Cargando...
Arbeleche e Irastorza anunciará nuevas medidas antes de la interpelación

Nacional > Habrá anuncios

Precios: MEF se opone a rebaja generalizada de impuestos e insiste en medidas focalizadas

Economía afirma que gastó casi US$ 200 millones en contener los efectos del alza de precios, incluida la "amortiguación" sobre el incremento en los combustibles

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2022 a las 05:00

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, deberá responder, el jueves 19, ante la Cámara de Diputados por las medidas que el gobierno viene implementando para contener la carestía en los alimentos y productos de primera necesidad. También tendrá que contestar sobre la pérdida del poder adquisitivo de los salarios ante el alza de precios, además de explicar el análisis que desde el Poder Ejecutivo se hizo sobre el dato actualizado de pobreza. Antes de ir al Parlamento anunciará medidas para atacar la suba de precios, y estarán enfocadas en las personas más vulnerables. Sin embargo, la cartera descarta una rebaja generalizada de impuestos.

La ministra será interpelada por la diputada frenteamplista Bettiana Díaz (MPP). El detonante fue la ausencia de Arbeleche el miércoles pasado en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, en donde la oposición pretendía justamente una respuesta oficial ante estas interrogantes. "Queremos saber si hay una estrategia de contención de precios", afirmó. 

Díaz remarcó que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los alimentos se incrementaron 22% en los últimos dos años, con su efecto directo en la caída del salario real, sobre todo en la población que cuenta con menos recursos y que es la que destina un mayor porcentaje de sus ingresos a la alimentación. 

La diputada frenteamplista adelantó que Arbeleche deberá explicar cómo se hará para asegurar la recuperación del salario real y si, eventualmente, cumplirá con los reclamos de implementar más medidas para contener los precios y así dejar de dar "anuncios de anuncios". 

La ministra decidió ir preparada. Entre martes y miércoles, en la víspera de su presencia en el Parlamento, Arbeleche divulgará nuevas medidas oficiales, que ya fueron adelantadas a algunos legisladores de la coalición. Según pudo saber El Observador, se trata de políticas de carácter general que "se vienen trabajando hace tiempo" y que estarán  enfocadas, sobre todo, en los sectores más vulnerables de la población. Así, el paquete a anunciar girará en torno a mayores beneficios para los usuarios del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). 

La decisión responde también a recomendaciones internacionales. En Economía se cita un reciente artículo del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el que se indica que "son momentos en los que hay que dar un apoyo a los sectores más vulnerables". Ese organismo justificó la adopción de esas medidas para así "contener los riesgos de tensión social". 

Así, la cartera dirigida por Arbeleche insistirá en focalizarse en esa línea. "Estamos pensando en respuestas que sean anteriores a la Rendición de Cuentas", adelantó la ministra el viernes en rueda de prensa, luego de transmitirles los anuncios al expresidente Julio María Sanguinetti y a los diputados colorados Felipe Schipani y Ope Pasquet. "Entendemos que que hay lugar para dar mayores apoyos", ratificó la ministra. 

El mensaje presupuestal ingresará al Parlamento el mes que viene y cualquier medida que allí se contenga cobraría vigencia recién el próximo 1° de enero.

Sin soluciones mágicas

En la interpelación, Economía insistirá en que el margen para contener los precios es muy acotado dado el actual contexto mundial. A la invasión rusa a Ucrania le suma una serie de eventos naturales que en los últimos meses llevó al incremento generalizado en el costo de los alimentos. El ejemplo que cita el MEF es el trigo: su cotización internacional pasó de US$ 290 a US$ 500 la tonelada desde que Rusia inició la guerra. 

"No hay medidas mágicas que contengan la situación que estamos viendo, fundamentalmente a raíz de la guerra". Esto lo dijo el subsecretario Alejandro Irastorza cuando el pasado miércoles concurrió a la Comisión de Hacienda de Diputados en sustitución de Arbeleche. "Los países pueden implementar acciones paliativas, pero es clave ser prudentes en el uso de instrumentos de política económica para evitar que se tomen medidas que no pueden ser duraderas en el tiempo", indició. 

