Economía y Empresas > Impacto coronavirus

El consumo de nafta se desploma 50% y parar la refinería de La Teja ya es una opción a futuro

El ente informó sobre las compras de crudo en 2020 con precios bastante por encima de lo que hoy está pautando el mercado 

Tiempo de lectura: -'

07 de abril de 2020 a las 17:26

Aunque la refinería de Ancap de La Teja está funcionando con un 85% de su capacidad nominal y sin personal afectado por casos de coronavirus, la paralización de la actividad industrial es una alternativa que ya está sobre la mesa para los próximos meses, revelaron fuentes del ente petrolero a El Observador.

Esto porque el consumo de naftas se desplomó un 50% más de lo previsto producto de las medidas sanitarias que ha recomendado e implementado el gobierno para prevenir el avance del coronavirus en el país, hecho que ha provocado un notorio freno en la circulación de vehículos particulares en las últimas semanas en todo el país así como el transporte colectivo. 

En el caso del gasoil, la demanda cayó en un porcentaje menor (20%), en momentos donde algunos sectores como la agricultura está demandando un mayor volumen por el arranque de la cosecha de soja. 

Las fuentes explicaron que ese desbalance en los niveles de demanda provoca un sobrante de gasolinas. "Quizás en unos meses sea necesario parar de producir. Hay inventarios de respaldo y se importará gasoil en caso que sea necesario para asegurar el abastecimiento", reveló la fuente. 

En una entrevista con El Observador que se publicó el pasado sábado el presidente de Ancap, Alejandro Stipancic, había declarado que no era "esperable esperar un desabastecimiento en las próximas semanas", con un stock para las naftas de más de 20 días y de gasoil por otros 110 días. 

Compras de crudo

El ente petrolero informó en su cuenta de Twitter sobre las compras de crudo que realizó en lo que va de este año. En total, Ancap adquirió 3,8 millones de barriles a un precio promedio de $ 2.525 por barril. Los precios de los cincos embarques que adquirió entre enero y el pasado 18 de marzo oscilaron entre los US$ 70 y US$ 57 por barril. Precisamente, el último embarque fue el que arribó con el menor precio, que dista bastante de los valores de menos de US$ 30 que llegó a cotizar el barril Brent en los últimos días. 

"Los embarques de crudo se planifican en función de la demanda prevista y la proyección de precios a futuro, y se contratan con semanas de anticipación, sin que se conozca con certeza el precio de cierre de la operación", explicó Ancap. 

El Poder Ejecutivo optó por postergar el ajuste de tarifas de los combustibles a la espera de qué pasaba a futuro con la cotización del petróleo en los mercados internacionales. Además, se explicó en su momento que gran parte de las compras para el primer semestre ya fueron cerradas con anticipación a valores superiores a lo que cotiza hoy el mercado global, un valor que es una referencia pero no indica que necesariamente se puedan atar negocios de importación a esos niveles porque juegan otras condiciones como los plazos de entrega. 

Ancap ya tiene el 60% de las necesidades de crudo para el segundo semestre ya cubiertas, un porcentaje que podría ser superior si la demanda de combustibles sigue retraída como consecuencia del coronavirus en los próximos meses. 

Cierre en baja este martes

El petróleo se desplomó este martes en los mercados internacionales  por el aumento de la oferta de crudo y la débil demanda debido a la pandemia de coronavirus, mientras los inversores se mostraron cautos frente a la probabilidad de que los productores más grandes del mundo acuerden rápidamente recortes de producción.

Los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdieron US$ 2,45 o un 9,4%, a US$ 23,63  por barril, luego de acelerar sus pérdidas al final de la sesión. Los futuros del crudo Brent -de referencia para Ancap- cerraron en US$ 31,87 por barril, una baja de 3,6%.

La caída se aceleró antes de los informes semanales de inventario en EEUU que los analistas esperan que muestren una acumulación de 9,3 millones de barriles de petróleo y un aumento de los productos refinados almacenados.

"No puedo pensar en ningún escenario en el que pueda haber una situación alcista", dijo Bob Yawger, director de futuros de energía en Mizuho. "Será una acumulación gigantesca de petróleo; una acumulación gigantesca de gasolina".

Los principales proveedores mundiales de crudo, incluidos Arabia Saudita y Rusia, planean reunirse el jueves para discutir un recorte en la producción de crudo, pero varios ministros de energía han dicho que lo harán solo si Estados Unidos también reduce su bombeo, dijeron fuentes a Reuters.

 "El mercado indica que quiere tener más certeza sobre si los rusos y los saudíes llegarán a un acuerdo para limitar el suministro", dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

Cualquier acuerdo final sobre cuánto reducirá la producción la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, dependerá de los volúmenes que productores como Estados Unidos, Canadá y Brasil estén dispuestos a reducir, dijo una fuente de la OPEP el martes OPEP.

El Observador y Reuters

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...