Nacional > INVIERNO

Gobierno extrema coordinación para evitar nuevas muertes en medio de ola de frío

Mides planteó que necesitaba apoyos para "no quedar solo" y ampliar cobertura, aunque las autoridades son conscientes de que seguirá habiendo gente en la calle

Tiempo de lectura: -'

14 de julio de 2020 a las 05:03

La muerte de dos personas a la intemperie en el último mes fue un duro revés para el gobierno. En particular el fallecimiento de Gustavo Castro, el hombre de 31 años que incluso pidió ingresar a un refugio y fue rechazado por falta de cupos en ese momento, puso los focos sobre la gestión del nuevo Ministerio de Desarrollo Social (Mides), que había asumido con la promesa de dar un nuevo enfoque a la población en la calle. 

A dos semanas de esa muerte, y en medio de una ola de frío con temperaturas que bordean los cero grados durante la noche, el Poder Ejecutivo se trazó una meta clara: hacer “lo imposible” para reducir “todo lo que se pueda” la población que duerme en la calle y así intentar evitar un nuevo desenlace trágico.

En los últimos días, las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) transmitieron al presidente Luis Lacalle Pou que necesitaban el apoyo de otros organismos del Estado para "no quedar solos" en el combate de una situación "compleja". Fue así que el gobierno afinó la coordinación entre el Mides, y los ministerios de Interior y Defensa, a efectos de aumentar los cupos en el sistema y al mismo tiempo trasladar la mayor cantidad de personas a lugares bajo techo.

Cónclave

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, recibió este lunes en Torre Ejecutiva a los ministros Javier García (Defensa), Jorge Larrañaga (Interior), y Pablo Bartol (Desarrollo Social), y al subsecretario del Mides, Armando Castaingdebat, para coordinar acciones para la población que vive en la calle en estas noches de frío en todo el país. 

Desde fines de la semana pasada, el Ministerio del Interior acompañó la tarea del Mides para trasladar a decenas de personas a refugios, y a partir de este domingo Defensa puso a disposición los establecimientos militares para acoger a las personas sin techo. 

A la salida de la reunión de este lunes, Bartol dijo que la intención es “utilizar todos los recursos del Estado” y poner todo el esfuerzo para proteger a los uruguayos en un momento de inclemencia”. 

El jerarca afirmó que este domingo “se pudo dar lugar a todo el mundo” y que este lunes ya había “más cupos”. “Este es el estado de la acción”, afirmó. Bartol remarcó que por el momento no ha sido necesario recurrir a la ley de faltas, ya que la gente está dispuesta a acudir a los refugios debido al frío intenso.

“Lo que vi es que todo el mundo sube al ómnibus, porque es un ómnibus que va recogiendo. Yo acompañe al ministro Larrañaga y vi que la gente aceptaba. El frío aprieta y la gente acepta”, comentó. 

Según el ministro, este domingo ya hubo personas que pasaron la noche en unidades militares, y también destacó que la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) “ha dispuesto móviles sanitarios”, a lo que se suma desde este lunes un equipo que realiza hisopados a la gente que se traslada al centro de acogida en Veracierto.

“Anoche el Ministerio del Interior recogió 100 personas, otros los recogen los móviles del Mides y para hoy duplicamos la cantidad de móviles de nuestro ministerio para reforzar la tarea”, dijo Bartol. En los establecimientos militares dispuestos por el Ministerio de Defensa, el Mides pone los equipos técnicos para “que hagan los acompañamientos”, mientras que Interior “pone la seguridad”, agregó Bartol.

Según explicó, hay dos circuitos “paralelos” recorriendo la ciudad en busca de personas en la calle: por un lado, los equipos técnicos del Mides y por otro los equipos del Ministerio del Interior, que actúan a través del sistema 911. 

Los refugios son “de emergencia” y están abiertos durante la noche para dar “contención en el momento más duro del día”, aseguró el jerarca. En los establecimientos militares la alimentación la dispone el Ejército, mientras que en los refugios del Mides lo hace el Instituto Nacional de Alimentación.

Pese a los esfuerzos, las autoridades no escapan a la realidad de que la población en la calle ha aumentado sensiblemente en los últimos años y tienen el convencimiento de que la crisis económica producto de la pandemia “agudizó” una situación ya delicada. 

Este lunes, más allá de los operativos de la Policía, el apoyo de Defensa y el trabajo del Mides, cerca de 2 mil personas pasarían la fría noche a la intemperie, según la estimación de los jerarcas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...