Polideportivo > MUNDIAL DE RUSIA

El clásico del beach handball masculino: ganarle a Argentina

Los varones se recuperaron y lograron avanzar a la segunda fase

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2018 a las 19:42

La selección uruguaya masculina de beach handball masculina derrotó 2-1 a Argentina con parciales de 16-19, 15-5 y 8-6 por shoot-out y así logró su clasificación a la segunda fase del Mundial de Rusia 2018 que se disputan en la ciudad de Kazán.

Los varones, que dirige Gastón Balleto, mantuvieron así su tradicional superioridad sobre el equipo argentino con el cual siempre salen partidazos parejos pero generalmente triunfos celestes. De hecho, Uruguay tiene amplia mayoría de medallas de plata en los torneos Panamericanos detrás de Brasil y delante de los argentinos.

Andrés Miranda, como en la primera jornada inaugural con derrotas apretadas ante Croacia e Irán, volvió a ser el goleador del equipo con 10 puntos. Maximiliano Santiago, exjugador de beach volley, aportó 9, Juan Porro 8, Santiago Rodríguez 6 y Matías Oholeguy 2.

Uruguay jugará en la segunda fase contra España, Croacia, Hungría, Irán y Vietnam. Para la otra llave se clasificaron Suecia, Catar, Rusia, Dinamarca, Omán y Brasil. Los ganadores de cada llave jugarán la final y los segundos el tercer puesto.

El femenino, tras una jornada inaugural con derrota ante China Taipéi y triunfo ante Francia, perdió 2-0 contra Polonia 2-0 con parciales apretados de 15-13 y 16-14.

La goleadora del partido fue la cinco veces mundialista Natasha Lachaise con 8 tantos seguida de Sofía Giani con 6, Florencia Lachaise y Pilar Dibarboure con 4, Valentina García con 3 y Victoria Ramos con 2.

Camila Palomeque, Uruguay beach handball
La golera Camila Palomeque
La golera Camila Palomeque

Las celestes, de Gonzalo Peluffo, también avanzaron a la segunda ronda y no es de extrañar: Uruguay es una potencia bastante competitiva en este deporte y a nivel mundial.


En el hexagonal de la segunda fase, las uruguayas se medirán con España, Polonia, Grecia, China Taipéi y Paraguay.

Comentarios