19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
30 de octubre 2022 - 5:04hs

Justino Zavala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones (ATC) y consejero en el Instituto Nacional de la Leche (Inale), en un escenario en el que los tamberos se ven afectados por el déficit hídrico y así forrajero y conflictos sindicales, dialogó con El Observador sobre esos y otros temas. Consultado sobre el estado de ánimo, dada la realidad en su tambo y con base en el diálogo que tiene con sus colegas, respondió: "El clima, la falta de lluvias, está determinando el ánimo y no se puede generalizar. En esta zona del sur del país (Zavala produce en la zona de Los Cerrillos, en Canelones) casi no ha llovido, algo llovió en Florida y San José... es muy variado y de eso depende la realidad de cada productor. En general, si no llueve de nuevo, a corto plazo y bien, se nos viene una temporada bien complicada y eso obvio no puede tener a nadie tranquilo".

 

¿La merma en el stock forrajero es muy grave?

Más noticias

Sí, prácticamente no se pudieron hacer reservas y lo poco que se pudo hacer se está consumiendo rápidamente casi todo, hay mucho ganado encerrado, aumentó el uso de concentrados y todo eso hace que una ecuación que no era muy bonita se complique, la poca rentabilidad que había queda por el camino. Reitero, no se puede generalizar, porque alguno recibió lluvias oportunas y otros nada, pero para el que debe comprar reservas hoy en las cuentas hay al menos un empate y eso puede empeorar.

 

Además del frente de batalla que tienen con lo climático, otro foco de preocupación está en el conflicto sindical, ¿es así?

Eso lo vemos con preocupación, obviamente, pero sobre todo con hastío. Se convive en un conflicto casi eterno, es algo que nunca nos deja trabajar en paz, hay un acuerdo y no dura nada. En el último paro de 24 horas que hizo la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) se estuvo bien al borde de tener que tirar leche, pero bien al límite, porque si bien no es brillante estamos en primavera, la producción es mayor y no hay margen en los tambos para aguantar la leche. Los productores pararon de ordeñar, esperaron al camión y con algunas horas de atraso sacaron la leche, pero hubo distorsiones en los manejos, se complicó el lavado de los tanques por ejemplo. El conflicto por lo que pasa en Fritran no solo es 100% ajeno a la industria y al tambero, porque es un conflicto en una distribuidora de productos congelados de Conaprole, sino que además es por el despido de un empleado que hizo un uso indebido, para otro trabajo personal, de una computadora de la empresa y en horario de trabajo, pero parecería que no se lo puede despedir porque es el presidente del sindicato, algo gravísimo, porque quiere decir que los dirigentes sindicales más allá del status quo que les da ser dirigentes pueden hacer cualquier cosa y no se los puede despedir. Estamos muy preocupados.

 

¿Conaprole qué debe hacer?

Nada, Conaprole no puede, no debe participar en el conflicto, no tiene que intervenir.

 

Juan Samuelle Justino Zavala, directivo de la ATC.

 

Usted remite a Conaprole, una empresa cooperaria de gran porte, con su potencial y sus problemas, pero al parecer hay industrias pequeñas que están particularmente afectadas.

Sí, en esas empresas este tipo de medidas sindicales complican todavía más, si bien estas medidas sindicales van sobre todo contra Conaprole, en otras empresas no tienen tanta efectividad. Hay una situación muy, pero muy grave en otras cuatro o cinco empresas que no tienen el porte de Conaprole pero son muy valiosas en sus zonas. Hay algunas que necesitan reestructurarse y a eso por supuesto que el sindicato se opone. Nunca es buena una reducción de personal, pero a veces es preferible eso a perder todos los puestos.

 

Es frecuente hablar de ámbitos de diálogo entre sindicatos y empresas, ¿los tamberos tienen contacto con los sindicatos?

Sí, hemos tenido reuniones con el sindicato de Conaprole –Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (AOEC)– a lo largo de mucho tiempo. Hemos trasladado la forma de pensar del productor, les hablamos de sus necesidades y riesgos, del valor de lo que aporta a la cadena agroindustrial en la que ellos están involucrados. También escuchamos con atención lo que nos dicen y hay cosas para avanzar, no todo es blanco y negro. De todos modos, sentimos que el sindicato tiene la llave siempre, la posición dominante, quieren algo y a la larga presionando y perjudicando a otras partes se salen con la suya. Este conflicto en Fritran no hubiera sido posible si el conflicto anterior no se hubiera solucionado del modo en el que se solucionó, con el sindicato logrando todo lo que quería, y un poco más. Con esa certeza de que a la larga se salen con la suya, van de conflicto en conflicto. No importa el gobierno que esté, tienen esa estrategia y aunque no nos guste les ha dado resultado. Nos preocupa porque los platos rotos los paga el consumidor, el productor, la industria.

 

Yendo a la gestión de la gremial que integra, ¿qué servicios está prestando al socio?

Por suerte son varios. Está todo lo administrativo, para los trámites que debe hacer el productor, por ejemplo ante el Banco de Previsión Social (BPS). Tenemos un servicio de maquinaria. También hay un campo de apoyo para producción de reservas y otro de recría con más de 1.000 terneras y vaquillonas de razas lecheras. Hay, además, apoyos mediante diversos proyectos, como el Más Valor, para agregado de valor al ternero macho.

 

¿Y en el caso de Inale, en que se priorizan los esfuerzos?

El Inale tiene muchos focos de atención, hay miles de planteos que llegan de los productores, de la industria y del gobierno. De las cosas más importantes, se está culminando el diseño de un plan estratégico a 15 años, para aumentar la producción en un porcentaje bien importante, se están desarrollando los instrumentos que se necesitan para eso. Hay una preocupación enorme por esas industrias que están muy afectadas, se están analizando propuestas. También nos preocupa mejorar la inserción internacional, hay un grupo de trabajo específico vinculándose el Inale con los ministerios que corresponden, buscando oportunidades donde ya se colocan lácteos y buscando otros destinos, algo fundamental porque cada litro más que se produce es un litro más que se debe exportar, sino encontramos la llave para exportar bien estamos condenados a vivir en la mediocridad. También hay otros trabajos, como uno con consultores sobre el tema laboral y está todo el trabajo del área de información, de estadísticas, que es fundamental para el sector.

Temas:

Agremiación Tamberos de Canelones Tamberos Conaprole Inale AOEC

Seguí leyendo

Te Puede Interesar