Fútbol Internacional > Cierre y cobertura

Julio Ribas hizo historia con Gibraltar: "Tienen un coraje espectacular"

El entrenador no ve posible la vuelta al fútbol uruguayo porque está "feliz" con su proyecto en Gibraltar 

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2018 a las 19:42

La selección de Gibraltar ganó este sábado por primera vez un partido en su historia tras derrotar a Armenia 1-0 por la Liga de Naciones de UEFA. Tres días más tarde volvió a ganar, en este caso ante Liechenstein 2-1. El entrenador de esta selección es el uruguayo Julio Ribas, quien en diálogo con Referí contó cómo es la tarea de dirigir un equipo hasta ahora desconocido.

Gibraltar integra la UEFA desde 2013 y es miembro de la FIFA desde 2016. Está ubicado en el puesto 198 del ranking de la organización entre 210 selecciones que la integran. Y, según comentó Ribas a Sport 890, tan solo había anotado cinco goles en su historia, mientras había recibido 124.

Ribas conoce el medio porque desde 2016 y hasta 2018 dirigió al Lincoln, el equipo “con más títulos” en la historia de Gibraltar. Cuando trabajaba en un complejo deportivo privado de España, a donde iban equipos de fútbol a entrenar, lo conocieron y le hicieron la invitación para dirigir. Allí estuvo dos años y medio, fue campeón y su equipo jugó la Champions League.

Este año esperaba el llamado para la selección porque había visto todos los partidos y porque doce jugadores del plantel eran del Lincoln. “Deseaba que me invitaran a ser entrenador y por suerte sucedió. No demoré en aceptar porque estaba convencido de que podíamos ir mejorando la situación y la realidad del momento”, dijo el entrenador a Referí.

Ribas entiende que para dirigir una selección hay que conocer la idiosincrasia del lugar. “No hay que imponer lo que uno piensa o siente, sino perfeccionar la identidad. Saber captarla, respetarla y llevarla a lo mejor”, comentó.

Los jugadores gibraltanos están “bien dotados” desde lo físico y lo técnico, mientras que en lo táctico “han mejorado”, según el entrenador. Ribas encuentra que están influenciados por el fútbol español en cuanto a la técnica y la posesión, y al fútbol inglés por la verticalidad, la dinámica y el ida y vuelta.

El técnico dice tener una sola cábala: el trabajo. “Creo en el trabajo y en la inteligencia para sacar el máximo de los jugadores de acuerdo a las condiciones que tienen”, sostuvo.  “Es una responsabilidad muy grande dirigir a una selección de un país en Europa”, agregó. El proyecto es hasta el mundial de Qatar 2022 y busca el crecimiento de una selección de un territorio con 33 mil personas. Pretende dejar una “piedra basal” para el futuro.

Ribas no tiene un objetivo deportivo definido con la selección. Su meta es tratar de crecer todos los días con felicidad. “Lo que tenemos que hacer es crecer mucho, no podemos andar pensando en ningún torneo”, sostuvo.

Los dos primeros partidos del uruguayo como entrenador fueron derrota: ante Macedonia y Liechtenstein, ambos 2-0. La próxima actividad será el 16 de noviembre cuando Gibraltar enfrente nuevamente a Armenia. 

Clásico: nunca hay favoritos

Para el exentrenador de Peñarol es “imposible” diagnosticar un resultado para el clásico. “No entra en juego absolutamente nada, ni quién está mejor, ni quién está peor. Son un campeonato en sí mismo dentro de otro campeonato”, dijo. Tampoco influye, según sostuvo, que si Peñarol gana se corona como campeón del Clausura, porque los equipos no entran a la cancha pensando en eso, sino en dar el máximo.

Ribas siempre sigue el fútbol uruguayo y lo ve “espectacular” desde lo deportivo, pero entiende que lo organizativo no refleja “el nivel que tienen desde lo futbolístico”.

El entrenador no ve posible una vuelta al fútbol uruguayo. “Estoy feliz y con un proyecto con gente muy buena, con jugadores con un coraje espectacular. No tengo que pensar en otra cosa que no sea dar todo lo mejor de mí todos los días en Gibraltar”, afirmó. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...