Cargando...

Economía y Empresas > LEY DE URGENTE CONSIDERACIÓN

Jara: "La visión no es la de un mercado liberalizado, sino la de uno fuertemente regulado"

La presidenta de Ancap dijo este martes que no seguirá en Ancap porque cumplió "un ciclo" y destacó la parte regulatoria de la ley de urgente consideración 

Tiempo de lectura: -'

28 de enero de 2020 a las 15:01

Un día después de que Ancap concretara una nueva cobertura de dos millones de barriles de petróleo para continuar con su política de gestión de riesgo, la presidenta del ente, Marta Jara, dijo que no aceptaría continuar en el directorio de la empresa porque cumplió “un ciclo”.

A su vez, en diálogo con radio Carve la jerarca se refirió al borrador de la ley de urgente consideración: “En la parte de hidrocarburos el titular es que se desmonopoliza Ancap, pero lo carnoso de la ley está en lo que refiere a la Ursea (Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua)”.

El anteproyecto presentado por el gobierno electo plantea en el artículo 192 derogar el monopolio de la importación, exportación y refinación de petróleo crudo y derivados del mismo que efectúa el Estado y gestiona Ancap. Además, establece un marco regulatorio para la energía y el agua que se extiende hasta el artículo 210 del documento. 

Jara señaló que a su entender se “sobrestima demasiado el tema monopolio o no monopolio, cuando no es bueno o malo per se”. “La clave es un regulador independiente con capacidades técnicas fuertes, que pueda regular el mercado. La visión que se plasma –en el anteproyecto– no es la de un mercado liberalizado, sino la de un mercado fuertemente regulado. Por lo tanto, lo que haga o deje de hacer la Ursea va a ser determinante”, prosiguió.

La jerarca dijo que, para empezar, lo que se plantea es que sea la Ursea la que fije las tarifas para toda la cadena, algo que en la actualidad en gran medida lo hace Ancap a través de contratos, proponiendo después una tarifa al Poder Ejecutivo, que decide finalmente.

“Si la Ursea pasa a fijar tarifas técnicas, eso da una certidumbre regulatoria que hoy no se tiene. Es fácil darse cuenta que si Ancap participa de hacer la regulación, es juez y parte. Eso trae innumerables problemas”, apuntó Jara, que además valoró como “muy positivo” lo propuesto.

Sin embargo, Jara dijo que no estaba a favor de desmonopolizar Ancap, aunque cree que no sería dramático, porque “va a seguir siendo siempre jugador dominante” por sus activos, conocimientos y una marca de casi 90 años.

“Se va a poder adaptar. El problema de desmonopolizar no es para Ancap, es para el consumidor, que se va a ver perjudicado. Si la Ursea actúa dentro de los parámetros que propone la ley, va a ser extremadamente difícil que se pueda concretar la importación”, apuntó.

También aclaró que la refinación es la forma de abastecimiento más económico y que para abrir la importación habría “que cambiar un montón de reglas de juego”, como subsidios cruzados o separar el negocio de los combustibles de los demás.

“Un monopolio puede ser la solución más eficiente y que haya competencia no quiere decir que haya un mercado competitivo. Eso lo vemos en muchos sectores donde hay competencia y libre importación, como en el portland. Es mucho más difícil regular un mercado con pocos actores, que hacerlo con un monopolio de manera técnica y con capacidad preceptiva de imponerle tarifas. Obligarlo a ser eficiente. Lo que mejor simula un mercado en competencia es un buen regulador”, resumió Jara.

La presidenta de la petrolera adelantó, además, que Ancap cerró 2019 con cifras positivas, aunque no se animó a anticipar si con mejores números que 2018. El ente tuvo una ganancia de US$ 88 millones en 2018, completando su tercer año consecutivo con utilidades. 

Entre los ejercicios 2011 y 2015 la empresa había acumulado pérdidas por unos US$ 800 millones. Eso llevó a que el Estado aprobara una millonaria capitalización por US$ 623 millones en el comienzo de 2016.

A partir de allí, la firma estatal completó su tercer año consecutivo con números positivos tras ganar US$ 15 millones en 2016 y US$ 39 millones en 2017, sumando los US$ 88 millones de 2018..

Durante 2019 los costos de producción de Ancap quedaron por encima de la paramétrica prevista, pero por debajo de los precios del mercado debido a los seguros contratados por la empresa, explicó Jara. La empresa también había comprado barriles por adelantado a mejor precio a fines de 2018.

En este sentido, aclaró que según la planificación hecha por la empresa hasta el primer trimestre de 2020 no era necesario ajustar los precios de los combustibles, porque en caso de serlo, “se le hubiese pedido al Poder Ejecutivo”.

La ejecutiva recordó además que el gasoil no sube de precio desde enero de 2018. Hoy el valor del gasoil al público está en $ 40 y Ancap recibe $ 23, aclaró.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...