que este escenario se mantenga durante unos meses, por lo que es importante no entrar a la fase de circulación comunitaria del virus. El desafío principal de estos dos modelos es que hay poco margen entre uno y otro, por lo que es necesario no bajar la guardia en las medidas de distanciamiento social y prevención, dijeron los científicos. 

Los dos metros de distancia siguen siendo la medida más eficaz para prevenir el contagio. Sin embargo, los integrantes del GACH recordaron que el tapabocas es igual de importante en tiempos de pandemia, particularmente en circunstancias en que no es posible mantenerse alejado, como en el transporte público. Cohen dijo que su uso “es un deber cívico, un pequeño sacrificio que lleva a una solución muy efectiva”. 

Anuncios

En los próximos días se incorporarán dos herramientas científicas para controlar y monitorear "de forma más intensa" el transcurso de la pandemia: el secuenciado genómico de los nuevos brotes y los tests serológicos elaborados por investigadores uruguayos, que fueron validados por el Ministerio de Salud Pública. 

Los tests serológicos permiten evaluar la respuesta inmunitaria de una persona recuperada de covid-19 y cuántas personas transcurrieron la enfermedad sin síntomas. 

Según explicó Radi, el secuenciado genómico ya se viene haciendo pero se implementará “de forma mucho más consistente” a la vigilancia epidemiológica, “acoplando secuencias genómicas de pacientes determinados con los brotes”. A medida que vayan surgiendo nuevos brotes y la secuenciación se pueda hacer casi en tiempo real, se podrá determinar cuáles son los nexos epidemiológicos, no solo desde la epidemiología convencional sino también desde la epidemiología molecular, dijo. 

De momento en Uruguay hubo 48 brotes comunitarios (37 de ellos intrafamiliares) y seis focos originados en un salón de fiestas, un residencial de ancianos, el Hospital Vilardebó, Rivera, Treinta y Tres y la Médica Uruguaya, en Montevideo. De todas los casos registrados, aproximadamente 18% correspondían a trabajadores de la salud. 

Ante una consulta sobre el paralelismo con un partido de fútbol en la ciudad boliviana de La Paz realizada meses atrás, Radi contestó: "En mi consideración, seguimos 0 a 0 aunque estamos sufriendo algunos embates del adversario. Esperamos resistir. Tenemos buena defensa y buen golero".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...