Fútbol > INFORME

El futuro en el fútbol se construye desde abajo

Danubio, Defensor Sporting, Nacional y Peñarol ganaron los Uruguayos de juveniles de la última temporada y potenciaron a jugadores a Primera

Tiempo de lectura: -'

12 de enero de 2020 a las 05:02

Los equipos comienzan la pretemporada y uno de los datos que más se repiten es la cantidad de juveniles que empiezan los trabajos con el primer equipo. Las redes sociales de los clubes los presentan al gran público, porque siempre está el que ve los campeonatos de juveniles y sabe al dedillo quiénes son estos nuevos nombres que aparecen. “El que va a andar bien es Fulano”, “este fue goleador de Cuarta y también de Quinta”, “ese arquero atajaba dos categorías más grande de lo bueno que era”. 

El 2020 recién empieza, pero un juvenil de la cantera en el plantel principal es producto de años de trabajo, y el antecedente más inmediato es el 2019. ¿Quiénes fueron los clubes campeones de cada categoría? ¿Cómo miden el éxito deportivo en formativas? Balances de la última temporada en juveniles de los cuatro principales equipos: Danubio, Defensor Sporting, Nacional y Peñarol.

Los cuatro de siempre

El mundo de formativas se divide en cinco categorías: sub 14, sub 15, sub 16, sub 17 y sub 19. La tabla acumulada de todas las categorías la ganó Nacional, que sin embargo no fue campeón uruguayo de ninguna. La sub 14 fue de Peñarol y la sub 19 de Danubio, en las otras tres el campeón fue Defensor Sporting, con el agregado que en sub 15 y sub 16 fueron bicampeones. 

El coordinador de formativas de Defensor es Gianni Michelini, tiene claro que “crecer bajo la presión de los resultados a los muchachos los ayuda en la formación del carácter. Trabajar bien y los resultados van de la mano”. Además cuenta que fue un año de muchas alegrías a pesar de las dificultades que atravesaron. “Empezamos con 12 jugadores de la sub 19 en el plantel mayor”, cuenta Michelini, y continúa: “Eso nos hizo reformular varios planteles subiendo a jugadores más chicos para jugar. La parte positiva es que varios jugadores tuvieran más minutos más rápido”. 

El peso de los resultados varía mucho según la edad de los jugadores. Michelini explica qué evalúan a los entrenadores a cargo de los planteles teniendo en cuenta tres elementos: formar, jugar y ganar. 

Según la categoría la importancia de alguno de los tres ítems. “La cuarta división ganar es el 50%, es nuestra primera división de formativas. Cuanto más chicos ese porcentaje va bajando. En sub 14 lo más importante es formar”.

Defensor tuvo a Diego Abreu como goleador de la sub 16, además, el hijo del Loco fue citado para un torneo amistoso con la sub 16 de México a mitad de año. Mateo Asencio fue el goleador en sub 15 y en sub 17 contó con el segundo mayor goleador de la temporada, Francisco Sagardia. 

Michelini destaca a la sub 15 que llegó a tener 12 jugadores en el proceso de la selección nacional y finalmente quedaron seis en el plantel que disputó el sudamericano de Perú.

Formar, formar y formar

Pablo Torres es el presidente de juveniles de Peñarol, a la hora de hacer un balance tiene en cuenta que “el único objetivo es formar jugadores para el plantel principal. Si se ganan campeonatos mejor y se festejan”. Entonces el 2019 tiene saldo positivo para Peñarol: “Por la cantidad de jugadores en el primero, porque dos de ellos se vendieron al exterior cubriendo el 75% del presupuesto del año”. 

¿Y los resultados? “No son parte del día a día. Las críticas por resultados no las tomo en cuenta”. 

Fueron campeones de sub 14, una categoría donde la captación es fundamental. Peñarol cuenta con un equipo de 10 personas. Torres cuenta: “De los últimos cinco años, Peñarol ganó cuatro campeonatos de Séptima. Si vos hiciste una captación buena tu Séptima está arriba. Una captación mala es tener no más de dos jugadores en la selección sub 15”.

