Agro > RECOMENDACIONES

INIA distribuyó pautas para que los tamberos eviten el coronavirus

No se coordinará la visita en caso de que los proveedores presenten alguno de los siguientes síntomas: fiebre, cansancio y tos seca; dolores articulares y musculares generalizados, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta, estornudos y diarrea y/o dificultad respiratoria

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2020 a las 22:17

Sucede en varios rubros de los agronegocios, pero si hay uno que debe ser considerado como ejemplo inicial de una actividad que no admite pausa, incluso en el marco de la pandemia del Covid-19 (coronavirus), es el de la producción lechera.

Según se puntualizó desde el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), “las vacas deben seguir siendo alimentadas y ordeñadas” y en ese marco, dada la pandemina, “la mayor presión en estos días estará sobre las personas que trabajan en el tambo”.

Por lo tanto, INIA trasladó a los tamberos pautas divididas en cinco puntos, “con el propósito de reducir el contagio del virus en el ambiente de trabajo y de minimizar las posibilidades de trasladarlo a sus hogares”.

1. Cuidar los integrantes del núcleo familiar.

Es importante minimizar los riesgos de entrada del virus desde el ambiente externo (ya sea luego del trabajo, de una salida a un centro poblado o similar). Al entrar en la casa hay que sacarse los zapatos en la puerta, no tocar nada ni sentarse, pasar directo al baño a ducharse (es lo ideal) o bien cambiarse antes de ingresar a la casa y poner la ropa a lavar y evitar las visitas de personas ajenas (parientes, amigos, etcétera).

2. Reducir el contacto entre personas durante el trabajo.

Es importante no seguir haciendo las cosas igual que siempre. Algunas tareas o hábitos deben cambiar en este tiempo si queremos reducir el contagio: en lo posible, organizar tareas o grupos de trabajo, u horarios independientes unos de otros y mantenerlos durante cinco días; si no es factible hacer grupos u horarios por la escala, se deben brindar las condiciones de trabajo para minimizar el contacto entre las personas; reforzar la frecuencia de limpieza de superficies, mesadas, mostradores y pestillos de puertas usando desinfectantes sanitizantes; mantener lo más ventiladas posible las áreas de trabajo; poner a disposición guantes descartables; usar equipos de protección personal para reducir los riesgos a la exposición; y a esto se deben sumar las medidas de prevención generales a la población dispuestas por el Ministerio de Salud Pública.

3. Cuidar las personas en categoría de riesgo.

Estos son: adultos mayores de 60 años; personas con patologías pulmonares crónicas (bronquitis crónica, enfisema pulmonar o asma), hipertensas, con diabetes o inmunosuprimidas (ya sea por enfermedad, por tratamiento oncológico o por haber sido trasplantadas); y embarazadas. Si hay en el equipo una persona en categoría de riesgo, organizar su reemplazo temporal. Si no fuese factible, priorizar que realicen tareas de forma individual o con la menor interacción posible con otros miembros del equipo.

4. Evitar el contacto con proveedores.

No se coordinará la visita en caso de que los proveedores presenten alguno de los siguientes síntomas: fiebre, cansancio y tos seca; dolores articulares y musculares generalizados, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta, estornudos y diarrea, dificultad respiratoria. Evitar el contacto directo con otras personas (distancia de dos metros); priorizar no recibir remitos en formato papel. Si debe recibir formato papel, lavarse las manos luego de su archivo. La persona que ingrese deberá mantener las condiciones de higiene de manos, lavándose con agua y jabón y si no se dispone, con alcohol en gel. Realizar la descarga en una zona asignada (previa consulta a la persona a cargo sobre la delimitación de dicha zona). El ingreso de los productos al lugar de acopio definitivo queda a cargo de los funcionarios del tambo, quienes deberán: desinfectar los paquetes antes de ingresar al lugar de acopio definitivo o ventilar la zona y desinfectar equipos con los que estuvieron en contacto (se puede desinfectar usando pulverizador (frasco pequeño) con hipoclorito, 1000 ppm, equivale a que por cada litro de agua se debe agregar 20cc de Cloro (cuatro cucharaditas). Las soluciones con cloro siempre en lugar protegido de la luz, fresco y en recipientes no transparentes y cerrados.

5. Manejar residuos.

En principio, se asume que los residuos derivados de las tareas de limpieza y desinfección, tales como elementos y utensilios de limpieza y los equipos de protección personal desechables, se deberán eliminar como residuos sólidos asimilables, los que deben ser entregados al servicio de recolección. Los residuos deben ser almacenados en un sitio cerrado, y protegidos de la lluvia y animales en sitio seguro, hasta su recolección y/o disposición.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...