Estilo de vida > DE MARGINAL A MODA

El lado oscuro de la literatura

La novela policial rompe récords de ventas y se ha convertido en la niña mimada de las editoriales. Nuevas colecciones y autores extranjeros y uruguayos han revitalizado el género y reavivado el fenómeno

Tiempo de lectura: -'

05 de julio de 2015 a las 05:00

El asesino es el mayordomo. Con esa frase simple pero contundente una parte importante de la opinión pública uruguaya denostó durante décadas a un género que ya desde sus inicios tenía entre sus filas a escritores de gran talento. Dicho sector prejuicioso de la sociedad omitía lo bueno y señalaba únicamente lo malo, con una miopía que era fruto de la ignorancia.

Muchos de ellos, si no estuvieran hoy muertos, quedarían estupefactos al conocer las cifras que mueve actualmente la industria del libro policial, las colas que hace la gente en las ferias de novela negra para que le firmen un ejemplar y los millones de adeptos que tiene el género en cualquiera de sus variantes, prueba irrebatible de que el arte siempre se abre camino a pesar de las barricadas.

Aunque algunos opinen que el fenómeno está llegando a su fin, hay que reconocer a los autores nórdicos la reciente puesta al día del género. Escritores como el desaparecido Stieg Larsson, Henning Mankell, Jo Nesbo o Arne Dahl demostraron que aún en los países más prósperos del planeta la violencia y la corrupción siempre están al acecho.

Fascinado por el contraste de la sangre en la nieve y por cierto morbo al saber que en Suecia, Finlandia y Noruega también tienen problemas, la respuesta del público a nivel mundial fue inmediata y las ventas se dispararon como nunca antes.

05ox05asesinato3col.jpg

undefined



En el origen estaba Poe

Hoy se acepta que Edgar Allan Poe fue el padre del género. La publicación en la década de 1840 de Los crímenes de la calle Morgue, El Misterio de Marie Rogêt y La carta robada, protagonizadas por el detective Auguste Dupin, marca un antes y un después.

En esas obras Poe cimentó las bases del género, al ejemplificar cómo un crimen podía ser resuelto gracias a la racionalidad absoluta de un investigador. Además, presentó una de las escenas más clásicas del policial: el asesinato inexplicable porque la habitación donde está el cadáver está cerrada por dentro.

A la luz de ese faro precursor surgen otros detectives que harán historia, como el mítico Sherlock Holmes, Hércules Poirot, Miss Marple, Maigret o el Padre Brown. El éxito inmediato de estos personajes no solo es fruto del talento de sus creadores, sino que se debe también a las características de una época.

05ox05 3 col.jpg

undefined



Michel Foucalt lo explica con maestría: "Ha sido absolutamente necesario constituir al pueblo en sujeto moral, separarlo, pues, de la delincuencia. Separar claramente el grupo de los delincuentes, mostrarlos como peligrosos no solo para los ricos, sino también para los pobres; mostrarlos cargados de todos los vicios y origen de los más grandes peligros. De aquí el nacimiento de la literatura policíaca y la importancia de los periódicos de sucesos, de los relatos horribles de crímenes".

Esto es particularmente cierto en el caso de Estados Unidos, donde además de la crónica roja aparecen en los albores del siglo XX las famosas revistas Pulp, que serán la cuna de la novela negra. Escritores como Dashiell Hammett, Raymond Chandler y Jim Thompson, publican allí relatos de detectives y héroes que, a diferencia de sus pares británicos, están dispuestos a ensuciarse las manos. Surge así un subgénero de líneas bien definidas: personajes ambiguos que tienen un lado oscuro, escasa deducción racional a favor de la investigación en el terreno y una marcada crítica social.

Muchas de las obras de estos autores serían luego llevadas al cine con gran éxito (Perdición, El halcón maltés, El sueño eterno), lo que ayudó a popularizar un género que tuvo en Humphrey Bogart a su ícono más reconocible.

En Latinoamérica, la colección El séptimo círculo, publicada entre 1945 y 1983, y dirigida por Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares durante los primeros diez años, hizo que millones de lectores se convirtieran en adeptos a la novela policial.

