Cargando...
Los Teros buscan más competencia en 2022

Rugby > RUGBY

Japón y la posible vuelta de la Americas Rugby Championship tras dos años de pelea: novedades de Los Teros para 2022

El presidente de la Unión de Rugby del Uruguay, Santiago Slinger, adelantó los planes de competencia en 2022 para Los Teros, pero también para el seven, juveniles, femenino y competencia local

Tiempo de lectura: -'

09 de febrero de 2022 a las 14:25

La posible vuelta de la Americas Rugby Championship (ARC) y una gira por Japón para jugar dos tests matches en julio ante el seleccionado local: esas son dos de las mayores novedades para Los Teros en 2021, según el presidente de la URU Santiago Slinger, que en esta entrevista con El Observador hace un balance organizativo y deportivo de 2021 y apunta a los objetivos de 2022 a nivel de selecciones y de competencia local. En cuanto a la ARC es un objetivo que dependerá de la evolución de la pandemia en el mundo, y que también incluye, en el escenario ideal, la posiblidad de una competencia más amplia y con más países extra región.

¿Qué balance hicieron de 2021 y cómo encara la URU este 2022?

Creo que los balances los hacen los socios, que son los clubes, pero en la directiva de la URU vemos que el 2021 fue exitoso. En la competencia internacional, en que afianzamos y mantuvimos los programas de alto rendimiento, de desarrollo, todos los convenios con la Secretaría Nacional de Deportes. También porque económica y financieramente terminamos muy bien. Estamos trabajando para tener más equilibrio, gastando lo que nos ingresa, para ser eficientes y cuidadosos. Si a principio de año nos decían que íbamos a lograr todo eso, comprábamos seguro.

¿Cómo se para la URU para el desafío de Peñarol 2022? ¿Cambia mucho desde el presupuesto y la logística? ¿Cuánto ayuda que sea con público en las tribunas?

Algunas cosas funcionan con el piloto automático respecto al año pasado, lo que no significa que no haya que revisar todo. Siempre hay que estar arriba y el foco está en mejorar, ser más eficientes, mejorar en lo deportivo. Se descansó a finales de diciembre después de un año muy largo, se hizo postemporada, se volvió a descansar y volvieron el 10 de enero. Encaramos el primer semestre con el foco en la Superliga. Si lo pudimos hacer el año pasado, con todo lo que implicaba, las expectativas para este año son muy buenas. No estamos exentos de nada, pero hay otro manejo de la situación, más apertura, la posibilidad que haya público, el disfrute de poder ir a un partido de rugby. Todo eso va marchando. 

Además arrancamos con los procesos de academia, el seven. El seven Challenge que se iba a hacer en febrero y era clasificatorio para el Circuito Mundial se postergó en principio para agosto y seguramente se haga en Chile. Se lo plantearon a World Rugby y entiendo que han respondido afirmativamente. Sería antes del mundial, y clasificatorio para entrar a serie mundial. 

Ahora buscamos competencia en seven con Argentina y Chile. Tuvimos intercambio con Estados Unidos, pero al haberse reprogramado los sevens de Los Angeles y Vancouver y este Challenge no se si habrá espacio. El covid nos está enseñando que a veces planificamos y tenemos que postergar, y tenemos que  poder organizar una alternativa pronto. Hoy lo que estamos buscando es jugar con Argentina y Chile a fines de febrero, porque tienen la misma necesidad que nosotros de generar competencia. 

Santiago Slinger, presidente de la URU

Hay más diálogo con el norte tras la pelea que se dio en las elecciones de Wrodl Rugby. ¿Hay posibilidad de que vuelva la Americas Rugby Championship?

World Rugby quiere que las Ámericas jueguen juntas. Vamos a acompañar esos movimientos que son en pro de estar juntos. Terminado el acto eleccionario, las diferencias que puedan haber habido, necesitamos competencia y el foco de tener determinada competencia en el año tiene que estar. Estamos en esa línea. Cuando estuve en Denver por las eliminatorias tuve conversaciones con autoridades de USA Rugby, ellos se veían jugando contra Uruguay y los equipos más fuertes de Sudamérica en el corto y mediano plazo. Hay planes para jugar este año, depende del tema covid. Hay un plan de volver a juntarse entre las ventanas de julio y noviembre y continuar lo del año pasado en la Américas Pacific Challenge, en la que vino Estados Unidos y Canadá estaba invitado pero no pudo venir. Estamos buscando más competencia fuera de las ventanas, todos necesitamos competencias. Los jugadores están en los Centros de Alto Rendimiento y necesitan tener competencia, y hay un espacio que se genera en agosto y setiembre.

¿O sea que si no hay problemas de covid la ARC se puede jugar este año?

Sí.

¿Cuál es la competencia prevista para la ventana de julio?

