Nacional > Sin pruebas

Jueza dio prisión domiciliaria al único acusado por droga incautada en Alemania

La jueza Larrieu desestimó la intención de la fiscal Mónica Ferrero de imputar a Martín Mutio por un delito más grave y de que continuara esperando el juicio en la cárcel

Tiempo de lectura: -'

26 de octubre de 2019 a las 05:04

"¿De qué se ríe, Mutio?”, preguntó elevando la voz la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero. Martín Mutio había mirado hacia atrás con una sonrisa en su rostro buscando los ojos de los periodistas o de sus familiares. Estaba alegre, porque el empresario comenzaba a darse cuenta de que la audiencia a la que lo habían citado para acusarlo de un delito más grave del que ya le imputaron, y para pedir una prórroga de su prisión preventiva, daba señales de ir al fracaso. 

“No me estoy riendo”, respondió Mutio mirando a la jueza Beatriz Larrieu que dirigía la audiencia y quien no compartió los argumentos de la fiscal Ferrero, por lo que el único imputado hasta ahora por los 4.500 kilos de cocaína incautados en Alemania a fines de agosto se fue para su casa con prisión domiciliaria, mientras espera la realización del juicio. El propietario de la empresa dueña del contenedor en donde las autoridades alemanas encontraron la droga cumplió hasta este viernes prisión preventiva como medida cautelar pero el plazo terminaba el domingo y la Fiscalía tampoco logró extender esa medida. 

La fiscal también tenía el objetivo de cambiarle la imputación de asistencia al narcotráfico por un delito de coautoría de exportación de estupefacientes, que es más grave, pero Larrieu no lo admitió.

“Esto es una vergüenza, una vergüenza”, repitió Ferrero en voz baja cuando la jueza dio por terminada la audiencia.

La jueza falló que el relato de Ferrero no fue contundente, ni supo dar explicaciones que convencieran de que Mutio debía continuar recluido en la cárcel. “Desde el  inicio investigación hasta ahora no se ha avanzado en concretar cómo fue su participación o cómo fue el contacto con los dueños de la droga, sino que la investigación refiere a elementos aledaños”, dijo la magistrada, que también criticó que Ferrero no presentara “nuevos hechos” que ameritaran un cambio en la tipificación. 

“O sea, más allá de las irregularidades de su empresa, y que no esté a nombre del imputado, él siempre se presentó como responsable de esa sociedad, y nunca negó su vínculo”, sostuvo Larrieu, como un ejemplo que a su criterio ilustraba las inconsistencias del relato de la fiscal.

“La fiscalía (por otra parte) ha manifestado que de algún modo (Mutio) tomó contacto con los dueños de la cocaína, pero no tiene elementos que sean fundamentales, y también hay un largo trayecto a Alemania, y pueden haber aparecido otras personas relacionadas a la carga”, agregó la jueza. 

Con ese argumento hizo lugar a un planteo de la defensa. El abogado Florencio Macedo había señalado minutos antes que “la droga apareció a 11.700 kilómetros de distancia después de haber pasado por tres puertos internacionales, y en una compañía naviera con antecedentes por haber recibido cargamentos en el mar”. 

Larrieu desestimó que hubiera riesgo de que el imputado se fugara del país o que incluso afectara la investigación, y dio por bueno el argumento presentado por Macedo también en ese punto. El penalista dijo que su cliente se mostró dispuesto a colaborar con la investigación desde el primer día en que se conoció la noticia de la incautación, que tenía una novia en Uruguay y ninguna razón para escaparse. La jueza definió que a Mutio se le aplicara una tobillera electrónica para controlar que cumpla con la medida.

Apelación

Ferrero apeló la decisión de Larrieu de no agravar la imputación de Mutio  –de 32 años y con un antecedente por estafa de 2015–, por lo que ahora el caso será estudiado por un tribunal de apelaciones.

"Insisto con esto, porque hablamos de un cargamento voluminoso, incluso en un momento en que se dieron muchos comentarios en nuestro país. Estamos hablando de algo que tiene que haber sido habilitado por la connivencia de alguien, y aparte me dedico a investigar el narcotráfico desde hace 17 años", dijo la fiscal para fundamentar su reclamo.

Antes había argumentado que existía peligro de fuga por tres razones: aseguró que Mutio tiene "una empresa en Argentina" y contactos en ese país, que cuenta además "con medios económicos como para irse al extranjero", y que es de esperarse que escape de la justicia dado que el delito por el que se lo acusa tiene pena de cárcel.

Además dijo que había riesgo de que Mutio entorpeciera la investigación al tener contacto –como lo podrá tener ahora en su casa– con otros posibles involucrados en la maniobra, y así incidir en las versiones que den esas personas a la fiscalía. 

"Estamos hablando de una organización criminal", exclamó Ferrero, que mencionó asimismo que todavía falta que sean capturados otros sospechosos.

"Y este mes en que estuvo detenido hemos avanzado muchísimo en la investigación", reclamó, sin éxito, y luego también apeló la sentencia de Larrieu.

La droga incautada por las autoridades de Alemania fue la mayor cantidad de cocaína interceptada nunca en ese país, y su decomiso fue calificado como un "sensible golpe al tráfico internacional de drogas".

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...