Ciencia > diversidad

La "zona rarifótica", un nuevo ecosistema en arrecifes de coral

Una investigación en la isla de Curazao descubrió la existencia de un nuevo ecosistema marítimo

Tiempo de lectura: -'

23 de marzo de 2018 a las 05:00

Jacques Piccard y Don Walsh, los primeros exploradores en descender al fondo del abismo en el año 1960, nunca pensaron la inmensidad y diversidad de ecosistemas que existían en aquella masa oceánica. Aun hoy se estima que solo el 5% de las aguas de los océanos ha sido explorada. Sin embargo, una investigación encabezada por la Institución Smithsonian proporcionó la primera muestra detallada de un ecosistema marino sorprendentemente diferente que fue bautizado como "zona rarifótica".

curazao.jpg

La investigación, desarrollada por el Museo Nacional de Historia Natural Smithsoniano, documentó 4.436 peces individuales durante 80 inmersiones tripuladas hasta profundidades de 309 metros alrededor de la isla de Curazao. El equipo estadounidense en principio se había emprendido para explorar si los peces de arrecifes poco profundos se refugiaban en aguas más profundas debido a la disminución generalizada de sus hábitats. Sin embargo, descubrieron un nuevo ecosistema marino.

oceanoo.jpg

Como no existía un término específico para nombrar esta zona, se la calificó "rarifótica" (rarus  = escaso, escasez de luz). Se encuentra inmediatamente debajo de las regiones mesofóticas (zona oceánica en la que penetra la luz del sol) pero arriba de las afóticas profundas. Para mencionar a la zona más artificial, se propuso el término "altifótico", el cual comprende a los arrecifes de coral poco profundos sobre el mesofótico. Luego vendría la zona mesofótica, a la cual llega la luz intermedia. La zona rarifótica comenzaría entre los 130 a 300 metros de profundidad con baja cantidad de luz. Y, por último, la zona afótica, donde no llega ningún fotón.

Los ecosistemas de arrecifes que se encuentran justo debajo del mesofótico han sido poco explorados a nivel mundial. Luego de generar la base de datos más extensa hasta la fecha sobre diversidad de peces de arrecife entre 40 y 309 metros en cualquier lugar tropical, los expertos del Museo Smithsoniano constataron que "solo una fracción" de ese espacio situado por debajo del "mesofótico", clave para entender la biodiversidad de los arrecifes, había sido analizado en detalle hasta ahora.

"Ese hecho es comprensible para áreas que se encuentran a miles de millas de la costa y a gran profundidad. Pero los arrecifes profundos tropicales están justo por debajo de los populares y muy estudiados arrecifes superficiales", señala Carole Baldwin, principal autora del trabajo y directora del Proyecto de Observación de Arrecifes Profundos Smithsoniano (DROP, sus siglas en inglés).

Comentarios