Estilo de vida > LUGARES

El despegue de Oslo como ciudad turística

La capital de Noruega está dejando de ser la hija discreta de Escandinavia para convertirse en un polo de turismo, gastronomía y arte

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2018 a las 05:00

Reconforta explorar Oslo, la capital de Noruega. Es una de las ciudades con mayor crecimiento de Europa de la última década, lo que se refleja en su constante renovación, nuevos barrios y una gran cultura del emprendimiento. Hoy se ven los resultados de sus políticas de direccionar el atractivo de la ciudad hacia la industria gastronómica, turística y del arte. Y si bien hay una gran apuesta por los grandes proyectos arquitectónicos, su diseño urbano ofrece una gran cercanía con las áreas verdes. Su compromiso por el ambiente explica que el próximo año lleve el sello de la Capital Verde de Europa, un reconocimiento a su preocupación por preservar los espacios naturales y reducir la contaminación del medioambiente.

Ciudad de a pie

Oslo es una preciosa ciudad para caminarla. La mejor época para hacerlo es de mayo a setiembre, con temperaturas agradables y muchas horas de luz entre mayo y julio. Posee un excelente sistema de transporte unificado (se puede usar el mismo tique) para ómnibus, tranvía, metro, tren y ferri. Los turistas deben tener en cuenta el Oslo Pass, con el que se obtiene el transporte público libre, entradas a museos y otros beneficios.

Pero más allá de las opciones de transporte disponibles, una recomendación es realizar un "walking tour" (muy sencillos de contratar vía web) por la ciudad. En tres horas se puede tener una idea general de ella y queda tiempo para recorrer otros lugares menos tradicionales.

Oslo 2

undefined


La arteria principal es Karl Johans Gate, una calle cuya pulcritud, orden y encanto asombra a los visitantes de todo el mundo. Sobre ella se marca el recorrido en el que se verán varios de los principales atractivos turísticos e históricos a conocer en Oslo. Comienza en la estación Central y culmina en el palacio real. En medio, la avenida se transforma en una vía peatonal donde están instaladas las tiendas famosas de toda Europa. Allí también se encuentra la catedral de Oslo, el parlamento noruego, la Universidad de Oslo y el teatro Nacional.

En las cercanías también está la Opera House, el ayuntamiento y la National Gallery. Esta calle y la zona en general son para disfrutarlas con tranquilidad a fin de apreciar sus edificios históricos y pintorescos rincones.

Uno de los tesoros históricos preferidos es la fortaleza de Akershus, construida en la época medieval como castillo real. Se trata de enorme complejo de piedra de siete siglos que ha sobrevivido varios asedios a lo largo de su historia. Hoy funciona como museo, archivo, biblioteca, y con sus bellos jardines y entorno es el lugar ideal donde presenciar conciertos y shows en vivo. Junto a la estación Central, uno de los edificios orgullo de los noruegos es la Ópera, enorme, hermoso y nuevo –2008–, que alberga la ópera y el ballet. Vale la pena hacer una visita guiada por el edificio y contemplar desde ahí unas maravillosas vistas a los fiordos.

Junto a todo lo anterior, hay seis lugares que podrían considerarse como los sitios imperdibles de Oslo, que cualquier viajero debería conocer.

El grito

Oslo es sinónimo de la pintura más famosa: El grito, del artista expresionista noruego Edvard Munch (1863-1944), del que increíblemente hay cuatro pinturas originales. La más famosa de ellas se encuentra en la National Gallery, una galería de arte que se enorgullece de un gran acervo de pintura, además de escultura grecorromana. Otros dos cuadros del mismo nombre se encuentran en el Museo Munch y la cuarta versión está en manos de un particular. La colección de pinturas donadas por el artista es tan grande que se está construyendo un nuevo museo para exhibir toda la obra de este gran pintor y grabador noruego.