Tenemos cerrada una gira a Asia para jugar dos partidos con Japón. Estamos esperando que se formalice, pero el acuerdo ya está. Sería en los últimos dos fines de semana de junio . Y estamos buscando otros dos en julio en Uruguay, pero tenemos que tomar ciertos recaudos porque por las distancias del viaje necesitamos un mínimo de dos semanas entre el segundo partido en Japón y el primero de acá. Contra quién será dependerá de lo que pase en los próximos meses. Seguramente sea contra uno de los equipos europeos que están jugando el clasificatorio. Georgia, Rumania, España o Portugal. Hay que ver ese desenlace. 

¿Con Escocia no hay chances? Viene a jugar con Los Pumas.

El plan de Uruguay es que deberíamos lograr que el equipo que venga a jugar con Argentina cada año juegue un partido con Uruguay. Estaba cerrado Gales el año pasado pero el covid lo impidió. De hecho fuimos invitados a jugar en Gales, pero no teníamos disponibilidad de fechas porque estábamos con la Eliminatoria. Lo que planteamos y WR lo sabe es que los equipos que vengan a la región puedan jugar con Uruguay. Pero Escocia viene a jugar tres partidos con Argentina así que tampoco hay mucho margen. Estamos cerrando partidos de muy buen nivel en julio, Japón a esta altura no sé si es Tier 1 o Tier 2.

¿Y la ventana de noviembre?

En noviembre hay 99% de chances de que vayamos a Europa. Lo que está pasando es que, salvo algunos países puntuales, nosotros armamos nuestro calendario con WR. Podemos arreglar directo con algún país, pero es con WR que se da la coordinación acomodando fixtures. Nos imaginamos repitiendo el esquema de noviembre pasado, un tier 1 y dos tier 2. Hubiéramos jugando contra Samoa en noviembre, que se suspendió, jugamos con Rumania, al no estar Samoa jugamos dos con Italia. Sabemos que los equipos del Pacífico Sur tienen muchos jugadores en Europa y deberían ser una posibilidad.

En 2019 vinieron varios profesionales extranjeros a trabajar en el cuerpo técnico antes del mundial. Ahora falta un año y medio para el Mundial 2023, pero ¿hay posibilidad de repetir esa experiencia en 2022, más allá de que varios siguen trabajando a distancia?

Se mantiene nuestro staff permanente. La primera novedad es que Meneses se radica definitivamente en Uruguay, con toda su familia. Va a estar más tiempo trabajando con Teros y con todo el programa de alto rendimiento. Y Pablo Bouza, que el año pasado llegó como asesor de Sudamérica Rugby y entrenador de Peñarol, ahora pasa a ser parte de nuestro staff en acuerdo con World Rugby. Es parte de lo que podemos mejorar con World Rugby, que esté más tiempo en Uruguay. Además están en el radar varias personas. El psicólogo Juanjo Grande va a estar más cercano a momentos de competencias. En cuanto a los preparadores físicos mantenemos el vínculo con Craig White, que ya estuvo con nosotros una semana en Europa en noviembre, al igual que Daniel Hourcade. Estamos a un año y medio, las campañas más intensas de preparación al Mundial van a ser en 2023 y algunos de ellos van a desembarcar, sobre todo en la parte física y de nutrición.

¿Cuál es el objetivo deportivo que se plantea para 2022?

Ese es un tema más para el área deportiva que para la directiva de la URU. De todos modos estamos en un proceso en el que queremos seguir escalando posiciones, tratando de aumentar la base de jugadores preparados. Eso se va a plasmar ahora con Peñarol. Tenemos solo dos extranjeros, aunque puede llegar un tercero. El grueso son jugadores locales porque queremos que las nuevas camadas tengan ese roce, potenciarlos en los equipos superiores. Aspiramos a ganarle a los que están abajo del ranking y ser competitivos con los que están arriba. Japón es una prueba importante, después de nosotros juega tres partidos con Francia. Lo tomamos como un desafío. Sabemos que los resultados no  siempre son inmediatos, capaz toca perder más que ganar. El tema es medirnos.

También tenemos un foco importante en el seven, en que tuvieran una preparación diferente a la que han tenido. Tratamos de incorporarles competencia todo el año, lo que no implica que estén todo el año entrenando en el Charrúa. 

No hemos hablado de rugby de clubes, pero es otro gran objetivo para este año. En 2021 trabajamos fuerte para tener campeonatos más atractivos, con más diversión para los hinchas, mucha difusión, presencia permanente en tv para que el campeonato tenga brillo.

¿Los Teritos seguirán sin Mundial?

No habrá mundial este año ni el que viene. No está confirmado el torneo de Sudáfrica que tuvimos en 2021, estamos trabajando con World Rugby para ver qué podemos hacer. Seguro que vamos a competir, tenemos que ver dónde. Un formato como el de Sudáfrica sería fantástico, más allá de la competencia que podamos tener en Sudamérica. También la competencia de setiembre y octubre, que no solo involucraría a mayores sino también a juveniles. Si sacamos una ARC para adultos y otra para m20 tendremos competencia de buena calidad.