Nuevamente la selección aparece en la charla con los dirigentes y coordinadores como uno de los parámetros de medida: “Cuando no tenés ningún jugador en la selección es que hiciste las cosas mal. Peñarol, Defensor, Nacional tienen que tener en todos los procesos de selecciones juveniles tres o cuatro jugadores mínimo”. 

Una de las incorporaciones que hizo Torres desde que asumió fue la llegada del catalán Alex García, metodólogo. “Queremos terminar de producir los jugadores como Federico Valverde, no queremos venderlos como un diamante en bruto que lo terminen de pulir en Europa. Disfrutarlos dos o tres años en Primera y venderlos cuando estén prontos. Para eso precisás gente del exterior, no porque los uruguayos no sepan, sino porque están más aggiornados”, explica el presidente de juveniles mirasol. 

García se encargó de establecer una matriz de juego que responda a todas las categorías, lo hizo junto a Fernando Curutchet (coordinador de juveniles) y a José Brancato (director deportivo de Peñarol)

¿Cuál es esa matriz? La periodización táctica, el método desarrollado por el portugués Vítor Frade.

Torres explica sobre el tema: “En todos los lugares del mundo se le ponen variantes, Peñarol no puede perder cosas que son de su identidad, como el verticalismo, tener un Facundo Pellistri que es un avión, un nueve grandote que en un momento te baja dos pelotas y das vuelta un partido complicado”. 

La llegada de Forlán entusiasma a Torres, “con la felicidad en el alma veo que ahora con la llegada de Forlan se implementan cosas que en juveniles venimos haciendo. Encantados de la vida de hacerle caso a lo que pida el entrenador de Primera. Estamos para sumar, los grupos de trabajo tienen que estar a disposición de colaborar todos”. 

Los juveniles que comenzaron la pretemporada con el primer equipo fueron Facundo Torres, Kevin Lewis, Agustín Dávila (no había ido a la pre temporada anterior), Martín Correa y el cuarto arquero que se incorpora después que vuelvan de Los Ángeles, Randall Rodríguez (16 años, selección sub 17). El caso de los arqueros formados en Peñarol es un caso singular, el plantel de Primera contará con Correa, Rodríguez y Cardozo, a los que hay que sumarle aquellos formados y a préstamo en otros equipos como: Jonathan Lima, Adriano Freitas, Gastón Guruceaga y Washington Aguerre. 

Primera vez en la Libertadores sub 20

Danubio fue el campeón de la sub 19 y clasificó a la Libertadores sub 20 de este año. Gustavo Dalto, que regresó en 2018 al club, rescata ese dato como evidencia de la reorganización de una estructura de formativas que no estaba bien. Cuando llegó estaba vacante el puesto de coordinador de juveniles, por lo que tuvo que ordenar todo, armar planteles, cuerpos técnicos, etc. “Si bien conocía el club, cuando llegué me encontré con una realidad totalmente distinta de cuando me fui”, dice el ex jugador y también entrenador de primera de Danubio.  

Cuenta Dalto que “trabajar en Danubio por historia no es lo mismo. A nivel de juveniles es uno de los equipos más grandes que hay, en títulos y jugadores formados. Es un compromiso mayor que otras instituciones”. 

Volviendo al éxito de la sub 19, Dalto la considera la categoría de formativas más importante: porque están a un paso de jugar en Primera división. “De tres campeonatos ganamos dos, y la Tabla Anual la perdimos por un punto por un reclamo en los escritorios de Nacional. Ganamos las finales y no tengo duda que algunos de esos jugadores los veremos pronto en Primera”, dijo. 

