17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
5 de octubre 2023 - 14:22hs

El científico Rattan Lal, mayor autoridad mundial en ciencias del suelo y Premio Mundial de la Alimentación 2020, exhortó a los máximos funcionarios agrícolas del hemisferio reunidos en la Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas 2023, que se desarrolla en San José de Costa Rica, a impulsar y promover en sus países la conformación de una ley de la salud de los suelos, por el rol estratégico que juega este recurso natural para el agro, la sostenibilidad ambiental y la seguridad alimentaria global.

La ley de la salud de los suelos debería ser prioridad a nivel nacional, espero que realmente se incorporen leyes de la salud de los suelos. Sean proactivos cuando regresen a sus países, hablen con sus presidentes, que esta ley tenga una cláusula donde se les pague a los agricultores créditos de carbono por sus servicios ecosistémicos, por las prácticas conservacionistas que ellos emplean, para respaldar los cultivos que tenemos; defiendan las cosas en las que creen, si no, nos vamos a quedar atrás”, advirtió Lal en una presentación de alto impacto durante el encuentro convocado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Lal, Embajador de Buena Voluntad del IICA y Cátedra IICA en Ciencias del Suelo, reconocido a nivel mundial por su trabajo centrado en el potencial de los suelos para ayudar a resolver problemas globales como el cambio climático, la seguridad alimentaria y la calidad del agua, planteó el desafío en el foro “Escalar el financiamiento climático: oportunidades para la agricultura”, que forma parte de la agenda de trabajo de la Conferencia ministerial en la que participan 32 ministros de las Américas, altas autoridades nacionales y de organismos internacionales, líderes rurales, académicos con reconocimiento mundial y representantes del sector productivo e industrial.

Más noticias

Rattan, quien además lidera el Centro de Manejo y Secuestro de Carbono Rattan Lal (C-MASC), de la Universidad Estatal de Ohio, abordó en su ponencia la importancia de que el sector agropecuario de los países de la región logre avances significativos en lo que denominó “cultivo de carbono”, clave para “enfrentar el cambio climático y lograr las metas de desarrollo sostenible”.

“Mejoramos la salud del suelo al agregar carbono al suelo; la productividad y la resiliencia. Con el potencial del secuestro de carbono, con los suelos administrados correctamente, podemos mitigar el cambio climático y cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible como fin de la pobreza, hambre cero, reducción de desigualdades, agua y saneamiento, metas que no estamos cumpliendo porque la palabra suelo que tiene que ver con todos, no aparece”, argumentó.

En su presentación, Lal rescató el programa “Suelos Vivos de las Américas”, iniciativa que llevan a cabo el C-MASC y el IICA y que articula esfuerzos públicos y privados en el combate a la degradación de los suelos, un fenómeno que amenaza socavar la capacidad de los países de satisfacer de manera sostenible la demanda de alimentos.

“Lo que vemos es que los suelos están perdiendo carbono, se extrae del suelo compostaje, residuos de cultivos, biomasa, las pérdidas por erosión y descomposición, y los rendimientos de producción agrícola bajando, nuestra es meta es que suceda lo contrario con el programa del IICA que se enfoca en eso”, dijo.

Agricultores y sector privado protagonistas

El científico señaló a los ministros que el “suelo tiene poderes divinos”, por su importancia para la salud humana y planetaria, e incluso es fundamental para la paz mundial, e indicó que solo los agricultores pueden recuperarlos, al entender que son los principales guardianes de los recursos naturales, fundamentales para su actividad productiva.

El agricultor debe ser remunerado conforme a sus prácticas sostenibles de uso de suelo, si hacen agricultura conservacionista, deben recibir un pago, ser remunerados, y aquí el sector privado juega un rol importante, su colaboración es crítica para ayudar pagando créditos de carbono al agro, que el gobierno muchas no veces no puede”, acotó.

En su intervención aseguró que de cara a la COP28, que tendrá lugar del 30 de noviembre al 12 de diciembre en Dubái, el tema de invertir en el agro y en materia de secuestro de carbono como solución a los impactos climáticos estará al tope de la agenda.

Compromiso para la acción política

La exposición de Lal caló en las autoridades agrícolas de la región, quienes respaldaron la necesidad de priorizar acciones y políticas con los agricultores en el centro, para cuidar la salud de los suelos y potenciar así el desarrollo del agro en sus países de la mano con la sostenibilidad ambiental.

