Fútbol > FÚTBOL

Los 10 futbolistas con las camisetas menos pensadas en el fútbol uruguayo

De la trompada de Navarro Montoya al presidente de Tacuarembó, la emoción de Gallardo hablando de Nacional, y las comilonas de Sosita en Racing, al entrenamiento sin medias del Loco Abreu en Central Español

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2019 a las 17:09

Hay frases y hechos que permanecen inalterables al paso del tiempo. La palabra “catastrofa”, utilizada por el yugoslavo Ljubomir Petrovic el día que con Peñarol fue a enfrentar a progreso al Paladino y lo mandaron a calentar al costado de la ruta, quedó para siempre.

Como el día que Paulo Silas, mundialista con Brasil, entró a jugar con la camiseta de Central Español a un parque Palermo anegado por la lluvia. O cuando Ruben Sosa se retiró del fútbol jugando por Racing.

Por estos días Boston River fue noticia en el mundo por una situación de similares características. Contrató a un jugador de reconocimiento mundial como Sebastián Abreu. El nombre del Boston impactó por todos lados. Una herramienta de marketing brutal. A los 42 años el Loco se transformó en la vedete del mercado de pases del fútbol uruguayo.

La mayoría de los casos mencionados llamaron la atención porque las incorporaciones se realizaron en épocas de vacas flacas en el fútbol local. Pero la de Abreu, no es la primera ni será la última incorporación que causa conmoción.

Referí presenta a los 10 futbolistas con las camisetas menos pensadas en el fútbol uruguayo.

1.- Walter Pandiani

Miramar Misiones

Año 2013

En octubre de 2013 el Rifle Walter Pandiani se enteró que un viejo conocido de su pasaje por Peñarol como Gonzalo De los Santos había sido designado técnico de Miramar Misiones y lo llamó para felicitarlo. El Rifle tenía 37 años y andaba por España, libre, sin equipo. En la charla al Gaucho De los Santos se le dio por tirarle a Pandiani si se anima a venir a Miramar. El delantero no llegó solo, lo hizo con su hijo Nicolás de 19 años.

Los jugadores esperaban que el Rifle apareciera por el Méndez Piana en alguno de los camiones que se le había dado por comprar.

El Viejo Néstor Pedetti, utilero del club, tampoco lo olvida. “¿El Rifle? Un fenómeno. Dos por tres nos mandamos mensajes. Acá no lo dejaban andar en el camión (risas). El Rifle me mató una vuelta que me trajo una camiseta de regalo que me la firmó con dedicatoria para que lo recuerde siempre. Me quedó eso. Dos por tres en su casa se armaba el asado”.

Pedetti reveló un gesto de Pandiani con un chico de juveniles. “Fuimos una vez a jugar al Tróccoli, había preliminar, y un pibe salía de la tribuna para venir al vestuario y aparecieron dos locos que lo atropellaron y le robaron los zapatos de fútbol. A los dos días el Rifle le trajo un par de zapatos nuevos, Adidas, me acuerdo. Un gesto. El gurí no sabía qué hacer. Y después lo hizo con otro pibe más que no tenía zapatos". Y concluyó diciendo: “Dos por tres me traía una botellita de whisky”.

2.- Paulo Silas

Central Español

Año 1990

Paulo Silas había disputado el Mundial de Italia 1990 con la selección de Brasil y tenía todo acordado para fichar por Cesena italiano.

Por aquellos tiempos se estilaba los pases puentes. ¿En qué consistían? En utilizar un club de menor rango para fichar a un jugador y que de allí fuera a otra institución con el fin de evadir impuestos o evitar que el negocio suponga un monto mayor para el club comprador

Fue entonces cuando Silas sorprendió a propios y extraños pidiendo pase de Sporting de Lisboa para Central Español.

Lo curioso del caso es que el pase se cayó y el talentoso 10 brasileño tuvo que jugar un par de partidos con los palermitanos, lo que significó todo un acontecimiento para la época.

Se recuerda hasta el día de hoy la tarde que entró a un parque Palermo que una barrial y jugó con una calidad impresionante. Jugó tres partidos y marcó tres goles.

El recuerdo es imborrable en Palermo. En la sede del club hay un viejo mural con los recortes de los diarios de la época.

3.- Carlos Fernando Navarro Montoya

Tacuarembó

Año 2011

Luego de ganar varios torneos internacionales con la camiseta de Boca Juniors y que los argentinos pretendieran nacionalizarlo para defender a su selección porque nació en Colombia, llegó a la tierra de Carlos Gardel, Tacuarembó.

El Mono, como se lo conoce, se sumó al plantel de Tacuarembó en 2011. Pero resulta que la historia de amor terminó en una rebelión del plantel y con Mono trompeando al presidente de entonces Daniel Albernaz.

