Economía y Empresas > Comercio

Motociclo tiene deudas por unos US$ 37 millones y el sindicato ve inviable el negocio

 Se aguarda que la Justicia apruebe el concurso voluntario de acreedores en las próximas horas

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2018 a las 05:02

Representantes de la empresa Motociclo se reunieron este martes con una delegación del sindicato de Fuecys y funcionarios del Ministerio de Trabajo. En la oportunidad la firma informó que en esta jornada se terminó de presentar la documentación solicitada por la Justicia, que en primera instancia rechazó el pedido de concurso voluntario realizada la semana pasada. De todas formas, según supo El Observador solo fueron algunas observaciones menores a las documentación por lo que en breve se iniciará el proceso legal que tiene como objetivo buscar la continuidad de las empresas que no puede hacer frente a sus obligaciones. 

Sin embargo, el sindicato tiene una visión bastante pesimista. En diálogo con El Observador, el dirigente sindical Carlos Baiz señaló que una vez se apruebe el concurso y se designe el síndico, a la empresa “seguramente le quedará poca vida” porque es considerada “inviable”. Luego que la Justicia desgine a un síndico -que puede desplazar a las autoridades de la empresa- hay un plazo máximo de 180 días para convocar a una asamblea de acreedores.   

Según el dirigente sindical, la empresa comunicó que mientras el síndico no asuma funciones no se tomará ninguna decisión sobre la operativa de las sucursales. Para Baiz una vez la Justicia designe el síndico los locales podrían seguir abiertos  “un mes más”. El monto del concurso asciende a unos US$ 36,7 millones, según el dirigente gremial. 

Lea también: Motociclo y una historia de logros y fracasos a lo largo de casai 90 años

Hace un par de meses varios proveedores de plaza dejaron de proporcionar mercadería por falta de pago lo que ha ido reduciendo paulatinamente el stock. Incluso hay mercadería a consignación cuyos propietarios está solicitando se les devuelva. También cinco bancos de plaza suspendieron las líneas de crédito.

En los últimos días se pago el salario de agosto a 208 funcionarios y restan otros 60 que también integran la planilla de trabajadores y que cobrarán en los próximos días.

Previo a la solicitud de concurso hubo contactos con distintos inversores para buscar una inyección de capital e incluso la venta de la cadena de retail, pero eso no prosperó.

“No le vemos viabilidad. Ellos (por la  empresa) manejan que hay US$ 5 millones de mercadería en el puerto y que hay que pagar para sacarla. No hay plata, así que no creo que el síndico pueda hacer mucho por esa mercadería”, dijo el Baiz.

El sindicato ya inició gestiones por alternativas de capacitación para los trabajadores a través del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), una de las primeras herramientas a las que pueden apelar aquellos empleados que pierden su fuente laboral. 

Caída anunciada

Hace varios meses que la situación de Motociclo pendía de un hilo. La empresa comenzó lentamente a perder proveedores para su cadena de locales, lo que fue reduciendo gradualmente su stock de mercadería. En paralelo fueron cerrando locales en Florida, Tacuarembó, Salto y Montevideo. En su época de apogeo, 2014, la empresa llegó a emplear a unos 850 trabajadores directos en todo el país con 42 sucursales.  

Según datos de la Central de Riesgos del Banco Central (BCU) la firma tenía a junio créditos vigentes con bancos de plaza por US$ 21,4 millones y está calificada como deudor categoría 4 (capacidad de pago muy comprometida). El grupo también posee la financiera Ciclo Cuotas que nació con el objetivo de facilitar el acceso al financiamiento para la compra de bienes y servicios mediante planes personalizados. Según dice su sitio web, no se establecen diferencias de tratamiento entre clientes que perciben un salario mensual y quienes perciben ingresos “que muchas veces no pueden justicar por la falta de formalismo”.

El origen

Motociclo fue fundada en el año 1931 por Jaime Rozenblum, un inmigrante polaco que vino a Uruguay con 18 años, sin saber español. En 2001, la empresa sufrió un duro revés cuando Argentina le trabó el ingreso de bicicletas a ese mercado. Luego se reconvirtió y decidió mantener la marca pero optó por focalizarse a la importación de electrodoméstico, hasta transformarse en uno de los líderes del mercado uruguayo en ese nicho. 

 

 

 

 

Comentarios