El rugby local: los clubes reclaman más atención y ayuda. ¿Qué se puede hacer?

Si bien integro la directiva vengo de  un club, y eso ha sido tema de siempre, hasta dónde los recursos de la URU se vuelcan a los clubes y hasta donde a la selección. Estamos con el foco con las dos cosas, porque los clubes son la base de nuestro rugby. Yo creo que en 2021 hubo un cambio importante en tratar de contemplar y jerarquizar la competencia. Esto empieza sobre la base de que la tv es la mueve, difunde y muestra. Mostramos nuestra mejor cara con un estadio espectacular y lo mejor de nuestro rugby. Generó motivación y competencia, y vamos con esa base a reiterarlo en 2022. Creo que lo que no tuvimos bueno en 2021 fue el Clasificatorio porque por la pandemia tuvimos que empezar a mitad de año. Esta vez vamos a jugar un Clasificatorio más largo, una rueda todos contra todos y vamos a ir a ese rugby de base de jugar todos contra todos. Después un grupo de clubes jugará el Super 6,  que ya tendrá difusión de la TV y después se se encontrarán los de arriba con los de abajo. Los clubes son la piedra fundamental, y queremos darles todo lo que está al alcance de la URU. Capaz que para muchos no es suficiente y está bien que demanden más cosas, es importante que haya gente que se preocupe que le den mas competencia. Lo que queremos recuperar en 2022 es tener en noviembre y diciembre las cuatro o cinco semanas de rugby seven, jugando torneos que se dejaron de tener en los últimos años. Nos da la chance de cerrar con otra modalidad, renovar la energía.

¿Y la competencia con Argentina?

La M18 se va a jugar en marzo a Santa Fe y además habrá competencia de M17. Respecto a los clubes apostamos a tener competencia pero tenemos que esperar que Argentina se reordene para ver dónde nos podemos insertar. Tampoco descartamos que pueda surgir algo para el año. 

¿Qué planes hay para el femenino?

En el rugby femenino de selección hay notorio crecimiento que se materializó en el Sudamericano donde tuvimos grandes partidos. Nos tocó la serie con Argentina y con Brasil, y en el primer tiempo con las brasileñas empatamos 7-7. El femenino ha cambiado a partir de una preparación diferente. Entrenaron todo el año con un sacrificio tremendo y con un staff permanente que logramos sostener, focalizadas exclusivamente con el equipo femeinno. Se nota en el crecimiento. El problema es la poca competencia que podemos ofrecer a nivel internacional. Es un problema de la región, la única competencia es el Valentín Martínez. Queremos que sean más. No tenemos certeza pero habrá definiciones en estos días.

¿Qué te deja a Uruguay el viaje de dos jugadoras de Las Teras a jugar profesionalmente en Italia?

Es impresionante lo que consiguen y es un paso enorme, esperemos que les vaya bárbaro. El solo hecho de ir y entrenar con un equipo profesional ya es muchísimo. Ojalá que puedan jugar muchos minutos y estoy seguro que lo va capitalizar todo el rugby femenino de Uruguay. Tenemos buenas expectativas 

¿Cómo está el presupuesto de la URU después de un año de mucha exigencia profesional?

Cerramos 2021 con ejercicio positivo. No solo hay que mirar 2021 sino que nos prepara para 2022 y 2023, para que tengamos más recursos, mejores staff, más gente trabajando de manera profesional en todos los ámbitos que lo necesiten. Pero también siendo bastante medidos en no gastar más de lo que va ingresar. No puedo negar que los éxitos deportivos son importantísimos porque generan que los planes puedan seguir y los sponsors sigan apoyando. Si bien sabemos que hay mucha demanda en el segundo semestre de 2022 y en 2023, estamos buscando que cuando termine este periodo de 2023 tengamos una situación financiera más equilibrada. Estamos cubriendo necesidades mes a mes, cumpliendo presupuestos y obligaciones. 

¿Cuánto es el presupuesto de la URU hoy?

Si uno mira el balance, entre los ingresos por sponsoreo más los aporte de WR, más carnet de jugador, y los canjes, ha subido mucho en estos años y la tendencia es al alza. Tenemos un nivel grande ingresos pero también gastos grandes, con varias áreas profesionalizadas. Hubo ingresos extraordinarios de arrendamiento del estadio que se usaron en mejorarlo. 

¿La idea es mantener el alquiler para el fútbol?

La voluntad es mantenerlo, el estadio está para usarse, tiene que estar disponible para el rugby y fútbol femenino según lo prevé el acuerdo. Ahora vuelve el futbol pero tenemos una barrera que son las vallas. El Charrúa está pensado para que no tenga alambrado. Si no tenemos más remedio lo pondremos, pero tratamos de que sea usado en esa condición. Esto es dinámico y el interés es que el fútbol esté más allá de acuerdo con la AUF para el femenino, que lo está usando y tendrá un torneo sudamericano este año. Se necesita cierto nivel de arrendamiento para poder hacer inversiones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...