Todo empezó cuando Carlos Navarro Montoya le exigió a Albernaz que cumpliera con una deuda que tenía con el plantel.

El golero denunció que “Albernaz cada vez que habla miente y se cree dueño de la vida de los jugadores. Hay una serie de hechos, de los que tomé conocimiento desde que llegué hace tres meses, y que los chicos vienen soportando hace años. En la pensión donde duermen 14 jugadores se les da de comer una vez al día y no hay agua caliente. El 80% de las veces entrenamos sin médico y el plantel acondicionó un lugar al que llamaban vestuario donde no había ni bancos”.

El presidente lo citó a una reunión que derivó en una discusión y un posterior golpe de puño del Mono al dirigente.

 “Estábamos discutiendo y de repente me pegó una piña que me tiró al suelo. Después se me fue encima y ahí lo sacaron de arriba mio”, dijo Albernaz al portal 180.

El Mono fue sancionado con la retención del 35% de su sueldo. El tema es que el golero se presentó a entrenar por lo que le rescindieron el contrato.

4.- Hamilton Ricard

Danubio

Año 2006

Hamilton, un personaje. El colombiano llegó a Danubio luego de haber jugado el Mundial de 1998 con su selección y ser compañero de Paul Gascoigne.

Hamilton era de pocas pulgas. Los rudos zagueros uruguayos no lo amedrentaban con nada. Cuando le decían algo no se lo movía un pelo.

Es recordado el cruce que tuvo con el árbitro Jorge Larrionda en la final del Uruguayo que Danubio ganó ese año. El juez le mostró la roja y Ricard se le puso cara a cara y le tiró: “te voy a mandar la motoneta”. A buen entendedor pocas palabras. Los colombianos sabían que la motoneta era la que utilizaban los sicarios.

Hamilton se adjudicó el hecho de enseñarle a definir a Edinson Cavani a quien le pedía que “le metiera el dedo a la pelota”.

En una entrevista con RadioCaracol contó: “Me acuerdo cuando recién llegué a Danubio y ahí vi a Cavani. Él estaba en la mitad del arco para definir y pateaba a la izquierda, derecha o para arriba, menos para el arco. Como era tan rápido y potente, quería definir a la misma velocidad. Cada vez que estaba para definir, ¡pum!, la pelota le salió para cualquier lado menos para el arco. Un día llegó al entrenamiento con el hermano y me dice: ‘Hami' enséñame a definir'. Y Gustavo Matosas (el entrenador de Danubio) me dijo que lo hiciera”, recordó.

Hamilton agregó: “Yo le decía a Cavani: ‘el problema tuyo es que definís a la misma velocidad a la que vas' y le dije: ‘tenes que frenar, tener una pausa de uno o dos segundos, mirar al arquero y pegarle con el dedo. Aprendé a meterle el dedo a la pelota. Si el arquero te achica amagale que le vas a tirar un bombazo y se la tiras al primer palo”.

5.- Marcelo Gallardo

Nacional

2010

Campeón con Argentina, de la Copa Libertadores con River y con Monaco y París Saint Germain, de manera inesperada llegó a Uruguay para defender a Nacional en el año 2010.

Pocos saben que Marcelo Gallardo antes de fichar por Nacional estuvo a punto de ir a Peñarol. Según se narra en el libro “Gallardo recargado”, Pablo Forlán (padre) habló con Gallardo y lo puso en contacto con el presidente aurinegro Juan Pedro Damiani. Querían sumarlo pero no andaban con demasiadas ganas de soltar billetes. Y entonces apareció Nacional y se hizo el pase. Gallardo recordó que cuando llegó al aeropuerto lo esperaba una comitiva importante de dirigentes encabezada por el presidente Ricardo Alarcón. “Ahí mismo el propio presidente dio un discurso resaltando que más allá de mis condiciones como futbolista me habían llevado como espejo para los chicos, que habían averiguado de mí, sobre la Fundación que tuve en su momento para ayudar a los chicos más necesitados y querían que fuera espejo. Me llamó la atención”.

Gallardo se rompió el tendón rotuliano de la rodilla derecha y pasó mucho tiempo inactivo. A poco de volver dijo no olvidar cuando para calentar le llevaban una bicicleta a todas las canchas donde jugaban. Fue campeón uruguayo y posteriormente designado como entrenador. “Por eso cada vez que hablo de Nacional me emociono”.

6.- Antonio Pacheco

Wanderers

Año 2011

Antonio Pacheco había recibido una puñalada al corazón cuando Peñarol lo dejó libre y no le renovó el contrato. Llamados de interesados para lograr su concurso no le faltaron. Si hasta se habló de que el Pato Celeste lo quería hacer jugar junto con el Chino Recoba en Villa Teresa.

