Espectáculos y Cultura > Histórico triunfo nacional

Entre la nieve, las llegadas tarde y los premios: los días del equipo uruguayo ganador en Sundance

"Los tiburones" hizo historia por competir en el festival y su directora, Lucía Garibaldi, por el premio a mejor dirección internacional

Tiempo de lectura: -'

05 de febrero de 2019 a las 05:00

Veintidós horas de viaje y tres escalas después, lo primero que sienten es el cambio de temperatura. El descenso es brusco; pasan de los 35 grados de Montevideo a los cinco de Utah. La nieve blanquea Park City y el valle en el que se ubica, pero de noche va a ser todavía peor: el termómetro llegará a marcar en negativo y el avance por sus calles será imposible por el frío, al menos sin un abrigo acorde. Aún así, ese rincón helado de Estados Unidos será, durante una semana y pocos días más, el punto neurálgico del cine independiente occidental. En las calles nevadas transitarán artistas reconocidos, cineastas incipientes, estrellas de Hollywood, marcas mundiales y cientos de agentes, periodistas, técnicos y cinéfilos. Habrá colas, más de dos mil voluntarios trabajando, funciones desde las 9 de la mañana a las 12 de la noche y múltiples fiestas, congresos y foros. El Festival de Sundance, anclado a una hora de Salt Lake City –capital del estado de Utah–, marcará gran parte del pulso del cine mundial durante su duración, tal y como lo ha hecho desde que Robert Redford lo fundó en 1983. Y allí, en medio de las montañas donde los turistas esquían y pasan sus vacaciones de invierno, por primera vez en la historia Uruguay estará representado. Los embajadores serán los miembros del grupo que, ahora, bajan del avión. Los que tienen frío y llevan a la película Los tiburones como bandera.

Dirigida por la debutante Lucía Garibaldi –antes filmó, entre otras cosas, el video de Antenas Rubias de Buenos Muchachos– y producida por Montelona Cine, Los tiburones llegó a Sundance con el entusiasmo de quien ya logró algo histórico. Al festival viajan, entre otros, Garibaldi, Pancho Magnou (productor) y Romina Bentancur (protagonista) y lo hacen porque se lo ganaron. Después de conseguir el premio Cine en construcción del Festival de San Sebastián en 2018, y después de conocer a una de las programadoras de Sundance, el equipo de la película fue invitado a presentarla para la competencia del festival estadounidense. Fue una invitación directa cuando el período de presentación estaba terminado –una muestra del entusiasmo que generó la realización–, y fue elegida para participar en World Drama International, una de las dos categorías de ficción que tiene el evento. Los Tiburones quedó seleccionada entre más de 2.500 títulos de todo el mundo.

Escena de Los Tiburones

Los primeros días del equipo uruguayo en Park City son de acostumbramiento: durante el primer fin de semana pasan un montón de cosas –entre ellas, el desembarco de las grandes estrellas de Hollywood– y lleva tiempo adecuarse al ritmo del festival, que es diferente al de otros eventos similares y le da más libertad a los equipos técnicos y artísticos en cuanto a la conformación de sus agendas y eventos que otros festivales. “Con los días empezás a entender el funcionamiento de la ciudad y del festival y te ponés más a tiro”, cuenta Magnou desde Utah. Sin embargo, esos primeros días también son días de expectativa; Los tiburones tiene cinco funciones pactadas en Sundance y la primera será el lunes 28 de enero en el Egyptian Theatre, la sala de cine más antigua y emblemática de la ciudad. 

El día de la función la sala de 400 butacas está colmada. Durante la presentación se hace hincapié en el origen uruguayo de la película y en el hecho de que por primera vez una película del país se esté estrenando allí. Mientras Los tiburones se proyecta, el público ríe y conecta con la historia. “Los tiburones tiene unos momentos de humor, algunas situaciones incómodas que generan risa. Era toda una prueba ver cómo funcionaba el discurso, cómo funcionaba la película, si la gente se enganchaba o no con lo que queríamos proponer. Quedamos muy contentos con la devolución de la proyección, la sala se rió mucho, contestó a los estímulos de la película. Se quedó mucha gente al final de la proyección, para las preguntas y respuestas con el equipo”, cuenta Magnou. “Los tiburones conecta con una sensibilidad muy particular, y cuando hay persona que están en esa sintonía, quedan muy tocados”, agrega.

A esa proyección le siguieron tres más en Park City y una última en Salt Lake City, antes del final del festival. “En cada función, cuando nos presentan, el elemento de ser la primera uruguaya acá siempre es muy aplaudido y reconocido. Hay mucha curiosidad sobre el estado de situación de nuestro cine. Cuántas películas se hacen por año nos lo preguntan siempre. Hay mucho interés en conocer un territorio muy ajeno a la realidad y a la cinematografía norteamericana como el nuestro. Ha sido muy lindo sentirnos embajadores de Uruguay”.

