Mundo > venezuela

La chicana de Maduro y las razones de la oposición para no llamar a elecciones

De acuerdo a la Constitución, Guaidó debería hacerlo, pero en la oposición aseguran que es imposible mientras Maduro no deje el poder; aseguran que será en 6 o 9 meses

Tiempo de lectura: -'

21 de febrero de 2019 a las 05:00

Hasta hace unas pocas horas era impensable que de la boca del líder chavista Nicolás Maduro saliera la palabra "elecciones". Aferrado a su banda presidencial, a pesar de que está recibiendo la mayor ofensiva a nivel mundial para que deje su cargo —luego de que decenas de países y la Organización de Estados Americanos, entre otros, considerara ilegítima su llegada a la Presidencia— dijo una y otra vez que no entregaría el poder.

Por eso sorprendió tanto en la noche del martes cuando retó públicamente a su nuevo adversario, Juan Guaidó, a que llamara al pueblo a votar.

"Por ahí hay un payaso que dice ser presidente interino, bueno, si usted es presidente interino, lo primero que tiene que hacer, o tenía que hacer, es convocar a elecciones, ¿por qué no convocó?, pregúntense ustedes, ¿por qué no ha convocado a elecciones el pretendido y autoproclamado?", dijo Maduro durante un acto de graduación de médicos transmitido por la televisora estatal.

"¿Por qué no convoca a elecciones para darle una revolcada con votos del pueblo? Convoque a elecciones, señor autoproclamado, señor payaso", agregó.

Estas expresiones se dan además en momentos de máxima tensión, cuando la frontera de Venezuela con Colombia está repleta de cargamentos de ayuda humanitaria proveniente de Estados Unidos que Maduro no deja ingresar, mientras recibe toneladas de ayuda por parte de Rusia, uno de sus principales aliados.

Los motivos

Pero ¿por qué Maduro ahora, después de casi un mes de que Guaidó fuera reconocido por la Asamblea Nacional y por decenas de países como presidente encargado, lo desfía y le pide que llame a elecciones?

Porque puede. Porque sabe que, a menos que él mismo entregue el poder, llamar a elecciones no será posible.

Al menos así lo asegura la oposición venezolana y también la OEA, que considera como una condición imprescindible que Maduro se vaya para poder convocar al pueblo a las urnas.

Guaidó, que demoró unas horas en contestar, cuando lo hizo dijo que los comentarios de Maduro son un "simple chantaje" y "una declaración vacía para tratar de confundir a la opinión pública internacional". El llamado a elecciones, dijo "pudiera ser muy pronto, entre seis y nueve meses, una vez cese la usurpación que está teniendo en este momento Maduro" dijo en una entrevista telefónica con la cadena mexicana Televisa. 

Guaidó también dijo que las elecciones tiene que ser convocadas por el Consejo Nacional Electoral, órgano que, aseguró, está "secuestrado por el régimen" de Maduro.

En el mismo sentido se manifestó el diputado opositor Lawrence Castro en diálogo con El Observador. "Es un contrasentido burlesco que Maduro planteé esto sin cesar su usurpación", dijo. "Si él habla de elecciones es porque reconoce a Guaidó como presidente encargado, entonces debe dejar la usurpación y permitir elecciones libres", agregó.

La postura de convocar a elecciones libres ha sido respaldada por la Unión Europea, el Grupo de Contacto Internacional —que integra Uruguay junto a Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal,  Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido—, los países del Grupo de Lima, Estados Unidos y la OEA, entre otros. No así por China, Rusia, Turquía, Bolivia y México. Ni por Maduro.

Lo que dice la Constitución

La oposición venezolana, al no reconocer las últimas elecciones por considerarlas fraudulentas, se basó en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución para que Guaidó pudiera juramentarse como presidente encargado. Allí se señala que ante el vacío de poder, quien debe asumir la presidencia hasta que se concreten nuevas elecciones es el presidente de la Asamblea Nacional. El principal argumento que se esgrimió para tomar el poder es que consideran que el período presidencial de Maduro terminó formalmente el 10 de enero de este año, y a partir de ese momento el cargo de presidente quedaba vacante.

El artículo 233 indica que cuando se produzca la falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, "se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente o presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional".

Por eso Maduro ironiza con que Guaidó debería llamar a elecciones. De acuerdo a ese artículo tiene tiempo hasta el sábado, teniendo en cuenta que el día que fue reconocido por la Asamblea General como presidente encargado fue el 23 de enero. 

Pero no es tan sencillo. Porque además, Maduro cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas y el Consejo Nacional Electoral, entre otros. De esta forma es imposible que la oposición pueda gobernar efectivamente más allá de lo que indique la Constitución.

"Guaidó es el presidente encargado constitucionalmente. Maduro es el usurpador que controla el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia con la aprobación de los militares de alto mando, que son los que manejan todos los negocios de contrabando del país. Es imposible que el país avance hasta que maduro no cese la usurpación", agregó Castro, consultado sobre si es imposible cumplir con el mandato constitucional que establece los treinta días de plazo.

Incluso antes de asumir en el rol de encargado, Guaidó había hecho referencia a este punto. Según él, luego de que el Legislativo declarara a Maduro como "usurpador", la Constitución lo legitimaba para asumir el poder —tal como sucedió— mientras se convocaba a elecciones. Y admitió que eso solo sería realidad si los venezolanos se volcaban a las calles para respaldarlo y los militares le retiraban su apoyo a Maduro.

"¿Es suficiente apegarnos a la Constitución en (una) dictadura? No. Deben ser el pueblo de Venezuela, la Fuerza Armada y la comunidad internacional las que nos lleven a asumir", expresó Guaidó ante un millar de asistentes a un cabildo abierto en Caracas a principios de enero.

El artículo 350, en tanto, indica que "el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos". Y la oposición considera que la asunción de Maduro en un nuevo mandato es ilegítima.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...