Fútbol > COPA LIBERTADORES

Nacional cambió de actitud, jugó como un cuadro grande y venció a Mineiro

Sin triunfos en el torneo local y con el técnico cuestionado, el tricolor salió al segundo tiempo con el corazón en la mano y logró una gran victoria

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2019 a las 05:04

Nacional le ganó 1-0 a Atlético Mineiro en el Gran Parque Central, está primero con puntaje perfecto en el grupo E de la Copa Libertadores y ésta sí que es una buena noticia para los hinchas tricolores. El equipo que todavía no venció en las cuatro fechas del Apertura local, que apenas suma tres unidades de 12 disputadas, que tiene al técnico Eduardo Domínguez cuestionado y que fue respaldado por el presidente José Decurnex en la semana, obtuvo los seis puntos en juego en el campo internacional.

Los primeros tres fueron de visitante contra el débil Zamora venezolano, pero ayer los consiguió ante el equipo brasileño que en las fases previas eliminó a Danubio y a Defensor Sporting. Pero lo más importante, quizá, sea la forma en que Nacional pudo revertir el panorama. Lo hizo con un cambio de actitud, especialmente en el segundo tiempo, reforzando las zonas que hacían agua en partidos anteriores. Nacional salió a jugar el segundo tiempo con otro talante, metido en el partido, jugando en la cancha de Mineiro, metiendo como en los viejos tiempos, peleando cada pelota como si fuera la última. Jugó como siempre debe jugar un cuadro grande.

El abanderado de la reacción por momentos fue Rafa García, pero ninguno le sacó el brazo a la jeringa. Hasta Gabriel Neves, abanderado del toque sutil, se tiró al piso para robar una pelota cuando el partido aún estaba sin goles. Zunino creció en el complemento después de un par de descuidos y un regalo que le pudo costar un gol. 

Viña, que sufrió en los primeros minutos con la subida de Patric, se acomodó después y fue un apoyo clave en el ataque, mostrándose siempre para la descarga de los volantes. Además tiró un centro perfecto en el gol.

El mediocampo, con Neves, Arzura y Carballo respondió casi a la perfección. El argentino con una gran intensidad para marcar, los otros dos jugando por afuera, colaborando en la recuperación y tratando de juntarse con Rodríguez para generar fútbol.

El pibe Santiago Rodríguez sin deslumbrar como en encuentros anteriores, pero apareció en el primer tiempo cuando todo el equipo estaba apagado.

El Chory Castro, con lo que le cuesta desbordar, dejó hasta la última gota de sudor y tuvo la virtud para aguantar la pelota cuando perdía en velocidad con Luan y habilitar a Viña, quien tiró el centro para que Bergessio la metiera de cabeza.

El argentino nunca dejó de ser el delantero goleador que el año pasado convirtió más que nadie en el Campeonato Uruguayo. El tema es que llegó sin pretemporada y Domínguez le dio las primeras oportunidades a Octavio Rivero. Ahora, con éste lesionado, Bergessio está demostrando sus dotes de artillero: en los últimos tres partidos marcó igual cantidad de goles. 

Nacional intentó fortalecerse desde la zona defensiva, la más sufrida en el arranque de la temporada. El equipo de Domínguez no había conseguido brindar tranquilidad a su golero Esteban Conde y los cambios de nombres y de sistemas influyeron.

Ayer volvió Zunino al lateral derecho y tras un comienzo vacilante (le regaló una pelota a Juani Cazares, quien remató y atajó Conde) se acomodó. Angeleri alternó buenas y malas como desde que llegó a Nacional y fue Rafa García el más firme, dentro de sus descuidos y Viña, que ocupó el lateral izquierdo, sufrió los desbordes en el arranque.

Excepto el pisotón de Igor Rabello a Arzura cuando el argentino estaba en el piso y un patadón de Zé Welison en el final, el primer tiempo tuvo emociones escasas. Esas incidencias al menos le pusieron picante a 45 minutos de juego monótono. 

Hubo apenas dos ocasiones, una para cada uno de los equipos. Un remate de Zé Welison desde afuera del área que rebotó en un caño y un tiro libre de Gonzalo Castro que Zunino cabeceó dos veces, ambas desviadas.

Después si, el tricolor se llevó por delante al cuadro brasileño y salvo otro pase atrás regalado a Ricardo Oliveira (su remate se perdió afuera), el que propuso fue Nacional, el equipo que lidera en la Copa, el que cambió el chip. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...