Parque Vigeland

Con más de un millón de visitantes al año, este parque es, sin duda, una de las principales atracciones de Oslo. El impresionante parque escultórico es el trabajo de toda la vida del artista Gustav Vigeland, donde se pueden admirar más de 200 esculturas de bronce, granito y hierro forjado. Todas las esculturas representan hombres, mujeres y niños, en una reflexión del autor sobre las diferentes etapas de la vida del ser humano. No solo realizó las esculturas exhibidas, sino también el propio parque. La estatua de bronce del Niño enojado es una de las más famosas, junto con el Monolito y La rueda de la vida.
Museo del Pueblo Noruego

Es un paseo ideal para realizar con niños. Al aire libre, muestra en un conjunto de 155 casas, la historia y cultura de las diferentes regiones de Noruega. Además de las casitas, se muestra una iglesia de madera del siglo XIII y diferentes trajes típicos. Con el personal vestido con atuendos de época, se puede disfrutar de danzas, exposición de carruajes y, por supuesto llevarse suvenires de recuerdo. Un lindo recorrido por la historia.

Centro Nobel de la Paz

Otrora una estación de tren, el Centro Nobel de la Paz es otro de los lugares más visitados de la capital de Noruega, no solo por turistas sino por estudiantes noruegos que llegan a este sitio para aprender más sobre el sueco Alfred Nobel, el autor del premio –y la interesante historia que lo llevó a crearlo– y también acerca de la trayectoria y vida de las personas e instituciones que ganaron este galardón en reconocimiento a sus descubrimientos o contribuciones a la humanidad. En este lugar se organizan conferencias, exhibiciones y exposiciones temporales en un claro compromiso de la institución con los derechos civiles y humanos. El premio Nobel de la Paz se entrega en Oslo, en la sede del Ayuntamiento; el resto de los premios Nobel, en Estocolmo, Suecia.

Playa y museo

¿Por qué no visitar una playa en Oslo y al mismo tiempo un museo? El concepto de arte presente en todo momento y para todo el mundo es un ejemplo en el parque de esculturas de Tjuvholmen, un conjunto de obras de gran formato en medio de canales, una pequeña playa y un parque donde descansar y disfrutar de la belleza y la paz de un entorno único. Aquí se encuentra el Museo Astrup Fearnley, nuevo hogar de la colección del mismo nombre, una de las más importantes de arte contemporáneo de Europa.

Oslo cool

Arte, diseño, gastronomía y arquitectura, todo viene de la mano junto al desarrollo de zonas con atractivos tanto para los locales como para los visitantes. El barrio que se caracteriza por ser el más hip de Oslo es Grünerlokka (también hoy hay otros emergentes, como Toyen y Gronland). El barrio, otrora 100% para estudiantes, fue dando un giro y se convirtió también en una zona residencial. Casas de colores, locales de ropa y objetos vintage, ferias y lugares de diseño donde sentarse a tomar un café o comer algo, son lo que buscan todos los que visitan y residen en este barrio. Aquí se levanta el mercado Mathallen Oslo, una muestra espectacular de la escena gastronómica mundial para degustar diferentes sabores, en un entorno al mejor estilo Chelsea Market de New York.

Calidad culinaria

Uno de los hits de la actual Oslo es la gastronomía. La ciudad y quienes residen en ella se han encolumnado tras el interés de ubicarla en el mapa foodie del mundo, y sin duda lo están logrando.
Investigación de tendencias, enfoques innovadores de las tradiciones culinarias locales y, por supuesto, la cocina de los inmigrantes que aportan nuevos sabores, ingredientes y técnicas, enriquecen a la cocina local.

gastronomía Oslo

undefined


Son 35 los restaurantes que recomienda la guía Michelin en Oslo, y seguro el número va a seguir creciendo porque el boom gastronómico, lejos de frenarse, va a seguir creciendo. El cuidado por las materias primas y el revivir de los productos autóctonos fueron los dos factores más importantes para que el fenómeno sucediera. Ya sea en platos derivados de la carne, de cosechas de la tierra o provenientes del mar, la calidad culinaria está asegurada.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...