Nacional > EMERGENCIA SANITARIA

Cómo funciona la aplicación CoronavirusUY, que pone en práctica la telemedicina

Primero se podrán hacer estudios en el automac el personal de salud y luego lo hará el resto de la población

Tiempo de lectura: -'

01 de abril de 2020 a las 05:00

¿Tiene tos? ¿Fiebre mayor o igual a 38°C? ¿Siente dificultad al respirar? ¿Síntomas de resfrío? ¿Dolor de garganta? Todas esas preguntas le hace a los usuarios la aplicación Coronavirus UY, desarrollada por el gobierno y las empresas de software nucleadas en la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) con el objetivo de dar atención sanitaria a la mayor cantidad de pacientes de covid-19. 

La aplicación, lanzada en los últimos días, se enmarca en el paradigma de la telemedicina, un concepto que lleva varios años debatiéndose y que ahora frente a la emergencia sanitaria logró la aprobación del Parlamento. La telemedicina puede abarcar a dos médicos discutiendo el tratamiento de un paciente por teléfono hasta un cirujano dando instrucciones para operar a una persona a miles de kilómetros de distancia. 

Según Blauco Rodríguez, presidente del Colegio Médico del Uruguay, la telemedicina es el "intercambio de información médica de un lugar a otro, usando las vías de comunicación electrónica". El médico consideró en una publicación del Colegio Médico, preparada para explicar estos conceptos, que la telemedicina permitirá "una lucha clara, concreta y exitosa contra el coronavirus". 

Coronavirus UY, la aplicación que lanzó el gobierno y la CUTI, tuvo desde su primera versión un componente vinculado a la telemedicina, aunque se amplió este martes, cuando quedó disponible para su descarga una actualización. 

La primera versión, que fue descargada por 200 mil personas, fue dirigida a toda la población que tuviera dudas acerca del coronavirus. La segunda, sin embargo, está destinada a todo aquel que presente síntomas vinculados a la enfermedad, así como aquellos que hayan estado en contacto con un caso confirmado o en lugares considerados "de riesgo". 

Al descargar la aplicación, la persona se encuentra cuatro opciones para seleccionar, según su situación. La primera ofrece la posibilidad de recibir información general acerca del virus, mientras que las otras tres están destinadas a personas que viajaron a algunos de los países de riesgo, tuvieron contacto con casos confirmados o tienen síntomas de la enfermedad. 

Para estos últimos tres casos, en los que se despliega un cuestionario elaborado por el departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, la persona debe ingresar algunos datos personales básicos como su nombre completo, cédula de identidad, fecha de nacimiento, teléfono de contacto, dirección y prestador médico al cual se está afiliado. Todo esto bajo la advertencia de que la información está al amparo de la ley de Protección de Datos Personales. 

Una vez que la persona completa el formulario, la información es enviada al prestador de salud público o privado al cual pertenece. Si bien en la primera versión lo único que estaba disponible era el envío del formulario, con la actualización lanzada este lunes también habrá un "monitoreo" que los médicos podrán hacer desde la aplicación. 

El CEO de Genexus, Nicolás Jodal, que ofició de nexo entre la CUTI y el gobierno, explicó a El Observador que el público objetivo de esta segunda versión es todo aquel que está "bajo algún tratamiento o monitoreo" por parte de los médicos. "Supongamos que una persona manda el cuestionario. Tiene 38°C de fiebre, viajó a España y fue al casamiento. Entonces, el médico lo contacta y le indica que hay que hacer un seguimiento, así como un test. Ahí aparece alguien que deber ser monitoreado", ejemplificó el ingeniero. 

Según sus cálculos, hay unas 1.500 personas bajo monitoreo médico que podrán tener su seguimiento mediante la aplicación. Con la nueva versión, además de conectar a un usuario con un médico de su prestador, las personas que lo requieran también podrán recibir una videollamada o la indicación de un estudio diagnóstico. 

Es en ese último punto que también entrará en juego la posibilidad de coordinar a través de la aplicación la realización de un test tipo "automac". El gobierno ya validó el método de toma de muestras para detectar coronavirus desde el auto. El sistema consiste en un contenedor refrigerado, atendido por personal entrenado para tomar muestras, que en este caso se harán a través de la ventanilla de un auto. 

Si bien el método está listo, todavía no fue puesto en marcha y en una primera versión solo se habilitará al personal de salud, que no necesitará agendar día y hora para hacerse el estudio. Para el resto de la población, sin embargo, se deberá agendar previamente a través de la aplicación Coronavirus UY, siempre que se cuente con una indicación del médico en ese sentido. 

¿Cuándo estará lista esta posibilidad? Jodal señaló que depende del aumento de la capacidad de los laboratorios, que están trabajando para adecuar sus recursos y poder analizar más muestras por día. Si bien esa cifra aumentó notoriamente en comparación con los análisis que se podían hacer en los primeros días de circulación del virus, todavía no es aconsejable habilitar un testeo masivo desde los autos, ya que eso podría desequilibrar la capacidad de procesamiento de los estudios.

"El autoservicio está asociado a los laboratorios, al crecimiento de laboratorios que puedan hacer test. Si hacés los mismos tests que ahora no es necesario el autoservicio, porque ya se están haciendo", explicó Jodal. Y agregó que el autoservicio va a aumentar la demanda de testeos. 

Ley de telemedicina

El Parlamento aprobó la semana pasada un proyecto de ley que da un marco normativo a la telemedicina. El texto había sido presentado por el diputado nacionalista Martín Lema en la pasada legislatura (2015-2020) y había sido incorporado en el proyecto de ley de urgente consideración del gobierno, pero cobró especial relevancia en las últimas semanas, luego de la llegada del coronavirus a Uruguay. 

Con la aprobación de la ley, el gobierno deberá establecer un protocolo para que todos los prestadores de salud públicos y privados tengan la posibilidad de ejercer la telemedicina. 

En el escenario actual, esta herramienta permitirá evitar al máximo las aglomeraciones en los centros de salud, además de asistir a las personas más alejadas de los centros poblados. 

Si bien en Uruguay es una práctica que se utiliza, no hay un criterio único o protocolo que diga cómo se tiene que desarrollar. El proyecto aprobado propone “establecer los lineamientos generales para la implementación y desarrollo de la telemedicina como prestación de los servicios de salud”. En esta línea, pretende que con el "consentimiento expreso de cada paciente por cada acto médico a realizarse", todas las instituciones de salud ofrezcan a los pacientes el servicio.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...