05ox04asesinato5col.jpg

undefined



Asesinato a la uruguaya

En Uruguay, escritores como Juan Carlos Onetti y Mario Levrero lograron con su confesada adicción a los policiales que el público leyera lo mismo que ellos.

Tal es el caso de Renzo Rossello (Trampa para ángeles de barro, Las Furias, El combatiente), uno de los autores nacionales de más prestigio en materia policial. Si bien ya desde muy joven se deleitaba con las historias de Sherlock Holmes, fue gracias a Onetti que conoció a los reyes de la novela negra, que le despertaron la necesidad de escribir.

Tan en serio se lo tomó que decidió orientar su carrera de periodista hacia la crónica roja: "Quería bajar al barro, ver las cosas en el terreno. También pensaba que de mi trabajo podía salir material que me sirviera para escribir ficción. No sucedió exactamente así, pero el realizar esa tarea periodística me enseñó mucho".

Si bien Rossello está conforme con esa etapa, también cuenta que a la larga tuvo que abandonarla. "Fueron muchos años y terminé asqueándome. Entiendo que en periodismo hay que trabajar desde la sensibilidad personal porque si no, la crónica no funciona y eso me estaba haciendo mucho daño. Me estaba enfermando, tenía muchas pesadillas", revela.

En cuanto al por qué del éxito actual de la novela policial, Rossello lo ve como algo natural. "Lo más oscuro siempre nos atrae. No creo en las personas que lo desechan creyendo ser positivos o portadores de una visión optimista de la vida. La literatura negra es una indagación sobre el lado más sombrío de nosotros mismos", subraya.

Pero también cree que ha sido fundamental la hibridación con otros subgéneros como la ciencia ficción, la novela política, el gótico y el cómic. "Esas posibilidades de "cruza de razas" le han dado fortaleza y supervivencia al género negro", afirma.

Algunas de las obras de Rossello han sido publicadas en la colección Cosecha Roja, de la uruguaya Estuario Editora, surgida en 2010, que ya lleva publicadas 17 novelas policiales, 15 de ellas de autores nacionales. Marcela Saborido, responsable de la selección, dice que el emprendimiento surgió de una necesidad editorial, ya que les llegaban muchas obras que no tenían cabida en el catálogo.

Para Saborido la novela policial uruguaya "se caracteriza por retratar muy bien a la policía uruguaya y a los delincuentes, que también son muy identificables". En cuanto al impacto que ha tenido la colección, sostiene que ayudó a romper el prejuicio que había sobre el género en el país. "Mucha obra que era buena no salía a la luz. Creo que generó una movida y por eso están saliendo tantos libros y tantos autores nuevos", destacó.

El caso de Cosecha Roja es único en Uruguay pero no en el mundo. Las editoriales de todas partes, siempre atentas al mercado, se han volcado a la publicación de novelas policiales bajo distintas colecciones. En Argentina destaca Negro Absoluto, a cargo del escritor y gurú de toda una generación Juan Sasturain. Y también Extremo Negro, bajo la tutela del editor Carlos Santos Sáez. En España, Salamandra Black, una aventura editorial del sello de la lagartija, ya ha publicado seis títulos más que aceptables de autores contemporáneos, alguno tan de moda como Nic Pizzolatto, creador de la serie de televisión True Detective.

Film Noir 3_905.jpg

undefined



Recomendados universales

- El halcón maltés - Dahsiell Hammett
- El largo adiós - Raymond Chandler
- El crimen de la Canaria - SS. Van Dine
- 1.280 almas - Jim Thompson
- Rateros - David Goodis
- El otro lado del dólar - Ross Macdonald
- Por amor a Imabelle - Chester Himes
- Asesinato en el Comité Central - Manuel Vázquez Montalbán
- Triste, solitario y final - Osvaldo Soriano
- A sangre fría - Truman Capote

Recomendados uruguayos

- El vigilante - Henry Trujillo
- Trampa para ángeles de barro - Renzo Rosello
- Matufia - Rodolfo Santullo

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...