Mundo > PEREGRINACIÓN

Irán responsabiliza a Arabia Saudí de la estampida que dejó 717 muertos

Aseguran que ocurrió el incidente porque se cerraron dos accesos por "motivos desconocidos"

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2015 a las 16:30

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, responsabilizó hoy a Arabia Saudí por la estampida en la peregrinación, que dejó 717 muertos hasta el momento, de los cuales 125 son iraníes, según informó la televisión pública de ese país.

Estos días entre dos y tres millones de personas participan del rito musulmán de la peregrinación, uno de los cinco pilares del islam, que es una de las mayores concentraciones del mundo.

Según un responsable del ministerio de Salud, la avalancha tuvo lugar durante el ritual de la lapidación de Satán en Mina, que consiste en lanzar piedras hacia estelas que lo representan. El accidente se produjo cerca de una de las estelas, cuando varias personas que abandonaban el lugar se cruzaron con un gran número de peregrinos que querían acceder a él.

"Por motivos desconocidos", se cerraron dos accesos cerca del lugar donde los fieles llevan a cabo el ritual de la lapidación de Satán, afirmó Said Ohadi, el responsable de la organización iraní del hach.

"Eso fue lo que causó este trágico incidente", declaró en la televisión estatal iraní, precisando que el cierre de esos pasos sólo dejó tres accesos a la zona.

"El Gobierno saudí está obligado a asumir su gran responsabilidad en este amargo incidente y cumplir con sus obligaciones conforme con el imperio de la Justicia y la Equidad", dijo Jameneí.

La máxima figura religiosa y política iraní apuntó a que "la mala gestión e inapropiadas medidas" tomadas por las autoridades saudíes "fueron factores que provocaron esta tragedia y no deben pasarse por alto".

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed ben Nayef, ordenó una investigación, informó la agencia oficial SPA, cuyas conclusiones deberían entregarse al rey Salmán a quien "corresponderá tomar las medidas adecuadas" para remediar las consecuencias de este drama.

El rey Salman, dijo que espera "lo más pronto" resultados de la investigación y agregó que ordenó "una revisión de los planes" de organización de la peregrinación para que los fieles "celebren sus ritos en seguridad".


Otras tragedias


Desde 1990, seis de los siete principales accidentes ocurridos durante el hach se produjeron en el ritual de la lapidación. El último de ellos se remonta a enero de 2006, cuando 364 personas murieron en una avalancha humana en Mina.

La peor tragedia tuvo lugar en julio de 1990: 1.426 peregrinos fallecieron en un túnel de Mina a raíz de una estampida provocada, al parecer, por una avería del sistema de ventilación.


Comentarios