“El suelo rural agropecuario debe estar al centro de las políticas públicas de la región, y eso quiere decir que además de pensar en el financiamiento que pueda tener el suelo frente a la lucha contra el cambio climático, debe haber políticas dirigidas a permitir incentivos para la conservación; reconocer el estado de conservación de los suelos que tienen hoy las agriculturas campesinas, de los pueblos indígenas, de las comunidades afrodescendientes. Es en las comunidades locales con el desarrollo de sus actividades tradicionales donde están los suelos agrícolas más conservados, un recurso que potencia la vida y el futuro del mundo”, afirmó la viceministra de Desarrollo Rural de Colombia, Martha Carvajalino.

“Desde el año pasado y justo gracias a su recomendación (la de Lal) y con el apoyo del IICA, el gobierno de México diseñó la estrategia nacional de suelos para agricultura sustentable y hoy es una realidad. Nos ha ayudado a darle ese valor que tiene este principal activo de nuestro sector agroalimentario y principal patrimonio de los productores. Es el rumbo correcto que para tener una producción sostenible de alimentos”, agregó el Coordinador General de Agricultura de esta nación, Santiago Argüello.

El Viceministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, Fernando Vargas, detalló que en el caso de su país producto de la ley de suelos, “un 60% se protege y está en conservación, y el 20% de los bosques está en manos de los productores agropecuarios”. “Hay un gran esfuerzo que están haciendo los diferentes países, sin embargo, los recursos (financieros) son limitados para poder hacer esa inversión en el tema de venta de carbono, un ingreso importante para los productores”, dijo.

El Jefe de Misión Adjunto del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, Mike Flores, expresó que “la protección de los suelos e invertir en agro inteligente es crucial por los beneficios que representa para la seguridad y calidad de los alimentos y del agua”, una tarea donde tanto los “sectores público y privado” son medulares, con el fin de “mejorar las prácticas y vencer estos escollos en materia de secuestro de carbono y la mitigación de los gases de efecto invernadero”.

“Hay que promulgar leyes para la conservación de suelos saludables, el pago por servicios ecosistémicos a los productores, que en su mayoría no tienen accesibilidad a tecnologías disponibles para la agricultura regenerativa”, complementó el viceministro de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guatemala, César Vinicio Arreaga.

“Hay que ser proactivos nosotros como ministerio de agricultura, están los incentivos y este cambio estructural que requiere la agricultura”, mencionó por su lado el viceministro de Desarrollo Productivo Agropecuario de Ecuador, Paul Núñez.

“Hay que poner al centro al agricultor, que es el auténtico y verdadero protagonista del desarrollo sostenible de la Américas. En El Salvador estamos realizando acompañamiento técnico y asistencia a comunidades para no hablar de las consecuencias de la vulnerabilidad y los riesgos climáticos, y tratar de lograr una agricultura regenerativa de los suelos, porque sabemos perfectamente que de ahí nace la producción”, valoró el ministro de Agricultura y Ganadería, Óscar Guardado.

El ministro de Agricultura de Belice, José Abelardo Mai, remarcó  que el sector agropecuario está en “una posición de privilegio para generar ingresos legítimos para la actividad, a través del fomento a la salud del suelo que es esencial, y mediante el secuestro de carbono”; mientras que el Director General de Desarrollo Agrícola y Agroecología de Perú, José Alberto Sáenz, resaltó que ante el cambio climático “lo que le toca a los Estados es brindar una protección social, apoyo sobre todo al pequeño agricultor, que es el más vulnerable ante esos escenarios” de inundaciones, sequías, cambios de temperaturas, entre otros. 

“El acceso al financiamiento climático es un problema que vemos en Trinidad y Tobago, no nos beneficiamos de todos los recursos que existen y las colaboraciones para crecer en un agro inteligente son cruciales. Queremos avanzar en cuanto a inventarios de GEI, analizar nuestras actividades de cambio climático, y equilibrar las estrategias para la mitigación, tenemos dificultades debido a nuestros ingresos per cápita”, concluyó el Ministro de Agricultura, Suelos y Pesca del país caribeño, Avinash Singh.

Temas:

IICA Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas Agricultura MGAP Fernando Mattos Ganadería sustentable

Seguí leyendo

Te Puede Interesar