Además de las proyecciones y la competencia, el equipo de Los tiburones también tiene en Sundance una oportunidad para abrir las puertas de la película y del resto del cine nacional a distintos agentes de la industria. El miércoles 30, por ejemplo, lo dedican enteramente a generar ese tipo de vínculos. “Es destacable lo que genera este espacio para interactuar con distintos actores de la industria cinematográfica, ya sea desde grandes empresas como Amazon o Netflix, al vínculo artístico con otros técnicos y artistas. Hemos podido compartir mucho tiempo con varios equipos de películas latinoamericanas que están acá, con personas muy valiosas. Los festivales son un poco eso: una excusa para encontrarse con colegas, para intercambiar, para aprender cómo trabajan y para dar a  conocer nuestra obra”.

Romina Bentancur, Lucía Garibaldi y Pancho Magnou

Despedida con premio

Es el último día, es la hora de la entrega de premios y el equipo de Los tiburones está llegando tarde al cierre. En la ciudad de Park City acaba de comenzar un torneo de esquí y el tránsito está colapsado, por lo que llegar en ómnibus hasta el lugar de la ceremonia final de Sundance se está haciendo difícil. En el teléfono de Magnou, los organizadores de la ceremonia se preocupan por la tardanza. El productor se extraña ante tanto apremio, pero desestima sus sospechas. Mientras, bajo un montón de abrigos, Garibaldi –que es claustrofóbica– atiende a varias personas que le preguntan sobre la película. “Yo estaba al borde, no podía hablar por la presión de que estábamos llegando tarde y la claustrofobia. Pero logramos llegar a tiempo”, recuerda la directora.

Como dice, llegan. Es una especie de gimnasio acondicionado en donde hay unas 500 personas sentadas. En el fondo, sin lugar, los uruguayos quedan parados escuchando la ceremonia. Una vez que la categoría de Los tiburones empieza a anunciar los ganadores, los uruguayos ven que todos los premiados suben con discursos armados. “Pensaba para adentro que ya sabían que iban a ganar, que les habían avisado”, dice, y agrega que es algo recurrente en ese tipo de acontecimientos, dado que agiliza la ceremonia. Pero en el medio de sus cavilaciones, el nombre de Garibaldi surge y la sorprendida y emocionada directora uruguaya sube al escenario a buscar el premio de mejor dirección en la categoría World Drama International. 
 

“Habíamos visto muchas de las películas que competían con nosotros y una de ellas ya con la primera escena gastaba el presupuesto entero de la nuestra. No esperábamos nada y cuando no ganamos en los premios secundarios, dijimos “ahora vamos a bailar y listo, estuvo muy lindo estar acá”. Ya con eso estábamos bien. Pero después empiezan a decir “teenage sexuality”, y después dicen The sharks, y empezamos a gritar mucho. Ahora pienso y fue un poco vergonzoso. Me acuerdo de la caminata, de mirar a los chicos que venían atrás que me miraban y gritaban. Ahora es como una nube, vi los videos después, pero en aquel momento estábamos todos explotando de felicidad. Fue todo muy espontáneo, fue muy lindo”, cuenta Garibaldi. 

“No lo podíamos creer. Estábamos en el fondo y empezamos a los gritos. La gente se reía por nuestra sorpresa. Lu dijo lo que le salió del corazón”, cuenta, por su parte, el productor.

Después del discurso de la ganadora, los organizadores llevan a Garibaldi a otra sala. Le piden el premio –al principio no lo quiere soltar– y le dicen que se lo enviarán a Montevideo por correo. De ahí a una sesión de fotos y autógrafos –“me hicieron firmar doce autógrafos que me salieron horribles y distintos”–y después de todo eso, ahora sí, queda libre. La noche continuará, todos seguirán festejando, bailarán en la celebración posterior, seguirán estirando los lazos con otros cineastas y fortalecerán los vínculos. Cerrarán, de esa forma, un debut glorioso para Los Tiburones y una noche de triunfos para el cine nacional. 

“Esa noche fue muy mágica y por suerte estaba acompañada. Es lo que me hace pensar que fue realidad”, concluye Garibaldi.

Otros uruguayos en Sundance
Los tiburones fue la primera película netamente uruguaya en competir y ganar en Sundance, pero incluso en esta misma edición del evento hubo otras películas que tuvieron participación minoritaria de uruguayos. Este año fueron dos: Divino amor, del brasileño Gabriel Mascaro, que tuvo la producción de los uruguayos Sandino Saravia y Rodrigo Plá; y Monos, una película colombiana que se llevó el premio del jurado en la misma categoría de Los tiburones y que tuvo la productora Mutante Cine como una de las involucradas. En 2016, la escritora uruguaya Inés Bortagaray también fue distinguida en ese festival por su trabajo en el guion de la película argentina Mi amiga del parque.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...