Cargando...

Economía y Empresas > Combustibles

Los estacioneros y una “bomba de tiempo” por los aranceles de las ventas con tarjetas

El malestar abarca a comerciantes de otras partes del país y no solo de Maldonado; los distribuidoras de supergás pueden tomar una medida similar 

Tiempo de lectura: -'

05 de abril de 2022 a las 05:04

Los reclamos por los aranceles que las estaciones de servicio deben pagar cada vez que realizan una venta con tarjeta de débito o crédito no son nuevos y cada tanto se reeditan. El tema volvió a cobrar notoriedad en los últimos días tras la decisión adoptada por los Vendedores de Combustibles de Maldonado (Vecoma) de no aceptar más esos dos medios de pago. Esa medida, que se efectivizó ahora en la mayoría de las bocas de venta, fue manejada en más de una oportunidad por los empresarios pero, hasta este lunes, no se había materializado. 

La estación Disa ubicada en la rambla de Punta del Este, parada 16 y Williman, no acató la decisión de Vecoma, al igual que la estación de Ancap en Piriápolis, la Disa de Pan de Azúcar y la Petrobras de Gregorio Aznárez, según un relevamiento de El Observador. 

Fuentes del sector dijeron a El Observador que el malestar no solo alcanza a comerciantes de ese departamento sino también a estacioneros de otras partes del país, con la diferencia que hasta ahora no ha sido exteriorizado con la misma intensidad. En el sector se lo visualiza como “una bomba de tiempo”.

El problema refiere a que se consideran elevados los aranceles actuales (1,05% + IVA para operaciones con débito y 1,25% + IVA para crédito). Un aspecto de fondo apunta al “incremento de ganancias” que han tenido adquirentes y emisores de tarjetas en el último año, producto del encarecimiento de los precios del combustible en el mercado interno tras la suba del petróleo en los mercados internacionales, explicaron.

A modo de ejemplo, se indicó que desde enero de 2021 y hasta la fecha el precio de la nafta Súper 95 se incrementó 33,5% por litro, y el gasoil 50-S lo hizo 46%, lo que da en promedio una suba de 39,75%. Los empresarios apuntan a que teniendo los mismos volúmenes de venta, lo que pagan los comercios por concepto de aranceles es un 40% más alto. También señalan que hay casos en que “se gana menos de lo que ganan adquirentes y emisores”. El arancel se distribuye entre el adquirente (que hace el contrato con el comercio para permitir el uso de medios electrónicos) y el emisor de la tarjeta, que puede ser un banco o emisor de dinero electrónico.

Consultado sobre el tema, el gerente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) Federico De Castro, compartió la preocupación que existe en el sector. “En pandemia nadie ganó un 40% más, solo los bancos”, dijo a El Observador.

Las críticas de Vallcorba

El excoordinador del Programa de Inclusión de Financiera del MEF durante el gobierno del Frente Amplio, Martín Vallcorba, criticó la medida adoptada por algunas de las estaciones de Maldonado y denunció a que se está incumpliendo un acuerdo de 2017.

Según relató el asesor del senador Mario Bergara, en abril de ese año la Unvenu aceptó un cronograma de reducción progresiva de aranceles que se acordó con los emisores, en función del aumento de venta con tarjetas para llevar el arancel de la tarjeta de débito a 0,85%.

“Me parece que es una mala cosa existiendo un acuerdo salir a patear el tablero porque es muy difícil después negociar. Violentar los acuerdos es complejo. (…) Lo particular de acá es este juego entre los estacioneros de Maldonado y Unvenu. Parecería que tenemos dentro de la organización un sector que intenta pasarle por arriba a lo acordado y generar un nuevo acuerdo, esa dinámica de negociación es compleja y creo que no es buena”, dijo a radio Carve.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, pidió la intervención del BROU para que busque una salida a este diferendo que los estacioneros tienen por los aranceles que los bancos cobran por usar sus plásticos. El economista Vallcorba señaló a que el involucramiento directo de Lacalle Pou en este tema “es una pésima señal porque se trata de una intromisión del Poder Ejecutivo en un banco comercial. Y agregó: “En el pasado ya quedó claro que cada vez que el poder político se entromete en ese tipo de decisiones no vamos por buen camino”.

Además, Vallcorba señaló que “no parece razonable” que la política pública se enfoque en mejorar la rentabilidad de los estacioneros de Maldonado cuando toda la población está sufriendo un encarecimiento de los productos generales de consumo.

En ese sentido, dijo que si desde gobierno se quiere hacer algo para reducir los aranceles “se debe apretar el acelerador” en reformas y transformaciones pro mercado “que se han frenado”. En especial se refirió a la multiadquirencia, que apunta a fomentar la competencia entre los adquirentes que ofician de nexo con los sellos y los comerciantes, y que hoy está abierta solo para Masterd Card, recordó Vallcorba. El esquema de multiadquirencia busca que el comerciante interactúe con una única empresa que dé acceso a todos los medios de pago.

El presidente de Vecoma, Nicolás Pascaretta, dijo que la asociación pretende que el costo financiero por transacciones con tarjeta sea pago por el cliente. Los estacioneros ven con buenos ojos otra medida tomada por el BROU, que implementó un tope de aranceles del 0,8% si se paga con la aplicación de celular TuApp, desarrollada entre el banco y Antel. Sin embargo, Pascaretta criticó que la aplicación todavía está "verde" y le "falta muchísimo", por lo que el banco en su opinión deberá buscar una solución a los pagos con tarjetas físicas.

Por su parte, el presidente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Daniel Añón, explicó en M24 que la organización se reunirá este mes para tratar el tema. “Acá la tarjeta de crédito debe tener una bajada importante (del arancel) porque, con una próxima suba, es seguir perdiendo dinero”, aseguró el dirigente empresarial. 

Distribuidores de supergás: "Esta situación no se resiste más"

En la Asociación de Distribuidores de Supergás del Uruguay (Adisup) comparten la queja de sus pares de las estaciones de servicio y este martes definirán si toman una medida similar de no aceptar más los pagos con tarjetas de crédito y débito en sus repartos. 

"La situación es terrible en los negocios que venden productos tarifados. En la puerta de la zafra (por las ventas de otoño e invierno), esta situación no se resiste más. Hay muchos distribuidores con problemas financieros, económicos y fundidos", dijo a El Observador el presidente de Adisup Martín Machado. 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...