Nacional > Historial

El periplo delictivo de los Suárez, la banda de narcos que torturaba a deudores

"Lo que nos preocupa es la utilización de medios violentos más comunes en otros países y no tanto en Uruguay", dijo el fiscal de Corte, Jorge Díaz, sobre el modus operandi del grupo criminal

Ambos delincuentes fueron imputados con prisión en una investigación de la fiscal Mónica Ferrero

Tiempo de lectura: -'

14 de mayo de 2021 a las 05:03

De los 38 años que tiene Luis Alberto Suárez Correa, poco menos de la mitad los pasó en la cárcel. La condena que recibió este jueves de dos años y cuatro meses de prisión es el corolario de una vida dedicada al delito, y a la conducción de una banda de narcotraficantes cuya violencia ha preocupado "realmente" a las autoridades.

El grupo también está liderada por otro Suárez, hermano del Betito –alias el "Ricardito–, otra vida dedicada al delito, y que en el último tiempo –preso desde mediados de 2017– contribuía con la banda desde la cárcel. Este hombre fue imputado el miércoles por organizar actividades vinculadas al narcotráfico y lavado de activos, en base a evidencias encontradas en su celda, como celulares. La fiscal del caso, Mónica Ferrero, estableció que "desde el centro carcelario donde se encuentra alojado, (el Ricardito) dirigió, ordenó y estableció todo un mecanismo de control de actividades de narcotráfico en beneficio propio utilizando abonados celulares", de acuerdo al dictamen fiscal al que accedió El Observador.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dio una conferencia de prensa este jueves junto al fiscal de Corte, Jorge Díaz, y allí declaró que esta banda, y especialmente "estos dos narcotraficantes, utilizan modalidades violentas que realmente tenían preocupados a la Policía Nacional y a la Fiscalía". Díaz, por su lado, aportó: "Lo que nos preocupa es la utilización de medios violentos más comunes en otros países y no tanto en Uruguay".

Fuentes de la investigación aseguraron a El Observador que entre esas "modalidades" o "medios" están la práctica de "cortar orejas y dedos" a los deudores de droga, y la filmación de esas sesiones de tortura para luego enviar el video a familiares como forma de extorsión para que paguen, tal como hizo en 2019 el Pachuli –llamado Christian Anthony Céspedes–, también integrante de esta banda criminal.

En diciembre de ese año, este hombre fue imputado con prisión por un delito de secuestro, dos de lesiones personales agravadas y otro delito de posesión de droga en una investigación también dirigida por Ferrero, y que fue el origen de esta nueva indagatoria, que concluyó con las nuevas imputaciones contra los Suárez y que demostró, entre otras cosas, que el Pachuli llegó a compartir celda con el Ricardito semanas atrás.

Toda la familia Suárez es vieja conocida para Ferrero, y para el fiscal de Corte. En enero de 2009, durante los primeros días de funcionamiento del juzgado de Crimen Organizado, Díaz era el juez de esa sede, y a solicitud de la fiscal Ferrero procesó a los dos con prisión por narcotráfico, y a otros integrantes de la banda. Por esa época, durante un seminario en Buenos Aires, Díaz definió a Betito Suárez como el delincuente "más peligroso de Uruguay", como él mismo lo recordó en la conferencia en el Ministerio del Interior, aunque dijo que ahora no le corresponde establecer un "ranking" de delincuentes.

Ferrero también imputó el año pasado a una hermana de la familia, Lorena Suárez, por narcotráfico desde la cárcel, además de otras causas que dirigió y tuvieron como protagonista a esta familia.

El periplo de Betito

El prontuario de El Betito cuenta con diez antecedentes penales, y en todos los casos fue imputado con prisión. El primer delito –según el parte policial– data del 22 de noviembre de 2001, por importación y distribución de droga. El 18 de abril del año siguiente, fue procesado por un delito de hurto agravado en grado de tentativa; un año después, el procesamiento fue por un delito de copamiento. El seis de noviembre de 2004, lo procesaron por un delito de incendio, y el 23 de enero de 2006, por un delito de uso de documento público, y otro de porte y tenencia de armas.

En ese entonces, había sido capturado luego de fugarse de la cárcel de Paysandú, y sufrir uno de los dos accidentes de tránsito que tuvo en su vida, y en los que casi muere. En esa oportunidad, era perseguido por la ruta 48, por la zona de paraje Colorado, mientras escapaba junto con otros tres delincuentes en un auto luego de haber cometido un asalto. Pero en el frenesí de la huída chocaron contra otro vehículo, conducido por un productor rural. Murieron todos menos él

Una vez recuperado, fue procesado, el 31 de agosto de 2006, por la rapiña en la que había participado con los otros, en calidad de autor. Desde entonces, hasta marzo de 2017 estuvo en prisión. Sin embargo, al igual que su hermano, eso no le impidió seguir delinquiendo. El seis de enero de 2009 fue procesado por narcotráfico, y seis meses después por organizar la banda, e importar y distribuir droga. 

En noviembre de 2017, luego de unos meses en libertad, fue detenido nuevamente y procesado con prisión por un delito de receptación. Alcanzó la libertad en agosto de 2018 –al salir con anticipación por haber participado en la cárcel de un curso de yoga–. A fines de 2019 sufrió el segundo accidente de tránsito del que se salvó nuevamente de milagro, tras recuperarse en el CTI del hospital Maciel.

Cuando era menor, en la década de 1990, integró la recordada "superbanda", que asaltó bancos, estaciones de servicio, locales de cobranza y comercios.

Prontuario de El Ricardito

El hermano del Betito tuvo una vida similar. Tiene seis procesamientos con prisión contando el actual. El primero, por un delito de atentado y otro de violación de domicilio, data de 2007. El 3 de enero de 2009 fue imputado por soborno, y tres días después por reiterados delitos de suministro de sustancia estupefaciente prohibidas especialmente agravado por la participación de un grupo criminal

Otro delito de narcotráfico se le imputó el 27 de marzo de 2015. Dos años después, el 31 de mayo de 2017, lo procesaron por importar y distribuir droga

El 19 de agosto de 2019 hizo uso de una salida transitoria, pero no retornó. Lo capturaron un mes después. Su pena se iba a cumplir en agosto de 2019 pero, con la imputación actual, la condena será mayor.
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...