Polideportivo > ENTREVISTA A EDUARDO ULLOA

La apuesta: deporte en las escuelas, más gestión y un Mundial de natación en 2022

El director del deporte federado de la Secretaría Nacional del Deporte, Eduardo Ulloa, explicó cómo piensan ampliar la base de la pirámide en el deporte uruguayo y cómo construirán una piscina para recibir un Mundial FINA en dos años

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2020 a las 05:03

Cuando el 2 de marzo iniciaron el trabajo en la Secretaría Nacional del Deporte (SND), plantearon un objetivo en el deporte federado, ¿hacia dónde iban y cuánto los obligó a reorientar el rumbo la pandemia de coronavirus?

Por lo que habíamos visto en la etapa de transición, apuntábamos a mejorar la gestión. Se había realizado mucha inversión, gastos con pocas contrapartidas de las federaciones, y nos planteamos como objetivo un desarrollo desde la masificación del deporte infantil, entre los 11 y 12 años. Eso nos lleva a avanzar con ANEP en la gestión de escuelas de iniciación deportivas. ¿En qué consiste? En introducir más deportes en las escuelas, que luego tengan continuidad con los Juegos Nacionales, que son algo que mueve mucha gente, para lo que se invirtió mucho dinero y entendemos que está muy bien realizado. La idea es adelantar una etapa en el deporte infantil, comenzar una antes, para que el desarrollo tenga un impacto más importante en los Juegos Nacionales. Y a la larga que el camino sea este: iniciarse en el deporte en la educación física y en la recreación, involucrarse en el deporte a través de las competencias en los Juegos Nacionales, y luego dar continuidad a ese proceso en el desarrollo que avanza en clubes deportivos y en las competencias. El objetivo es que en esas transferencias a las federaciones se reinvierta, y en las contrapartidas nos ayuden a trabajar desde abajo.

¿En qué consiste la reinversión de esas contrapartidas?

En ese plan de desarrollo, con ANEP, las federaciones y la Secretaría, que todos seamos socios, que las federaciones nos puedan dar horas de profesores, materiales, que colaboren con técnicos y especialistas. Por ejemplo, que el curso de entrenadores de básquetbol que está bien implementado pueda sumar créditos o, a modo de pasantías, participen con las escuelas de iniciación de básquetbol en las escuelas públicas. Veremos luego quién paga el viático, pero la idea pasa por allí. Y utilizo el básquetbol porque es la federación que tiene más desarrollo. El rugby ya hizo algo. También queremos involucrar handball y vóleibol para el deporte femenino.

¿En qué nivel se haría la escuela de iniciación deportiva?

En quinto y sexto año de escuela.

¿Apuntan a ganar un espacio en la escuela para captar talentos para las federaciones?

Va por allí el proyecto.

¿En qué etapa de implementación están?

Ya hablamos varias veces con ANEP. Se va a crear una coordinación deportiva que hoy no existe. Una de ANEP y otra de la SND. Estamos en la creación. Estamos caminando.

¿Cuándo quieren poner en práctica el proyecto?

Pese a las dificultades que plantea la pandemia que estamos viviendo, la idea es ponerlo en funcionamiento este mismo año en algunas escuelas.

¿En cuántos deportes piensan trabajar?

Entre tres o cuatro. Además de los mencionados (básquetbol, handball, vóleibol), hockey.

¿Atletismo?

Depende lo que haya en cada lugar, en cada localidad. Hay muchos lugares del país que son diferentes. Por ejemplo, el desarrollo del remo en Mercedes es impresionante, por tanto, la idea de la escuela deportiva es adaptarla a la idiosincrasia de cada lugar. Hay un plan piloto en Durazno con básquetbol y handball que ya está dentro de los talleres de educación en deporte.

¿Por qué habla de gastos cuando la inversión en deporte siempre es inversión?

Porque las contrapartidas que brindaban las federaciones eran muy pocas. En este caso, el gasto lo pasás a inversión porque preferimos invertirlo en formación y no en competencia. Si me das a elegir entre invertir en la elite o en un niño en desarrollo, la inversión la hago en los niños.

Entre los objetivos trabajan en una piscina que pueda recibir competencias internacionales. ¿En qué etapa está?

