Cargando...
El hombre de 39 años fue procesado el pasado jueves

Nacional > LOLA CHOMNALEZ

"Nunca maté a nadie, ni a una mosca", dijo el procesado por el homicidio de Lola Chomnalez

El juez Juan Giménez Vera difundió este lunes los fundamentos por los que procesó por homicidio muy especialmente agravado por alevosía a un hombre de 39 años

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2022 a las 13:52

El juez Juan Giménez Vera difundió este lunes los fundamentos por los que procesó por homicidio muy especialmente agravado por alevosía a un hombre de 39 años, el presunto responsable de haber dado muerte a la adolescente argentina de 14 años, Lola Chomnalez, en 2014. Según el documento al que accedió El Observador, el hombre declaró que nunca había matado a nadie, "ni a una mosca". A la vez, la Fiscalía no descarta que haya habido un tercer involucrado en el crimen. 

Giménez Vera consideró que no es "lógica" la descripción que el procesado dio de los hechos –dijo que se hirió la mano con una botella y por eso sangró cuando robó las pertenencias de la mochila de Lola–. Relató que se puso dos curitas, caminó 20 minutos hasta que llegó a la playa y luego dos cuadras por la arena.

"Dijo haberse lesionado la mano izquierda, que a sus efectos es la inhábil dada su condición de diestro, no haciendo alusión a ningún tipo de acto violento que provocara que luego de 20 minutos y de cubrir la herida con dos curitas, esta, por algún tipo de mecanismo que no describió, quedara a la intemperie y se produjera un nuevo sangrado, justo en el momento en que toma contacto con el DNI y la toalla de Lola". 

"¿Es lógica la descripción que realiza sobre el depósito de su sangre en los objetos premencionados? No. No lo es. Y tal versión del suceso no puede más que calificarse como apartada de los límites de la verosimilitud", manifestó el juez.

Su sangre coincide con la encontrada en el DNI y la toalla de Lola. El hombre tiene antecedentes por violencia privada y violación. 

La cronología de los hechos, según el juez

De acuerdo con el análisis forense, el homicidio de la adolescente ocurrió entre las 15 y las 16 horas del 28 de diciembre del 2014, a 4.600 metros de la casa en la que se hospedaba con su madrina. El procesado declara haber bajado a la playa por la calle principal de Barra de Valizas y caminado dos cuadras aproximadamente hasta la mochila, pero "3 o 4 días después" de la noticia de la desaparición de Chomnalez, pero eso es imposible porque ella tuvo consigo su mochila hasta que fue asesinada. 

"¿Es posible que alguien distinto del procesado le haya quitado la mochila a Lola el día 28/12/2014 y la haya abandonado tres o cuatro días después en el lugar que aquel la encuentra, para luego enterrarla a más de 4 km de distancia?", se preguntó el magistrado. De hecho, el procesado afirma haber bajado dos y tres días después de la desaparición de la adolescente a la playa por el mismo lugar y no haber visto la mochila. "Ni el propio procesado cree en la lógica de sus palabras, como lo manifestó en la audiencia en que fue indagado", afirmó Giménez Vera. 

Pese a la lesión que presuntamente se hizo con una botella de cerveza, eso no le hubiera impedido cometer el crimen, sostiene el juez. Esto ocurre dado que se lesionó la mano izquierda, pero él es diestro. 

"Cuando bajé a la playa caminé una cuadra y algo y noté a lo lejos que había algo. La gente iba y venía pero me senté al lado de la mochila. La abrí, cuando vi que no había nadie, vi el monedero, tomé el monedero, saqué la plata", declaró el procesado. A lo que el juez expresa: "¿Por qué de la nada y a través de las dos curitas que cubrían su dedo índice de la mano izquierda, comenzó a fluir sangre? Esto tampoco parece haber ocurrido".

El pasado del procesado

Según consta en el fundamento del procesamiento, el hombre en 2014 vivía con su pareja y su hija en Castillos. Si bien declara no haber estado ese año en Valizas, iba a trabajar a La Paloma, por lo que podría haber pasado circunstancialmente por allí camino al trabajo. 
Entre 2009 y 2012 había estado preso por violación. Cuando salió en libertad, vivió en lo de un tío y luego volvió a lo de sus padres adoptivos, en La Paloma. Antes de cumplirse el año, se mudó a Castillos y comenzó a dar clases de albañilería por cuatro años.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...