Cargando...
El juez lo procesó el pasado jueves

Nacional > CASO LOLA CHOMNALEZ

Juez del caso Lola aún no tiene un "cuadro claro" de lo que pasó ese día

"Es muy temprano para contestar" cuál fue la cronología de los hechos en el crimen, dijo el magistrado a El Observador

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2022 a las 05:04

En el caso por el homicidio de Lola Chomnalez (14 años) hay un acusado por encubrimiento del crimen y un procesado por la autoría. "El caso aún no está cerrado", repitió varias veces el juez Juan Giménez Vera en conferencia de prensa el viernes, el día después de haber procesado al hombre cuyo material genético apareció mezclado con la sangre de Lola. En diálogo con El Observador, el magistrado afirmó que si bien puede vincular al hombre con el homicidio de la adolescente, aún no puede "concretar bien qué fue lo que pasó el 28 de diciembre de 2014". 

Consultado sobre si podía determinar cómo se dio la sucesión de hechos que terminó con la muerte de la joven argentina (quién la llevó hacia los médanos, qué altercado se dio ahí y cómo se desencadenó en la muerte de la víctima), señaló: "Todavía me falta para tener un cuadro claro de lo que pasó". 

Giménez Vera aclaró que el procesamiento es el inicio del sumario penal, razón por la que todavía hay tiempo de conseguir más pruebas. "Es muy temprano para contestar" cuál fue la cronología de los hechos en el crimen. 

La fiscal Jessica Pereira indica en su pedido de procesamiento que al llevar a Lola a las dunas donde finalmente fue asesinada, pudo haber dos o tres personas. El juez recordó que el informe de la médica forense abre la posibilidad a que el hecho lo hayan cometido más personas, aunque hizo hincapié en que no es una certeza sino una probabilidad.

¿Esa segunda persona es el acusado de encubrimiento, apodado el Cachila? El magistrado rememoró la declaración del encausado, quien afirmó que estuvo con la adolescente, pero que no la agredió, sino que ella se desmayó y él la dejó ahí. Si se le creyera al Cachila, podría haber una tercera persona no identificada. Si no, él podría ser considerado el coautor del homicidio. 

Sin embargo, hay solo material genético del hombre procesado en los últimos días y no parece haber otros testigos más allá del Cachila. El hombre procesado el jueves también negó haber cometido el crimen. Por tanto, la identificación de otro participante en el homicidio depende de que alguno de los procesados lo señale o que surja un nuevo testigo. 

Cachila actualmente está acusado de encubrimiento y su sentencia se dictará en pocos días. Más allá de eso, Giménez Vera enfatizó en que el juez "no está atado a la calificación jurídica del fiscal", lo que significa que él puede tipificarle otra condición –por ejemplo, la coautoría–, con base en los hechos probados. Las posibilidades a la hora de la sentencia son la condena por el cargo que pide el fiscal, la condena por otros delitos que justifique el juez o la absolución. 

Los fundamentos del procesamiento del presunto autor

El juez Juan Giménez Vera difundió este lunes los fundamentos por los que procesó por homicidio muy especialmente agravado por alevosía a un hombre de 39 años, el presunto responsable de haber dado muerte a la adolescente argentina de 14 años, Lola Chomnalez, en 2014. Según el documento al que accedió El Observador, el hombre declaró que nunca había matado a nadie, "ni a una mosca".

El magistrado consideró que no es "lógica" la descripción que el procesado dio de los hechos –dijo que se hirió la mano con una botella y por eso sangró cuando robó las pertenencias de la mochila de Lola–. Relató que se puso dos curitas, caminó 20 minutos hasta que llegó a la playa y luego recorrió dos cuadras por la arena.

"Dijo haberse lesionado la mano izquierda, que a sus efectos es la inhábil dada su condición de diestro, no haciendo alusión a ningún tipo de acto violento que provocara que luego de 20 minutos y de cubrir la herida con dos curitas, esta, por algún tipo de mecanismo que no describió, quedara a la intemperie y se produjera un nuevo sangrado, justo en el momento en que toma contacto con el DNI y la toalla de Lola". 

"¿Es lógica la descripción que realiza sobre el depósito de su sangre en los objetos premencionados? No. No lo es. Y tal versión del suceso no puede más que calificarse como apartada de los límites de la verosimilitud", manifestó el juez.

Su sangre coincide con la encontrada en el DNI y la toalla de Lola. El hombre tiene antecedentes por violencia privada y violación. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...