Algunos nombres destacados por Dalto son: “Lucas Gioscia (golero) que vino la segunda parte del año desde la selección de Paysandú y anduvo muy bien. Andrés Copete, zaguero izquierdo colombiano de 1,90 metros. Facundo Silvera que ya jugó en Primera, Píriz lateral izquierdo, Franco Fagúndez, Santiago Correa volante izquierdo, primer año de cuarta. Franco Macchi, volante”.

Dalto no seguirá como coordinador, le informaron que el club seguirá recortando el presupuesto y que habrá un único coordinador que será Sergio Markarián. 

Al respecto el entrenador cuenta: “La última reunión que tuve fue el 31 de diciembre y me dijeron que no iban a contar más conmigo porque iban a seguir achicando presupuesto. Del Complejo, la cancha principal terminó arruinada, las tres de entrenamientos están muy mal también. Me revolví con poca cosa, con gente conocida. Me ofrecieron dirigir la Cuarta, pero éticamente no me parecía, sacar un entrenador que ya estaba trabajando para ponerme a dirigir yo”. 

Entre colectivo e individual

Nacional fue el mejor de la tabla acumulada, pero Sebastián Taramasco, su coordinador en juveniles, no comienza por allí su balance. “Fue muy positivo por la cantidad de jugadores formados en club que participaron del logro de Primera división y la calidad de su participación. Esos fueron los dos parámetros más importantes”, explicó a Referí. 

En cuadro grande, siempre se exigen resultados, pero Taramasco es claro al respecto: “Los procesos de formación son lentos, no se puede evaluar solamente por ganar campeonatos. Siempre pongo el mismo ejemplo, Gastón Pereiro salió campeón por primera vez cuando jugó en Primera división y nadie va a discutir a Pereiro”.

Además Taramasco ejemplifica: “La generación 1999 de Nacional recién tuvo su primer título en Cuarta división, y hoy es la generación que más jugadores tiene en el plantel: Thiago Vecino, Joaquín Trasante, Brian Ocampo, Emiliano Martínez, Mathías Laborda”.

Aunque se habla mucho de generaciones, el coordinador de Nacional introduce matices a esa manera de pensar: “Soy de creer que uno no se puede aferrar al razonamiento de las generaciones. El fútbol es un deporte colectivo, pero el desarrollo formativo es individual. Hay generaciones que les ha costado lograr cosas como equipo, y sin embargo a esos jugadores les ha ido bien en Primera. Que los hechos colectivos no nos distorsionen la percepción de algunos jugadores”. 

Los presupuestos
Nacional destina US$ 1.700.000 anuales a las formativas. “Esta directiva tuvo una política de austeridad en todas las áreas. En la única donde no recortó ningún gasto fue en formativa”, explicó Sebastián Taramasco.
Peñarol maneja alrededor de US$ 1.200.000 anuales. Gastó eso pero la venta de los juveniles Brian Rodríguez y Darwin Nuñez dejará, cuando terminen de cumplir los planes de pago, US$ 15.000.000 en caja a Peñarol. 
Defensor tiene un presupuesto cercano a US$ 1.000.000 anuales para formativas. Lo ideal sería que un procentaje de cada venta fuera a parar a las formativas, pero Michelini explica que el club siempre se administró bien en ese aspecto, así que no es un inconveniente. 
Danubio es la otra cara de la moneda, a pesar de su reconocida cantera de jugaores: cada año que pasa se ve recortado lo destinado a juveniles. Gustavo Dalto lo deja claro: “Fueron unos años durísimos donde no tuvimos prácticamente apoyo de directiva. El presupuesto de este año para juveniles fue increíble, nos sacaron el canchero, nutricionista, un utilero, asistente social. Se redujeron un montón de cosas”.
En diciembre volvió Arturo Del Campo al club, como presidente, para intentar ordenar a la institución.
El quinto club que en los últimos 20 años realizó una fuerte apuesta a juveniles es Liverpool, que estrenó un complejo deportivo, que sigue construyendo e invierte en su semillero.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...