Nacional > TPP

Empezó la guerra del ala izquierda del Frente Amplio a bloque con EEUU y el Pacífico

El gobierno estudia pros y contra del mega tratado de libre comercio, pero MPP y removedores del PS adelantan su rechazo

Tiempo de lectura: -'

27 de octubre de 2015 a las 05:00

Si bien el gobierno uruguayo tiene el foco puesto en la posibilidad de que el Mercosur pueda firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, y para ello continúa trabajando, avanza en el análisis del posible ingreso al Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por su sigla en inglés), un poderoso bloque comercial que avanza con Estados Unidos a la cabeza. El canciller Rodolfo Nin Novoa le pidió al embajador en el país norteamericano, Carlos Gianelli, que elabore un documento sobre los pros y contras de suscribir un acuerdo de este tipo, mientras los 12 países integrantes del bloque aguardan la votación en sus congresos para que todo se ponga en marcha.

Al igual que sucedió con otras posibilidades de acuerdo comerciales que Uruguay tuvo enfrente (el último fue el TISA), toma forma en el Frente Amplio un movimiento de rechazo férreo al TPP. Dirigentes del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del Partido Socialista (PS) que estudian estos temas adelantan su postura contraria al ingreso a ese bloque comercial, al que Uruguay fue invitado de forma extraoficial.

El MPP abrirá a fin de año una discusión amplia sobre la inserción internacional del país. Pero desde ya uno de los dirigentes con más actividad en el tema, el diputado suplente y coordinador de la bancada progresista del Mercosur, Sebastián Valdomir, aseguró que el TPP es poco transparente, desbalanceado y peligroso. "Se trata del tratado de libre comercio más radical y agresivo que se haya negociado hasta el momento", escribió el dirigente en una columna publicada en La República, que llevó el título "TPP: La nueva sigla neoliberal del momento".

Valdomir dijo a El Observador que la izquierda y todo el espectro político uruguayo deberán analizar en profundidad de qué se trata el TPP y qué alcance tendrá desde el punto de vista uruguayo.

"Más allá de situaciones particulares, se continúa consolidando una brecha en la región entre aquellos países que apostaron a abrir y liberalizar sus economías, por la vía de la desregulación y la liberalización comercial y aquellos países que por otra vía siguen apostando a una inserción distinta en la economía mundial. En cómo se resuelve esa brecha de política estratégica como es la inserción internacional, estará buena parte del futuro de la región", escribió el dirigente del MPP.

En un sentido similar se expresó el diputado socialista Roberto Chiazzaro, que en nombre de la bancada de su sector avanza en el estudio de los tratados comerciales.

Sobre el TPP, el legislador dijo a El Observador que el programa del Frente Amplio le impide al gobierno integrarse a ese tratado. A su modo de ver, como el TPP implica bienes y servicios, eso requiere de una habilitación del Mercosur, o bien que el país se retire del bloque regional. Ambas situaciones son, a juicio de Chiazzaro, extremos muy difíciles de cumplir, por lo que el ingreso de Uruguay a ese tratado no es viable.

"El PS tiene una posición tomada", insistió el diputado que integra el ala "removedora" de los socialistas.

"Pensamiento neoliberal"

Tanto Chiazzaro como Valdomir aseguran que el TPP plantea una gran desventaja en cuanto a la resolución de controversias, ya que las deja librada a tribunales internacionales como el CIADI, que funciona en la órbita del Banco Mundial y al que apeló, por ejemplo, la tabacalera Phillip Morris para litigar contra Uruguay por las restricciones al comercio y consumo de tabaco. Ambos entienden, por otra parte, que el capítulo referido a la propiedad intelectual es también perjudicial para los intereses del país.

A juicio de Valdomir, "por alguna extraña razón proveniente del pensamiento neoliberal, las patentes (monopolios) se negocian e incluyen en los acuerdos que supuestamente buscan 'liberalizar' el comercio".

Para Chiazzaro el perjuicio en ese sentido se nota de forma clara en los medicamentos, donde se comercializan marcas de forma exclusiva con precios por encima de lo que podría ofrecer uno genérico.

La confirmación del cierre de la negociación entre los 12 países que integran el TPP a principios de octubre fue asimilado con cautela por la cancillería uruguaya.

En entrevista con El Espectador, el canciller Nin Novoa informó días atrás que solicitó datos sobre el TPP a Estados Unidos y Canadá, y comentó que si bien Uruguay no está en el Pacífico, va a "estudiar la posibilidad" de sumarse o no al bloque comercial en formación.

Comentarios