Cargando...
BBC
Dominique Moceanu compitió en los Juegos Olímpicos de 1996 a los 14 años

BBC News Mundo > Juegos Olímpicos de Tokio

Olímpicos de Tokio | "Yo nunca habría podido decir 'no' como hizo Simone Biles"

Finalizado el torneo, a Dominique Moceanu le diagnosticaron una rotura de la tibia derecha por estrés

Tiempo de lectura: -'

06 de agosto de 2021 a las 17:14

Dominique Moceanu era una niña prodigio de los Juegos Olímpicos que nunca pudo decir lo que dijo Simone Biles: no. Veinticinco años después, la ganadora de la medalla de oro en Atlanta habla sobre lo que es no tener voz y de cómo las cosas cambiaron para mejor.

Cinco semanas antes de los Juegos Olímpicos de 1996, Dominique Moceanu se derrumbó en el gimnasio.

La adolescente de 14 años había estado sufriendo durante meses antes del campeonato nacional en Estados Unidos. Pero no fue hasta después de la competición que le diagnosticaron una fractura por estrés en la tibia derecha.

Había estado practicando sin parar y su cuerpo finalmente dijo basta.

"La decisión de Simone me hizo pensar en ese momento y en cómo no hubo compasión, cuidado y ninguna voz", dice Moceanu. "No se me permitió decir que tenía dolor hasta que colapsé".

No podía llorar en la práctica, entonces se escondía en su habitación para hacerlo en privado.

"Solía pensar que tal vez debería lastimarme para poder descansar", le dice a la BBC.

"Todos los atletas comenzaron a sentirse así, porque no estábamos descansando lo suficiente y nuestros cuerpos estaban pagando el precio", describe.

"La única forma en la que podías descansar era si tenías algo quebrado o que no pudieras caminar. De lo contrario, se esperaba que entrenaras a plena capacidad", añade Moceanu.

Simone Biles
Getty Images
Simone Biles se retiró de la final del equipo femenino diciendo que tenía que concentrarse en su salud mental.

"Estaba aterrorizada"

A pesar de sus lesiones, Dominique Moceanu fue seleccionada para representar al equipo estadounidense como su miembro más joven.

El conjunto de atletas llegó a ser conocido como las 'Siete Magníficas' y cambiaría para siempre la posición de Estados Unidos en la gimnasia, ganando el oro.

Pero Moceanu tuvo que competir con las lesiones y ganar en cada evento para llegar a lo más alto.

Y cuando compitió en la final de la barra de equilibrio, cayó de cabeza. Después, el miedo se apoderó de ella, aunque no fue por su dolor.

"Estaba aterrorizada por lo que (la entrenadora) Márta Károlyi me iba a hacer después", recuerda.

"Estaba aterrorizada de que me llamara fracasada". (Karolyi negó en el pasado las acusaciones de irregularidades y rechazó las críticas a su entrenamiento).

Moceanu recuerda haberse agarrado a la barra y decirse a sí misma que no debía dejar que sus pies tocaran el suelo. Al menos terminó la rutina de cabeza y no cayó del todo al suelo, se dijo a sí misma.

"Nunca pude decir nada. Para ser honesta, ni siquiera me importaba mi bienestar, porque nunca le importaba a nadie", reflexiona mirando hacia atrás.

"Tener una opción, lo cambia todo"

Para Dominique Moceanu, hoy todo se ve mejor y está claro que las cosas cambiaron.

La decisión de Biles de retirarse de varias finales en los juegos de Tokio "simplemente no era una opción en 1996", afirma Moceanu.

"Tener una opción, lo cambia todo".

Como muchos atletas, celebró la decisión de Biles de alejarse de los eventos olímpicos después de que la gimnasta se desorientara durante uno de los ejercicios en las eliminatorias por equipos.

"No vale la pena arriesgar tu cuerpo y tu mente", opina Moceanu.

"Celebro que ella pueda dar un paso al frente, reconocerlo y decir: 'No estoy segura de mí misma en este momento, no me siento segura, ni quiero poner en peligro al equipo de EE.UU. y una medalla, porque si sigo haciendo lo que acabo de hacer en la barra, esto no va a terminar bien'", advierte.

En la actualidad, Moceanu es defensora de las gimnastas y ha testificado ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos en apoyo de un proyecto de ley para proteger a los atletas jóvenes.

Dominique Moceanu
Getty Images
Dominique Moceanu durante un audiencia en el Senado en marzo pasado.

Ahora entrena a otras gimnastas en su propio campamento en Ohio y tiene la esperanza de que la experiencia de Biles sea parte de un cambio positivo en la forma en que se trata a las gimnastas.

"Creo que estamos en el camino correcto", asegura. "Tenemos un largo camino por recorrer, pero estamos discutiendo cosas, estamos abiertos a este tipo de ajustes y cambios".

"Va a ser un trabajo constante porque los viejos hábitos tardan en morir, pero creo que si seguimos trabajando en ello (…) definitivamente podemos hacer esos cambios".

BBC Mundo en Tokio
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...