Cargando...
La LUC desencadenó un batallón de indecisos

Opinión > LUC

Los indecisos de la LUC: dudas, desinformación y marginalidad

El referéndum de la LUC muestra un panorama desalentador acerca de la información de los ciudadanos y la credibilidad de los políticos 

Tiempo de lectura: -'

18 de marzo de 2022 a las 14:17

Qué otra cosa se podía esperar de la grosera campaña a favor o en contra de la Ley de Urgencia (LUC) que un batallón de indecisos. Qué otra cosa que un malón de gente que no tiene idea de qué va a votar el 27 de marzo podía generar la creciente pauperización de una sociedad que, más que nada en sus márgenes, está pariendo generaciones de hijos que apenas saben leer y cuyas familias andan ocupadas en cuestiones muy distintas que en hurgar en estos 135 artículos en cuestión en donde no se juega nada de lo que realmente les importa.
 
Más allá de la complejidad de los asuntos tratados en la ley de marras –complejos, aunque no trascendentes- es evidente que aquella capacidad cívica, aquel interés por la cosa pública que se le atribuye históricamente a los uruguayos tiende a menguar a medida que crece –y esto lo saben bien aquellos que trabajan sobre el terreno- la extrema falta de educación que pesa sobre los nuevos marginales.
Y como si esa realidad no bastara para abonar el campo de quienes no saben qué hacer ante la convocatoria del referéndum contra la LUC, los políticos se han embarcado en una campaña en la que las falsedades y las medias verdades campean sin pudor en los medios de comunicación, en las redes sociales y en las tribunas desde donde se lanzan las proclamas a favor del Sí y del No.
 
El porcentaje de indecisos a pocos días de la convocatoria fluctúa entre el 20% que dio Cifra sobre finales de febrero, y el 28% registrado en la última encuesta de Equipos.  Tanto Factum como Opción Consultores coincidieron en que los indecisos son un 22%.
En estas alturas de otras instancias electorales la cantidad de indecisos andaba en guarismos de entre 10% y 15%.  Esta indecisión duplicada muestra a las claras la confusión y el desinterés que destaca por estas horas.

Qué otra cosa se podía esperar de la grosera campaña a favor o en contra de la Ley de Urgencia (LUC) que un batallón de indecisos.
 
 

Expertos consultados por El Observador coincidieron acerca de la falta de cuestiones de peso que muevan a la gente a involucrarse en una consulta electoral en la que están obligados a responder. “No hubo desde el principio nada que destacara o moviera fuertemente la aguja de la ciudadanía en cuanto a un involucramiento más efectivo”, consideró el experto en opinión pública de Opción, Rafael Porzecanski, que puso como ejemplo contrario la ley de caducidad o la ley de empresas públicas. Puso el énfasis además en el “bajo nivel de politización” en un segmento importante de la sociedad y señaló que las elecciones internas, instancia en la que no es obligatorio concurrir a las urnas, tienen un bajo nivel de participación.
 
En ese sentido, resulta contradictorio que a la gente se la obligue a participar de una instancia de referéndum –que en este caso pone en juego muy poca cosa- y deje a su libre albedrío la decisión de votar en las elecciones internas de los partidos donde se empieza a elegir ni más ni menos que al presidente de la República.
 Pero volviendo a la LUC, según las encuestas, a medida que la campaña fue avanzando y la cantidad de información a la mano del público fue creciendo, el convencimiento de la gente sobre lo que está bien y lo que está mal fue decayendo.
 
Es decir, a medida que la palabra de los políticos fue ganando espacios, la credibilidad de la gente en lo dicho fue cediendo terreno. No es extraño pensar que muchos votantes hayan reparado que la campaña estaba llena de falsedades y que no les calzaba los que decían unos con los que proclamaban otros.
 
Es probable que esa gente que hoy dice no saber qué va a votar el 27 de marzo termine eligiendo una u otra opción a puro olfato, finalmente decantándose por seguir lo que dice algún político que le merezca algo de simpatía. La LUC, esa voluminosa norma de 476 artículos de los que el Frente Amplio y el PIT-CNT quieren tumbar 135, esa ley que según el gobierno es una bendición y según los opositores una verdadera calamidad, terminará, tal vez, siendo aprobada o rechazada por pura intuición.
 
Por eso ambas partes en conflicto coinciden en que el referéndum estará en juego el apoyo o el rechazo que la ciudadanía le pueda prodigar al gobierno de Luis Lacalle Pou a dos años de comenzar su recorrido. Dirigentes partidarios admiten en reserva que para lograr el aplauso de la platea de turno tienen que echar mano a críticas contra sus adversarios que nada tienen que ver con la Ley de Urgencia porque, cuando se aborda el asunto, los bostezos campean y los ojos se van hacia los celulares buscando alguna cosa más interesante.
 
Al final, el celeste y el rosado como colores que representan el respaldo o la crítica a los 135 artículos impugnados, terminarán teñidos por una pugna política que poco tiene que ver con la portabilidad numérica, los alquileres sin garantía, la legítima defensa o la gobernanza en la educación. El politólogo Óscar Bottinelli llamó al referéndum “elección de medio término”, y Porzecanski afirmó que tiene “aroma a balotaje”. Una vez más: de la LUC, poco y nada.
 
En medio del griterío, los indecisos tienen ocho días para resolver qué hacer en las urnas. Hay dirigentes que sostienen que el resultado del partido de la selección uruguaya del jueves 24 por las Eliminatorias puede terminar influyendo en la elección del domingo 27. Así estamos: deseando que llegue el lunes 28.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...