Básquetbol > MIRÁ EL CRUCE DE DECLARACIONES

Federico Soto sobre García Morales: "Será un crack, pero es un sorete"

El alero de Trouville Federico Soto cargó contra García Morales en pleno entretiempo de la tercera final y declaró a la televisión: "Desde que llegó acá lo único que ha hecho en los últimos años ha sido basurear a los otros y más que nada a los juveniles"

Federico Soto cargó duro contra García Morales

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2021 a las 01:02

Las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol que disputan Aguada y Trouville levantaron temperatura el pasado lunes con la lesión del argentino Federico Mariani, los insultos que recibió Leandro García Morales desde la tribuna donde estaban los dirigentes y allegados de Trouville, y con las declaraciones que el goleador de Aguada realizó a VTV apenas terminado el partido.  

En la tercera final, que Trouville ganó este miércoles 87-78, Federico Soto agregó más leña al fuego. 

Jugadores de Trouville, en especial Fausto Pomoli, le endilgaron en pleno partido a García Morales haber generado la lesión de Mariani, quien sufrió un grave esguince de tobillo. El jugador insultó en la acción a García Morales quien intentó llegar a donde estaba el argentino preguntándole por qué lo insultaba. Manuel Mayora salió en defensa de su compañero caído y sacó a empujones al de Aguada y el juez Richard Pereira le sancionó falta técnica a este último. 

La lesión de Mariani se generó por una acción común del juego y no hubo de parte de García Morales malintención alguna. El ayuda base de Aguada venía molesto de la primera final en la que salió con un fuerte golpe en la rodilla tras recibir una falta de Pomoli. En esa acción tampoco hubo malintención del jugador de Trouville. 

Terminada la segunda final contra Trouville, donde Aguada ganó 96-94, el goleador de Aguada, de 40 años, dijo a VTV que no vio "nada" en la acción que resultó lesionado Mariani y afirmó: “Lo que sí sé es que yo no soy mala leche. Hay muchos jugadores en la vuelta que lo único que tratan de hacer es pegarme, hace muchos años. Eso que están tratando de hacer, hace 15 años que lo hacen, todas las veces. Y da la casualidad que cuando el partido se de vuelta o cuando vamos 20 abajo, empieza todo el mundo a hablar, a gritar y a faltar el respeto, incluyendo a los dirigentes de Trouville y a toda la gente que viene de Trouville. Entiendo las ganas que tienen de ganar, que peleen todas las situaciones con los árbitros y que alienten a los jugadores, pero no estoy de acuerdo que sigan faltando el respeto a los jugadores, como lo están haciendo, mucho menos jugadores del banco de Trouville que entran a pegar, insinuando que yo vengo de hacer una jugada de mala leche. Ya hace 23 años que juego al básquetbol, todo el mundo me conoce y saben que lo único que trato de hacer es jugar al básquetbol”.

García Morales, el centro de la bronca de Trouville

Esas declaraciones generaron un profundo malestar en filas de Trouville. 

El entrenador Gernán Fernández declaró: "Me parece una falta de respeto al trabajo que hicimos todo el año que salga a hablar así de jugadores de Trouville. Porque además habló puntualmente de jugadores que entran desde el banco. Me parece injusto que se hable así de mis jugadores y de mi equipo. Acá no hay mala fe, lo que sí hay es un corazón enorme”. 

El médico Daniel Zarrillo, por su parte, expresó: "Ligamos mal, es una lesión frecuente en el basket, y la resolvemos sin circo. Para ser referente en cualquier área, no alcanza con ser el mejor, también hay que tener respeto por los demás y no creerse el centro del mundo. Los líderes positivos son, ante todo, buenas personas. En Trouville nos centramos en la formación de buenos jugadores y buenas personas, es el camino marcado por el Chino y Álvaro. El que dice otra cosa es porque nunca entró al club, y, eso es por lo menos irrespetuoso", dijo en referencia a los expresidentes del club Roberto Izuibejeres y Álvaro Rodríguez, fallecidos en 2018 y 2020, respectivamente.

En el entretiempo de la tercera final, en la que Trouville terminó ganando con un extranjero menos para descontar en la serie al mejor de cinco partidos, el alero del rojo, Federico Soto, sorprendió con una declaración en la que insultó a García Morales: "Es una lástima que García Morales tiene todo para ser un crack, de los mejores jugadores del siglo, pero ande basureando el trabajo de otros, una falta de respeto, y desde que llegó acá lo único que ha hecho en los últimos años ha sido basurear a los otros y más que nada a los juveniles. Así que será un crack, pero es un sorete". 

VTV fue luego en procura de la respuesta de García Morales, quien advertido del insulto recibido expresó: "Supongo que es parte de la adrenalina del juego, de la inexperiencia de muchos chicos que están haciendo sus primeras armas. Lo único que me parece bien es la actitud con la que jugó Trouville, hizo un partido bárbaro, metieron los tiros que tenían que meter, jugaron como tenían que jugar para ganarnos hoy sin un extranjero. Esa es una gran muestra de carácter de Trouville, pero seguimos 2-1 y tenemos dos chances más para cerrar la serie". 

"Tratamos los que estamos en la cancha de jugar, ahora que no hay gente no necesitamos que nadie de ningún banco le falte el respeto a otro colega, no necesitamos que dirigentes de equipos rivales le falten el respeto a los jugadores, es algo que está en nuestra cultura. Es una mentira que se quiera erradicar la violencia en el deporte. Yo estoy haciendo un curso de entrenador en el cual dentro de los temas que hay uno es erradicar la violencia en el deporte y tenemos entrenadores un metro y medio adentro de la cancha gritando barbaridades, entonces convengamos que queremos erradicar la violencia física en el deporte pero no queremos erradicar la violencia verbal", concluyó García Morales. 

¿Qué pasó en la cancha?

Desde la tribuna, esta vez los dirigentes y allegados de los equipos estuvieron mucho más calmados, y no se escucharon, al menos desde la tribuna Este de enfrente donde se alejó la prensa, insultos a los jugadores o a los jueces, algo de lo que hubo de sobra el lunes. 

Los jugadores se saludaron respetuosamente antes de comenzar el partido. Incluso García Morales fue el último en saludar uno por uno a los cinco titulares de Trouville. 

Hubo solo tres acciones que elevaron el tono de lo que fue un partido absolutamente normal. Una fue entre García Morales y Marotta cuando quedaron enredados en el suelo. Otra fue una supuesta provocación de Manuel Mayora a Dwayne Davis tras un gol con falta (le cobraron técnico al base de Trouville) y sobre el final, para cortar el juego cuando el partido ya se le había ido a Aguada, García Morales le bajó una mano a Mayora. Le quiso pegar en el brazo y sin querer lo tocó antes en el rostro. Le pitaron falta común y García Morales le pidió disculpas a la que fue la gran figura de la noche. 

Damián Tintorelli, un líder para los jóvenes de Trouville

Ahí, Pomoli gritó algo desde el banco y Damián Tintorelli se dio inmediatamente vuelta y le hizo un claro gesto de que no gritara más. 

No pasó nada más. Trouville ganó bien, los hinchas-dirigentes cantaron y los de Aguada aceptaron la derrota. El viernes volverán a verse las caras. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...