Temas > Columna de Lic. en Nutrición Virginia Natero

La forma de tratar las náuseas en el embarazo

Es un síntoma clásico de los primeros tres meses del período de gestación

Tiempo de lectura: -'

19 de julio de 2017 a las 05:00

Las náuseas son uno de los síntomas clásicos del embarazo, y es común que aparezcan durante los tres o cuatro primeros meses de gestación. Son provocadas por cambios en el funcionamiento del aparato digestivo de la mujer, generados por la aparición de las hormonas placentarias, especialmente la gonadotrofina coriónica y la progesterona. Estas hormonas hacen que el proceso digestivo sea mucho más lento y por esta razón los alimentos permanecen más tiempo en el estómago.

Son más frecuentes aún en el primer embarazo, y especialmente durante la mañana antes del desayuno. De todas formas, puede aparecer en cualquier momento del día.

Otros factores que las pueden provocar son el estrés, las pastillas de hierro (normalmente consumidas en los primeros meses), la indigestión, o los olores fuertes. También tiene un fuerte componente psicológico que en ocasiones resulta predominante. Cuando sucede de esta forma, se relaciona con posibles enfermedades en el bebé o temores al parto, ya sea por el dolor o por la inminente responsabilidad de ser madre.

Algunas veces, las náuseas se asocian a una salivación excesiva, lo que resulta mucho más molesto para la embarazada. Asimismo, es frecuente que las primerizas sufran cambios o desviaciones en el apetito, al punto que pueden llegar a rechazar hasta sus platos favoritos. Por el contrario, pueden comenzar a comer compulsivamente alimentos que antes no. Estos son los famosos antojos y caprichos de la embarazada.

¿Cómo se pueden tratar?

Uno de los factores que pueden causar las náuseas es que el estómago esté vacío una cantidad importante de horas, por ejemplo en la mañana. Esto es lo que se llama languidez.

Para estas situaciones se recomienda que la embarazada consuma alimentos secos, de fácil digestión, como por ejemplo galletas o tostadas.Y sobre todo tratar de no estar en ayunas por períodos de tiempo prolongados. De esta forma también se reducen otros síntomas que aparecen durante el embarazo como la acidez y el reflujo.

Otra forma de evitar el malestar es no levantarse bruscamente de la cama, para que el organismo no se sobresalte.

Por otro lado, existen casos extremos donde la embarazada comienza a tener problemas de peso, nutrición e hidratación, ya que a causa de los vómitos no está consumiendo los nutrientes necesarios. Cuando sucede algo así se indica la internación de la embarazada.

¿Cómo se puede prevenir la acidez en el embarazo?

Existen varias medidas que se pueden tomar, como por ejemplo, no comer grandes cantidades de alimentos, comer de a poquito y separado durante el día. Evitar generar presión en el estómago, evitar los alimentos muy grasos, el mate, la naranja, o el café. También se recomienda realizar actividad física, no dormir inmediatamente luego de comer y evitar la ropa ajustada en la zona de la boca del estomago.

Comentarios