Cargando...

Copa América > EL CAMBIO

Por qué Tabárez se la juega por Torreira y no por Valverde

El año pasado entró en pleno Mundial y le dio otra chispa al mediocampo por su capacidad de recuperación y su primer pase directo, veloz y profundo 

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2019 a las 05:02

Enviado a Porto Alegre

La sonrisa de Lucas Torreira al ingresar al hotel Deville Prime de Porto Alegre el martes pasado al mediodía reflejaba su satisfacción luego de que el entrenador Óscar Tabárez optara por él en el equipo en lugar del lesionado Matías Vecino, para el encuentro ante Japón de este jueves, a la hora 20, por la segunda fecha del Grupo C de la Copa América.

Las dos opciones para cubrir esa zona eran Torreira o Federico Valverde y el entrenador celeste eligió al de Arsenal en el entrenamiento más intenso previo al partido en el Arena do Gremio.

El once que paró Tabárez tuvo esa sola variante. En las otras líneas, se mantuvo la base del debut ante Ecuador. Fernando Muslera en el arco; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín y Diego Laxalt en el fondo; Nahitan Nández, Torreira, Rodrigo Bentancur y Nicolás Lodeiro en el medio; Edinson Cavani y Luis Suárez en ataque.

Con el ingreso de Torreira, Uruguay pierde altura en el mediocampo en comparación con Vecino (ver página 20), pero teniendo en cuenta que el rival de turno no se caracteriza por tener jugadores altos, eso no sería un inconveniente.

En defensa, con el volante de Fray Bentos el equipo tiene un jugador marcador, el que en esa función se asemeja más al perfil de Vecino.

Y también es un volante que se repliega a los zagueros para buscar la pelota e intentar salir, rol que tendrá que ser compartido con Bentancur, quien también tiene esa faceta.

Sin Vecino, quien, ya quedó descartado para el resto del torneo por desgarro, tras el partido ante Japón dejará el plantel y se irá a Montevideo para el nacimiento de su segundo hijo. 

El plantel celeste queda con Valverde como el único suplente para el doble cinco, aunque Tabárez puede emplear a otros jugadores que han ocupado ese puesto, como Nández o Lodeiro.

Otro rol con respecto a Rusia

Torreira también arrancó como suplente en el Mundial de Rusia pero a partir del tercer partido, en Samara contra Rusia, se adueñó de la titularidad. 

Eso llevó a Tabárez a modificar su plan inicial de jugar con un sistema táctico de 4-4-2 para pasar a parar al equipo con un 4-3-1-2. 

De arrancar con Nández, Bentancur, Vecino y Giorgian De Arrascaeta en el debut contra Egipto, el Maestro pasó a formar con Carlos Sánchez, Bentancur, Vecino y Cristian Rodríguez en el segundo encuentro ante Arabia Saudita. 

Como el funcionamiento del equipo no fluía, Tabárez varío para medirse ante los locales. 

Entonces volvió a confiar en Nández por la derecha, paró a Torreira en el eje central y desplazó a Vecino a la izquierda. Más adelantado quedó Bentancur para jugar como una especie de enlace abastecedor de Luis Suárez y Edinson Cavani. 

Torreira declaró entonces que se sentía más cómodo jugando como volante central en solitario, como un 5 clásico. 

Así lo hizo durante su exitoso pasaje por Sampdoria en la Serie A italiana.  

Pero desde su desembarco en Arsenal, para la temporada que terminó recientemente, se tuvo que empezar a amoldar a jugar en el doble 5 junto al suizo Granit Xhaka o con el francés Matteo Guendouzi. 

Torreira sumó 50 partidos en su primera temporada en la Premier League en uno de los equipos protagonistas de la competición y con un entrenador exigente como Unai Emery. Se metió a la hinchada en el bolsillo y anotó tres goles sufriendo también un expulsión que le costó cuatro partidos de suspensión. 

Deberá adaptarse a jugar con Bentancur como ladero –Federico Valverde ya lo hizo con el de Juventus en el Mundial sub 20 de Corea 2017– pero ya tiene chapa de ser un rápido y eficaz iniciador de ataques con un primer pase directo y punzante. 

La nueva versión de Lodeiro, jugando de la punta al medio eleva el volumen de juego del equipo, el talón de aquiles uruguayo en Rusia 2018. 

Torreira se pone la ropa de titular y como en Rusia buscará darle a Uruguay su cuota de talento en la marca y la distribución. 

Valverde quedará como opción de recambio para el medio. Con otra cadencia, con una capacidad de pase sin par en el plantel y una pegada mortífera. Pero ahora es tiempo de Torreira. 

La cifra

864 minutos suma Lucas Torreira en la selección uruguaya. Jugó 17 partidos de los que fue titular en ocho entrando en los nueve restantes. 

Una asistencia 

Torreira le dio una asistencia a Matías Vecino para el gol contra Corea del Sur en la derrota 1-2 del año pasado en amistoso. En Rusia, tiró el córner del que provino un gol en contra tras remate de Diego Laxalt. 


 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...