The Sótano > aislados

Más aislados que nunca

Los viajeros turcomanos enfrentan desde el lunes un serio problema de conexión aérea

Tiempo de lectura: -'

07 de febrero de 2019 a las 05:04

No es tan así que a Uruguay no lo conoce nadie en el mundo. Pero al mismo tiempo, no es verdad que todo el mundo sepa dónde queda Uruguay. En zonas distantes a nosotros, son ínfima minoría los que pueden dar algún dato específico sobre nuestro país. Y lo mismo puede aplicarse a cualquier otro país sudamericano. Son nombres, pero pocos son capaces de identificar determinados rasgos identitarios que los caracteriza y define. Las veces que fui a China, y vi con subtítulos los noticieros en horario central, el único país de nuestro continente en ser mencionado, y no tanto como podría esperarse, era Estados Unidos, y más que el país en sí, su peculiar presidente. Por lo tanto, lo que pueda estar pasando en un país sudamericano en este momento, y es noticia de portada en Europa y América, resulta totalmente irrelevante para la gran mayoría de los ciudadanos asiáticos y africanos, que viven inmersos en otra problemática, de la cual, por cierto, nosotros no sabemos nada, esto es, desconocemos todo.

El mundo es ancho y ajeno, y hay varios mundos en él. En uno de ellos viven los ciudadanos de Turkmenistán, país que pocos de ustedes podrán ubicar en el mapa. Yo necesité de la ayuda de Google. Entre 1924 y 1991 se llamó República Socialista Soviética de Turkmenistán, pues fue parte de la Unión Soviética. Desde su independencia ha tenido dos presidentes, emparentados por nombres de dificilísima pronunciación para un occidental: Saparmyrat Atáyewiç Nyýazow (1940-2006) y Gurbanguly Berdimuhamedow, quien gobierna al país desde 2006. No conozco otro mandatario  universal con un nombre tan literario como ese. Parece una invención de Lewis Carroll, genio a la hora de inventar realidades. La oposición dice que Berdimuhamedow es el presidente más fraudulento de la historia, pero lo cierto es que el mandatario se las ha ingeniado para cumplir lo que le prometió a su familia: ser presidente vitalicio de su país, que tiene una población de 5.200.000 habitantes, repartidos en una superficie de 488.100 km2.

Turkmenistán limita con Kazajistán, Uzbekistán, Irán y Afganistán. Está situado en la Ruta de la Seda, por lo tanto, por su territorio pasó la historia de la civilización. En estos días, desde el lunes pasado, los turcomanos se sienten en gran medida desconectados por aire del mundo. Enfrentan un serio problema, sobre todo aquellos que tienen familiares en Europa y ahora no saben qué hacer para poder visitarlos. El lunes pasado, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), puso en la lista negra a Turkmenistán Airlines, aerolínea bandera nacional de ese país la cual, para los pasajeros, se caracteriza por los bajos precios a que vende los boletos. Debido a esto, los aviones siempre volaban llenos entre la capital turcomana, Asjabad, y los aeropuertos de Heathrow, en Londres, y de Birmingham, ambos en Gran Bretaña, a los cuales servía con varias frecuencias semanales. 

La EASA retiró el permiso a la aerolínea para operar en los cielos europeos hasta que “cumpla con las normas internacionales de seguridad aérea”. Además de los aeropuertos mencionados, tampoco puede operar en Frankfurt y París. La determinación afecta también a pasajeros indios, pues Turkmenistán Airlines era la forma más barata de volar entre India y Gran Bretaña, con escala en Asjabad. La suspensión es inmediata, por lo tanto, miles de pasajeros de distintas nacionalidades con pasaje en mano quedaron varados en Turkmenistán, India, Gran Bretaña, Alemania y Francia. Ahora mismo están tratando de resolver el problema sobre cómo regresar a su país.

Turkmenistan Airlines tiene una flota de 19 aviones, con edad promedio de nueve años. Fue fundada en 1992, y nunca ha tenido un accidente fatal. Su centro de operaciones (hub) se encuentra a 24 kilómetros de la frontera con Irán. El vuelo entre Asjabad y Londres dura seis horas veinte minutos. Turkmenistán Airlines era la forma más barata de volar entre Gran Bretaña y Nueva Delhi, Beijing y Bangkok. Al parecer, según EASA, por ahorrar algunas libras, los viajeros ponían en riesgo su vida. En total, son 116 las aerolíneas mundiales a las que EASA les impide operar en Europa, por no cumplir las normas de seguridad de aviación. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...