Mundo > Acusaciones y estereotipos

Cinco preguntas clave sobre China, el coronavirus y las enfermedades infecciosas

Aunque el gobierno chino ha fortalecido sus capacidades de detección de enfermedades, su tendencia a restar importancia o encubrir brotes masivos podría tener relación con su gravedad y alcance.  

Tiempo de lectura: -'

15 de febrero de 2020 a las 05:02

Rick Gladstone

El SRAS. La gripe aviar. Y ahora un nuevo coronavirus.

Al parecer muchas epidemias provienen de China, lo que provoca que algunos señalen con dedos acusadores. En una ocasión, el zar del comercio del presidente Donald Trump, Peter Navarro, fue demasiado lejos al describir al país como una “incubadora de enfermedades”, y eso sucedió antes del brote más reciente. 

No obstante, dichas percepciones son obsoletas. 

Aunque los orígenes de algunas de las epidemias más graves han sido rastreados hasta China, otros brotes asociados con este país podrían haber comenzado en otro lugar. 

Los antiguos estereotipos también han contribuido a generar imágenes infundadas de China como una fuente de contagio, siendo que el país ha progresado más que muchos otros en la erradicación de los flagelos que pueden crecer en regiones en desarrollo. 

Aun así, la historia reciente de China respecto a lo que se conoce como infecciones zoonóticas (virus, bacterias y parásitos que se propagan entre animales y humanos) ha generado dudas acerca de las prácticas de salud pública en el país más poblado del mundo. 

Aunque el gobierno chino ha fortalecido sus capacidades de detección de enfermedades y monitoreo, su tendencia a restar importancia o incluso encubrir brotes masivos podría tener cierta relación con su gravedad y alcance. 

Jennifer Huang Bouey, epidemióloga e investigadora senior de políticas en Rand Corp., un organismo de investigación, afirmó que China se ha convertido en líder en el estudio de enfermedades contagiosas. Por ejemplo, las vacunas contra la influenza que se aplican en Estados Unidos con frecuencia tienen su origen en investigaciones hechas en China.

Al mismo tiempo, comentó Bouey, China sigue siendo una especie de laboratorio. “Hay una cantidad bastante considerable de epidemias que se originan en China o pasan por ahí”, dijo.

1 ¿Qué epidemias han tenido origen en China?

Dos de las devastadoras pandemias de gripe del siglo XX (la gripe asiática de 1957 y la de Hong Kong de 1968) se originaron en China y dejaron un rastro de aproximadamente tres millones de muertos en todo el mundo.

El origen de la epidemia del 2003 del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) que mató a 774 personas, casi todas ellas de China continental, fue encontrado en la civeta de las palmeras, que se vende como carne exótica en los mercados de comida chinos del sur.

Se cree que el virus que provocó en 1997 un brote mortal de gripe aviar que afectó fatalmente al menos a 18 personas en Hong Kong se originó entre las aves de corral que se criaban al sur de China continental.

El año pasado, casi la mitad del ganado porcino de China fue arrasada por el virus que ocasiona la fiebre o peste porcina africana, una enfermedad incurable. Aunque el virus no enferma a los humanos y no se originó en China, los críticos aseguran que las políticas gubernamentales chinas y la mala gestión tal vez contribuyeron involuntariamente a que la epidemia se propagara con rapidez a toda la población porcina del país (la más grande del mundo) y por toda Asia.

Hasta ayer, el nuevo coronavirus, cuyo origen fue rastreado hasta un mercado de animales vivos en la ciudad de Wuhan en el centro de China, mató al menos a 1.380 personas e infectado a unas 64 mil en esa nación. Fuera de China continental, provocó tres muertes y más de 500 contagios. 

El coronavirus, llamado así debido a que bajo el microscopio se aprecia su halo con picos, probablemente se originó en los murciélagos.

2 ¿Por qué China podría estar en un riesgo especial de infecciones zoonóticas?