Queremos una piscina para competencias internacionales, que Uruguay no tiene desde hace años, y la idea es hacer un Mundial juvenil en dos años, en 2022. En este proyecto ingresan varios actores: un fondo de la Federación Internacional de Natación (FINA), de la Organización Deportiva Panamericana, en ambos casos aprovechando los vínculos de Julio Maglione y se hace en comunicación con el Comité Olímpico Uruguayo, y en combinación con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, la Intendencia de Maldonado y la SND. Entre todos ponemos un poco.

¿Qué se necesita?

Se le agrega tecnología a la piscina grande que tiene ocho andariveles, y que son suficientes para competencias de juveniles, pero no para un mundial de mayores. Además, tenemos que construir una piscina de 25 metros de calentamiento, que se hará al costado en el Campus, donde hoy está la cancha de handball. Se techa y se instala la piscina.

¿Eso pone a Uruguay en el circuito internacional?

Exacto. Además, tenemos que construir un lugar de alojamiento que pide FINA para convertirlo en un centro regional de alto rendimiento. Por ejemplo, en un futuro FINA te manda promesas de la región, vos tenés que darles alojamiento y comida, y la Federación Internacional manda entrenadores y cursos para desarrollar.

¿Cuánto le cuesta a la Secretaría construir la piscina?

En los próximos días tendremos los números, pero está claro que nos embarcamos en esto porque entre todos es posible hacerlo. No es que Uruguay va a gastar un dineral. Es una apuesta importante porque hoy Uruguay no tiene ninguna piscina habilitada a nivel internacional y de esta forma te podés meter en el calendario de la FINA. También la idea es hacer algo similar con la pista de atletismo del Parque Batlle. Hay que rearmarla para ponerla en el circuito internacional.

¿A qué apuntan? Porque el último sudamericano de atletismo fue en 1977, de Natación en 2004, de vóleibol en 1987 y de básquetbol en 2003.

Hay que volver a poner a Uruguay en el circuito internacional porque todo eso genera turismo, y desarrollo. El proyecto de construir las pistas de atletismo estuvo bien, pero se quedó solo en eso y ahora tenemos que darle gestión. Esas pistas van a ser un nuevo semillero, pero no le pusieron gestión y es ahí en donde estamos trabajando nosotros. Entonces, soñando un poco para adelante, te da para pensar que Uruguay puede ser sede de un Sudamericano, podemos pensar en aspirar a los Odesur y seguir proyectándonos a unos Juegos Olímpicos de la Juventud. Todo eso se debe hacer en un proceso de crecimiento desde la continuidad en la preparación. Sin grandes inversiones, este es un eslabón más en el desarrollo.

¿Cómo imagina cerrar la gestión en 2025?

Con la base de la pirámide del deporte más grande. Con eso vamos a estar cumplidos. El sentido común dice que si ampliás la base, también se agrada un poco arriba (el deporte de elite).

¿Qué harán con el Centro de Deportes de Combate?

Estamos intentando gestionar un poco más. Se armó como centro de alto rendimiento y actualmente no hay recursos humanos ni económicos para que entrene unos pocos. Estamos pensando en desarrollar un centro con características más sociales. Pueden entrenar las selecciones nacionales, pero queremos que en los horarios muertos tengan actividad social, con escuelas. No es fácil conseguir profesores para las disciplinas que se entrenan allí.

Cuál es la política, ¿repartir el dinero en partes iguales entre todas las federaciones o entregar a los mejores proyectos?

Apoyo a las que trabajen mejor. Por ejemplo, hago triatlón, pero no puedo pensar en incluirlo en el deporte que tenemos para las escuelas públicas. No es posible. Tenemos que apostar a aquellos deportes que tienen apoyo internacional y con disciplinas que estén arraigadas y metidas en la sociedad, que por sentido común son básquetbol, handballa, vóleibol. El problema con el handball y vóleibol es que las federaciones están algo desordenados y trataremos ser nexo para ayudar también en ese aspecto y avanzar hacia donde apuntamos.

 

En los últimos años Uruguay creció en infraestructura.

Tenemos muy buena infraestructura, y ahora hay que darle gestión. Las pistas están divinas, pero no hay gestión. En eso vamos a profundizar.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...