Mundo > Crisis

Convulsión en Venezuela por turbia elección de presidente del Parlamento

Al aliado del chavismo se lo proclamó sin dejar que la oposición entrara a la Asamblea Nacional; denuncian “golpe de Estado parlamentario” y hay repudio de países de la región

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2020 a las 05:00

Un diputado opositor disidente, Luis Parra, se proclamó el domingo como presidente del Parlamento de Venezuela con apoyo del chavismo y sin la presencia del líder opositor Juan Guaidó, a quien se le impidió entrar al recinto. La oposición venezolana denunció el hecho como “un golpe de Estado parlamentario” y países de la región repudiaron con dureza lo ocurrido. Hasta última hora de ayer el gobierno uruguayo no se había expedido al respecto.

Imágenes de Parra juramentándose con un megáfono en la tribuna presidencial de la cámara fueron transmitidas por la televisora estatal VTV entre discusiones a gritos que hacían inaudible el discurso. 

Parra es un legislador acusado de actos de corrupción en connivencia con el chavismo. Tanto que fue expulsado de su partido Primero Justicia aunque se quedó con la banca.

Guaidó y varios diputados de la mayoría opositora legislativa no pudieron ingresar al Palacio Legislativo debido a piquetes policiales y militares, en más de cuatro horas de forcejeos. Sí entraron diputados del chavismo y legisladores críticos del líder opositor, quien desde la jefatura del Parlamento se había proclamado presidente encargado de Venezuela con respaldo de medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos.

La cuenta de Twitter de la Asamblea Nacional denunció que la proclamación de Parra fue realizada “sin votos y sin quórum”, mientras que la oficina de comunicaciones de Guaidó tildó la acción de “golpe de Estado parlamentario”. El diputado chavista Pedro Carreño dijo que la sesión fue iniciada a pesar de la ausencia de Guaidó con la presencia de 150 diputados y que Parra habría recibido 84 votos.

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones desde ese momento y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó, además, ha denunciado sobornos a congresistas para ponerlos en su contra.

“Por si hay dudas de que Venezuela está en dictadura: funcionarios militares tratan de impedir que los Diputados cumplan con su deber de defender a los venezolanos, al pueblo al que ellos también juraron proteger. Contra esto estamos luchando y lo vamos a vencer juntos. Hoy, quien ayude a impedir la instalación legítima del Parlamento venezolano se convierte en cómplice de la dictadura y cómplice de quienes están oprimiendo al pueblo de Venezuela. ¡Quedarán expuestos ante sus familiares, el país y el mundo!”, escribió Guaidó en Twitter.  El Parlamento, único poder controlado por la oposición, elegía este domingo presidente para 2020, un cargo en el que Guaidó se había declarado seguro de ser ratificado para seguir su “lucha” contra el gobierno de Nicolás Maduro. Guaidó, de 36 años, intenta reimpulsar su liderazgo con la reelección como jefe de la unicameral Asamblea Nacional, cargo desde el cual reclamó el 23 de enero del año pasado la presidencia encargada de Venezuela, reconocida por medio centenar de países.

Maduro, acusado por Guaidó de “usurpar” la jefatura del Estado y ser responsable de la crisis económica y social que atraviesa el país, mantiene en efecto el control del país, con el apoyo de las fuerzas armadas, Rusia, China y Cuba. La sesión estaba prevista para la hora 11 local, pero piquetes policiales y militares en un operativo de seguridad bloqueaban las calles hacia el Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, mientras Guaidó y otros diputados opositores denunciaron que les ha sido negada la entrada. “¿Qué operativo? ¿Quién lo ordenó? (...) Es la directiva de la Asamblea Nacional la que decide la custodia”, expresó Guaidó dirigiéndose a un agente que bloqueaba el acceso. 

Guaidó instaló una sesión legislativa con diputados opositores en la sede de El Nacional, medio de comunicación crítico del gobierno de Maduro, en el cual fue reelecto como presidente del Parlamento de Venezuela en forma simbólica.

Reconocimiento de Maduro

Maduro reconoció este domingo como nuevo jefe del Parlamento a Parra. “La Asamblea Nacional ha tomado una decisión y hay una nueva junta directiva (...). Venía sonando que el diputado Juan Guaidó iba a ser sacado de la Asamblea Nacional con los votos de la propia oposición”, dijo Maduro en un acto transmitido por la televisora estatal VTV tras la juramentación de Parra.

 El presidente de Venezuela dijo, además, que el despliegue militar visto ha sido el mismo desde hace cinco años. Hizo referencia a que Guaidó solicitó hace más de una semana que el gobierno garantizara la seguridad de la instalación de la Asamblea porque tenían informaciones de que ingresarían desconocidos. “Guaidó no quiso entrar porque no tenía los votos” para su reelección en la jefatura del parlamento por un año más, señaló.

Apoyo internacional

Un alto funcionario estadounidense rechazó las “acciones desesperadas” de las fuerzas de seguridad de Venezuela para evitar que Guaidó entrara a la sede del Parlamento, donde aspiraba a ser elegido para un segundo periodo como jefe legislativo. 

“Acciones desesperadas del régimen de Maduro de evitar ilegalmente y a la fuerza que @JGuaido y la mayoría de diputados de la @AsambleaVE ingresaran al edificio, hacen que el ‘voto’ de esta mañana, carezca de quórum y no cumpla los estándares constitucionales mínimos, es una farsa”, tuiteó el subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, principal diplomático estadounidense para América Latina.

El nuevo gobierno argentino encabezado por Alberto Fernández también condenó lo ocurrido y calificó de “inadmisibles” los incidentes en el parlamento venezolano. Para la cancillería del país vecino “resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho”, según señalaron en un comunicado. 

En tanto, Brasil acusó a Maduro de impedir “a la fuerza la votación legítima” en la que Guaidó buscaba su reelección como jefe del Parlamento y advirtió que desconocerá el resultado de esa “afrenta a la democracia”.  “En Caracas hoy, Maduro intenta impedir, a la fuerza, la votación legítima en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó a la presidencia de la AN y del gobierno interino, crucial para la redemocratización del país”, expresó el canciller brasileño Ernesto Araújo en su cuenta de Twitter.

“Brasil no reconocerá ningún resultado de esa violencia y afrenta a la democracia”, agregó. 

 El gobierno de Colombia también rechazó el proceso que tildó de “fraudulento” y falto de garantías.

(Agencias)
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...