Muchos epidemiólogos señalan algunos hechos fundamentales acerca de China: su población de 1.400 millones de habitantes, la cercanía entre habitantes urbanos y rurales, además de los mataderos y los mercados urbanos donde se mata y se destaza a los animales al momento de la compra. Catorce de las cincuenta zonas más pobladas del mundo se encuentran en China.

“La economía china, junto con su población, ha crecido tanto que está sucediendo que una mayor cantidad de personas entra en contacto cercano con grandes cantidades de animales en un espacio reducido”, comentó Sean Beckmann, ecologista de enfermedades y profesor de biología en la Universidad Stetson en DeLand, Florida. 

Beckmann describió a China como “la tormenta perfecta” para el desarrollo de enfermedades zoonóticas. “Les da muchas oportunidades a estos virus para cruzar el límite entre las especies”, señaló.

3 ¿China es la única fuente de infecciones zoonóticas?

No. Por ejemplo, el virus del ébola, que ha devastado partes de África Central y Occidental, le debe su nombre al río Ébola, que se ubica en lo que hoy es la República Democrática del Congo, donde se descubrió el virus. Se cree que fue transmitido por los murciélagos de la fruta.

El virus de Marburgo, que ocasiona una fiebre hemorrágica similar a la del ébola, también tuvo sus orígenes en un virus que se encuentra en los murciélagos de la fruta africanos. 

Una pandemia de influenza ocurrida en 2009, que causó la muerte de 17 mil personas, tuvo su origen en una granja porcina en la zona central de México. 

El síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS, por su sigla en inglés) ha sido rastreado hasta los camellos y murciélagos en Arabia Saudita. Es similar al SRAS y ha causado la muerte de al menos 858 personas y enfermado a casi 25 mil en 27 países desde su primer reporte en 2012.

4 ¿China ha sido señalada injustamente?

Los funcionarios chinos afirman que sí, y denuncian lo que describen como una exageración de Estados Unidos y otros países de la epidemia del coronavirus. Esos países han impuesto prohibiciones de viaje virtuales a China y han evacuado a sus ciudadanos.

El gobierno chino también ha denunciado hostilidad en contra de ciudadanos chinos que se relaciona con la epidemia. 

“No quiero ver que eso suceda”, dijo Huang Ping, cónsul general de China en Nueva York, en una conferencia de prensa la semana pasada. “El enemigo es el virus, no las personas chinas”, afirmó.

5 ¿Por qué el gobierno chino se ha inclinado a minimizar o incluso encubrir los brotes?

El mayor temor del Partido Comunista de China es la especie de caos que ha desestabilizado a China históricamente. Los funcionarios del partido suelen dar prioridad a la estabilidad, aun si eso implica suprimir información importante que, según los críticos, el público necesita conocer.

El ejemplo más reciente de esto es el de Li Wenliang, un médico de Wuhan que fue reprendido por haber lanzado advertencias al inicio del brote acerca de lo que consideró casos similares al SRAS y que falleció la semana pasada a causa de la infección. Además, hasta hace muy poco, el gobierno también rechazó varias ofertas de expertos internacionales en enfermedades de enviar equipos a China para ayudar a combatir el brote.

“Queremos tener médicos empoderados y valientes”, dijo Amesh Adalja, un académico senior de la Universidad Johns Hopkins. “Se trata de recompensar a este tipo de personas. En su esfuerzo por evitar el caos y silenciar a médicos sagaces, yo diría que el gobierno tomó una decisión con poca visión del futuro y esto tuvo un efecto dominó”.

Algunas personas expresan escepticismo respecto a que las autoridades centrales en Pekín vayan a modificar su conducta. 

Yanzhong Huang, un miembro senior para la salud global de la organización Council on Foreign Relations, afirmó que la tendencia oficial de controlar y eliminar información sigue teniendo fuerza. 

“Este es un patrón”, dijo, “que fundamentalmente, en esencia, es el mismo: encubrir, no actuar, para que luego el gobierno central haga su aparición y tome medidas draconianas. Es como una tragedia griega”.  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...