Irastorza ratificó que la política del ministerio es implementar medidas focalizadas consistentes que permiten preservar los equilibrios macroeconómicos. Allí, el foco sigue siendo el apoyo a la generación de empleo. El subsecretario destacó que, según el INE, el ingreso medio real de los hogares, descontando inflación, aumentó 3,3% en enero-marzo de este año frente al trimestre anterior. 

Economía y Finanzas ubicó en US$ 183 millones el costo fiscal de las medidas que implementó hasta el momento relacionadas con los precios. La rebaja del IVA  al asado de tira, señaló Irastorza, significó US$ 1 millón. La que se aplicó sobre una serie de panificados, otros US$ 3 millones. En ambos casos, explicó, fue por una cuestión específica: son productos relevantes en la canasta de consumo y el beneficio impacta directamente en el consumidor final. 

Irastorza incluyó entre en estas medidas la "amortiguación" del incremento del precio en los combustibles. Su costo fiscal fue de US$ 60 millones, según dijo. El resultado sale de la diferencia entre los precios fijados por el Poder Ejecutivo y los precios de paridad de importación. Todos estos meses, reafirmó el subsecretario, el gobierno decidió incrementar las tarifas de los combustibles en un menor porcentajes que el que registraron los precios de importación. Así el gasoil está 11% por debajo del precio de paridad y la nafta 2%. 

El cálculo del costo fiscal incluye también el adelanto del incremento en los salarios públicos y pasividades que debía aplicarse en julio (2% y 3% respectivamente) y que responde al objetivo de incrementar el poder adquisitivo de esos sectores de la población. "Una medida excepcional para un momento excepcional", destacó Irastorza. Según las cifras que aportó al Parlamento, al adelanto del aumento en las pensiones supone US$ 90 millones. Otros US$ 30 millones están relacionados a las remuneraciones del sector estatal. 

A todo esto, remarcó, deberían agregarse casi US$ 9 millones a partir de la renuncia fiscal que significa a la devolución del 30% del Impuesto Específico Interno (Imesi) a la compra de combustibles en las estaciones de servicio en las fronteras con Argentina y Brasil. 

Un grupo de trabajo oficial comenzó a analizar en forma pormenorizada las decenas de factores que inciden en la formación de precios. Además de Economía y Finanzas, allí están los ministerios de Industria, Salud Pública y Ganadería, junto a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y el Banco Central. Allí se están estudiando los distintos factores que influyen en los costos finales de un producto. Los resultados, adelantó, se divulgarán públicamente esta semana. 

La apuesta por el empleo

Irastorza dijo en el Parlamento que su ministerio "no ve conveniente" una rebaja generalizada de impuestos. "Es difícil conseguir que el beneficio llegue al consumidor final, se genera distorsión en el sistema tributario y cambios en todo lo relacionado con precios relativos". Una medida de ese tipo, agregó, generaría una renuncia fiscal que beneficiaría a hogares que no lo necesitan. 

El subsecretario de Economía remarcó que durante la emergencia sanitaria se actuó con medidas "consistentes y perdurables". El Fondo Covid invirtió US$ 1.800 millones entre 2020 y 2021, según dijo. Irastorza adelantó que "se seguirán analizando" nuevas acciones. 

En tanto, el Poder Ejecutivo exhortó a empresarios y trabajadores del sector privado a pactar un adelanto salarial similar. Según la estimación oficial unas 88 mesas, el 30% del total, podrían proceder a esta negociación. El resto, precisó Irastorza, tienen correctivos para este año.

En el Parlamento, el MEF se preocupó en destacar los resultados obtenidos en material de empleo más allá de que, como advirtió la directora de Política Económica, Marcela Bensión, "esté sujeto a las fuerzas del mercado". 

En la ley de Presupuesto aprobada en 2020 el gobierno había proyectado que el año pasado crearían 55 mil puestos de trabajo. Para la Rendición de Cuentas que entró en vigencia el 1 de enero de 2021, las estimaciones se habían reducido: se esperaban 40 mil empleos nuevos. Finalmente, destacó Bensión, fueron 48.500 los puestos de trabajo que se crearon hasta el 31 de diciembre pasado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...