Pero lo cierto es que Tony sorprendió fichando por Wanderers. Los hinchas bohemios no lo podían creer cuando en agosto de 2011, el técnico Daniel Carreño pidió y convenció a Antonio Pacheco para jugar en el equipo del Prado.

El 14 noviembre 2011 Pacheco vivió una tarde inolvidable. Salió a la cancha vestido de jugador de Wanderers para enfrentar a Peñarol. El Estadio se puso de pie. Una ovación generalizada lo recibió. Camino hasta la mitad de la cancha conteniendo las lágrimas. “Fue muy duro salir a la cancha en el Centenario contra Peñarol y con otra camiseta”, expresó.

En determinado momento el partido se paró porque un hincha vestido con la camiseta de Peñarol entró a la cancha, se puso de rodillas, delante del ídolo. La policía entró de inmediato para detener al hincha. Pacheco se interpuso. Abrazó al hincha y lo acompañó hasta el portón de salida asegurándose de que no fuera detenido. La gente reventó en la ovación.

7.- Ruben Sosa

Racing

Año 2006

Pocos recuerdan que Ruben Sosa, asociado a su surgimiento en Danubio y su posterior pasaje por Nacional, terminó su carrera deportiva defendiendo a Racing Club.

Sosita llegó a Sayago en el año 2006. Jugó pocos partidos porque el estado de sus rodillas lesionadas no le daba para mucho.

Pero en Racing no lo olvidan. El utilero e intendente del club, el popular Peludo Aguilera recordó las comidas que armaba Sosita.

“A Ruben lo vi con acciones como traer zapatos de regalos y organizar comidas que eran un disparate. Yo le decía: 'bo Ruben, esto es un disparate de comida'. Y el loco te decía: 'si pasa uno por Millán, y tiene hambre, le dan de comer”, dijo Aguilera a Referí.

8.- Walter Silvani

Liverpool

2005

Liverpool jamás había tenido un extranjero de la categoría de Walter “Cuqui” Silvani que en el año 2005 llegó a Belvedere para ponerse la camiseta negriazul.

El inicio del campeonato no fue bueno. Se cambió de entrenador y el equipo, bajo la batuta de Silvani, mejoró considerablemente. Pero el gran problema fue que el delantero argentino se lesionó un tobillo y quedó al margen de algunos partidos. Su último partido con Liverpool fue ante Peñarol. El papá de Silvani tuvo un quebranto de salud y el jugador decidió volver a su país para acompañar a la familia.

9.- Jairo Castillo

Defensor Sporting

Año 2008

En el año 2008, Defensor Sporting sorprendió incorporando al colombiano Jairo Castillo un hombre surgido en América de Cali y con un amplio recorrido en el fútbol.

Jairo había sido campeón de América con la selección colombiana en 2001, además de haber obtenido la copa Merconorte con los diablos rojos y varios torneos de liga.

Con Castillo en cancha, los violetas se consagraron campeones uruguayos el empatar 0 a 0 contra Peñarol en el Centenario un 25 de junio de 2008.

Defensor, bajo la conducción técnica de Jorge Da Silva, jugó con Martín Silva; Pablo Pintos, Mario Risso, Andrés Lamas y Sebastián Ariosa; Julio Marchant, Pablo Gaglianone, Miguel Amado y Tabaré Viudez; Jairo Castillo y Sebastián Fernández.

10.- Sebastián Abreu

Central Español

2017

En los primeros días de abril de 2017 el Loco Sebatián Abreu sorprendía a propios y extraños fichando por Central Español. ¿Qué hace el Loco en la B?, era la pregunta que se hacía todo el mundo. “Esto es volver a las fuentes”, comentó el Loco en la presentación en un hotel céntrico.

Cuando Abreu fue al primer entrenamiento en el Palermo le pasó algo insólito: se habían olvidado de las medias.

Ocurrió la mañana del 3 de abril de 2017, día que en Abreu comenzó a entrenar en Central Español, y el Loco debió esperar que le trajeran las medias para cumplir con su primer movimiento en los palermitanos.

Mientras esperaba que le arrimaran un par de medias y unos zoquetes para poder entrenar, el Loco manifestó en el programa Tirando Paredes de 1010AM: "Estoy esperando los zoquetes para salir a entrenar. Acá estamos, conociendo un poco al grupo, mañana hacemos la presentación y ya de nuevo en la rutina diaria en el país. Feliz de venir a colaborar y ayudar a los jóvenes. Esta es una divisional criticada y esperemos ayudarla”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...