Opinión > Claudio Romanoff

Las lecciones de periodismo de Romanoff

El legado que nos deja a toda una generación que formó desde las redacciones

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2018 a las 05:03

Este es el espacio en blanco más difícil de llenar que me tocó en casi 15 años de periodismo. Aquí, en esta misma página, Claudio Romanoff analizaba con precisión todos los fines de semana la actualidad política.

El 20 de noviembre murió y a muchos nos queda un vacío gigante. En los días tristes que pasaron desde el martes, los que lo queríamos y recordamos leímos un montón de anécdotas que lo pintaban de cuerpo entero.

Claudio era un ser excepcional: divertido, irónico, inteligente y muy práctico. Sobre todo, era de esas personas que dejó algo en cada una de las personas con quienes tuvo relación.

En momentos que son cruciales para el periodismo por un montón de factores, prefiero recordar al Roma por todo lo que le dejó a esta profesión que tanto amaba y especialmente a una generación de la que soy parte.

Hace exactamente un año nos tocó ir juntos a un curso sobre Medio Oriente, invitados por la embajada de Israel y con periodistas de toda la región. Como era lógico, al terminar las tres semanas el grupo lo eligió para que diera el discurso de fin de curso en nombre de los estudiantes. Para mí fue una nueva clase de periodismo, como cada una de esas que me dio en esta misma redacción desde el 2006, cuando me convocó a dar mis primeros pasos en el periodismo político.

Este miércoles, cuando el director del Instituto Internacional para el Liderazgo de la Histadrut, Sergio Gryn, se enteró de la muerte, me llamó y rememoró ese discurso. Ayer lo busqué en los archivos del grupo y me pareció que la mejor forma de homenajearlo era compartir esas reflexiones periodísticas con sus lectores:

“Acá trajimos ideas y nos llevamos otras.  En algunos aspectos todos cambiamos nuestro pensamiento, en mucho o en poco.

¿Esto quiere decir que cambiamos de bando? ¿Resulta que veníamos apoyando una causa y ahora apoyamos otra? ¿O que nos reafirmamos en el apoyo a una causa que teníamos según los juicios o prejuicios que ya traíamos?

Bueno,  frente a eso yo me río. Creo que la mayoría de los políticos no entiende la respuesta a esta pregunta. Porque nosotros somos periodistas profesionales. Nuestra misión es informar. Informar y esclarecer desde la información, valga la redundancia, aun cuando estamos analizando y opinando.

Todo esto lo digo porque las causas no van con nosotros. No van con los periodistas profesionales. El poder no va con nosotros. Lo que sí va con nosotros es el mantra que recomiendo todos los días en las redacciones, que son los principios básicos de la profesión que están basados en tres palabras: rigor, equilibrio e independencia. Rigor, equilibrio e independencia. Es así la cosa.

¿Qué es lo que nos llevamos para casa? Además de un libro de claves o un cajón de herramientas. Seguramente hay algo más: nosotros tenemos una balanza interna. Y nos llevamos argumentos para un lado y para el otro, nos llevamos muchas pesas para poner en los platillos. Para poner, para sacar. Para probar que el fiel de la balanza esté en el centro, bien centrado. El centro bien centrado es la posición desde la cual nosotros partimos, con la mayor honestidad posible. Con nuestras características, nuestra diversidad y nuestros puntos de vista, para una tarea que nosotros nos hemos juramentado, que es el derecho del público a estar informado. A ese deber nos juramentamos y es un deber para nosotros irrenunciable. Pero siempre a la luz de las tres palabras claves: el rigor, el equilibrio y la independencia”.

Desde estas páginas, el compromiso de honrar ese legado de Claudio está más vivo que nunca.

 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...