Cargando...

Nacional > POLÍTICA

Polícia cierra bocas de venta de droga a ritmo de tres por día

Según Bonomi, las víctimas de rapiñas cambiaron y apuntan a la "señora que sale del almacén con una chismosa"

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2015 a las 05:00

Desde que el Ministerio del Interior ordenó a la Dirección General de Tráfico Ilícito de Drogas asumir el combate de las bocas de venta de drogas en la ciudad, el 1° de marzo, se lograron cerrar 600 puntos de microtráfico, según informó el miércoles en el Parlamento el ministro Eduardo Bonomi. Aunque la estrategia contempla el ataque a las organizaciones criminales que funcionan detrás, la Policía se enfoca ahora también de forma decidida en cerrar esos puntos de comercio de drogas a baja escala en los barrios. "De todas maneras, hemos planteado varias veces que se necesita considerar otros aspectos para que las bocas que se cierran no reabran", aclaró Bonomi en su visita a los legisladores que estudian el Presupuesto, según consta en la versión taquigráfica.

En esa reunión, el director nacional de Policía, Julio Guarteche, aseguró que la pasta base y el microtráfico han afectado "considerablemente" la seguridad. "Todo esto tiene relación directa con la cantidad de rapiñas, en especial las de bagatela, que afectan muchísimo la seguridad de las personas, fundamentalmente en aquellas áreas donde hay bocas de distribución de droga a los consumidores", dijo.

Eso último está relacionado con el objetivo que tiene el gobierno de bajar 30% las rapiñas en el período, meta que fue reafirmada por Bonomi. El ministro reconoció que sigue habiendo aumento de rapiñas, pero "levísimo", aunque destacó que una porción muy grande de esas rapiñas "bagatela" ocurren en el entorno de las bocas. "Pensamos que a pesar de que se verifique un aumento, este es el camino por el cual se va a producir el descenso, pero no anunciamos fecha porque sería muy aventurero", explicó.

Bonomi también les contó a los diputados de la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda que los robos con violencia (como se define a la rapiña) se trasladaron a los barrios de los delincuentes. Eso llevó también a que sean otras las víctimas y que sea menor la cantidad de plata robada en los atracos. "Le están robando la bolsa a la señora que sale del almacén con una chismosa con un litro de leche y un kilo de harina. Entonces, aumentan las rapiñas pero disminuye lo que se roba", dijo el secretario de Estado. Según Bonomi, ahora en las rapiñas a transeúntes con armas de fuego roban entre $ 80 y $ 200. Sin embargo, también destacó que se mantienen los asaltos a transportes de valores y comercios de barrio.

"La cantidad de valores robados que ha disminuido para mí es importante porque hace un cambio en la modalidad, y no es porque haya disminuido el uso de dinero en la calle, sino porque cambió el lugar donde roban. Esto para nosotros está referido a la respuesta policial. Hay delincuentes que no roban donde lo hacían antes, no salen a donde corren un riesgo, salvo que estén mucho más organizados, mucho más armados. El robo más espontáneo lo realizan muy cerca de donde viven. Y ese es un cambio objetivo, que no tiene nada que ver con el hecho de que la gente tenga más o menos dinero, sino con otra cosa", dijo Bonomi.

Los datos del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior indican que en el primer semestre de 2015 las rapiñas subieron 1,8% en todo el país con respecto al mismo período de 2014. También muestran que, comparada la primera mitad del año 2014 con 2013, el crecimiento de ese delito había sido de 10,4%. Sin embargo las rapiñas no solo no bajaron, sino que siguen subiendo. El compromiso electoral del presidente Tabaré Vázquez es bajar 30% las rapiñas en el período.


Gandini a un asesor de Bonomi: "No le banco gestos; tarado no soy"

Durante la comparecencia de Bonomi y sus asesores en la comisión de Presupuesto, un gesto de un asesor del ministro irritó al diputado nacionalista Jorge Gandini. Tanto fue así que le sugirió dirimir sus diferencias fuera de la reunión. "Les voy a pedir a los asesores que no hagan gestos, porque acá no aceptamos gestos. Si quieren, piden la palabra y se hacen cargo de lo que dicen, pero al señor de barba que está ahí no le banco gestos. ¡Tarado no soy!, que fue el gesto que me hizo y, si quiere, lo vemos después", dijo Gandini. El asunto no pasó a mayores y se siguió debatiendo sobre la creación de cargos de operador penitenciario.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...