Cargando...
Nueve de cada 10 empresas del interior que llegaron a la ANDE durante los últimos dos años nunca habían recibido apoyo del gobierno

Economía y Empresas > Entrevista a Carmen Sánchez

Presidenta de la ANDE: “Las microempresas no logran materializar en ventas su trabajo”

La presidenta de la Agencia Nacional de Desarrollo habló de las dificultades que enfrentan las empresas más vulnerables del sector privado y ofrece soluciones

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2022 a las 05:00

La presidenta de la ANDE, Carmen Sánchez, habla con orgullo del trabajo realizado al frente de la institución. A pesar de los desafíos impuestos por la pandemia, la agencia logró cumplir con los desafíos planteados al inicio de su gestión: desplegarse en el territorio y ofrecer instrumentos para la transformación digital de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

 “En el interior del país los programas no estaban teniendo buena cobertura”, aseguró Sánchez y sostuvo que 9 de cada 10 de estas empresas que llegaron a las ventanillas de los 18 centros mipymes del país jamás habían recibido apoyo del gobierno central. A continuación, un resumen de la entrevista a la titular de la ANDE realizada por Café & Negocios.

¿Qué datos resalta de entre los presentes en el monitor mipymes lanzado recientemente por la ANDE?
El monitor mipymes es una herramienta que ponemos a disposición de todas las empresas, de todos los hacedores de política pública y estudiantes que tiene como objetivo poder relevar el universo de micro, pequeñas y medianas empresas en el país. No es que la información no exista pero, en general, está muy desagregada; hay que hacer algún pedido de información por ejemplo a BPS y DGI para obtener los datos, lo mismo con el INE, que trabaja con el directorio de empresas. Otra fuente de información era la encuesta nacional de pymes que hacía la Dinapyme cada cuatro años más o menos.

Con el monitor tratamos de poner toda esa información en un único lugar, accesible, con datos totalmente abiertos y que puedan estar a disposición para que el interesado sepa cuál es la evolución de las pymes. Ahora tenemos cuál fue la evolución del 2008 al 2020 por tamaño de empresa, por sector de actividad y por departamento; lo que también es clave para los gobiernos departamentales a la hora de elaborar sus políticas.

Este es el objetivo del monitor y por qué lo hicimos. Lo que vemos es que las microempresas fueron a lo largo de los años el sector más relevante; esta es una característica que no solo se da en Uruguay sino en todos los países, tanto de la región como de la OCDE, que tienen una proporción muy alta de las microempresas en comparación con pequeñas y medianas.

Otro de los datos que vimos  en la evolución de las empresas es que hay un crecimiento en la cantidad de mipymes y que se da fundamentalmente en el interior del país, que parece ser el sector más dinámico al momento de crear empresas. Allí hay una tasa de creación de empresas casi del doble que en Montevideo.

Otra característica que estuvimos viendo de esta evolución es que hay algunos sectores que son más dinámicos que otros, por ejemplo todo lo que tiene que ver con servicios y dentro de ese sector todo lo que tiene que ver con comunicación, informática y comercio son los que impulsan ese mayor crecimiento a lo largo de los años.

¿Cuáles son las mayores necesidades que detectan y por dónde van las políticas que se diseñan en función de ellas?
Eso no lo precisa hoy por hoy el monitor, pero en conjunto con Dinapyme vamos a trabajar en una encuesta para ver algunas de estas necesidades del sector. Sí lo tenemos de las propias encuestas que nosotros vamos haciendo.

Hay un problema con la productividad, si uno mira los datos del monitor lo que aportan las microempresas, tanto en cantidad de pymes como en mano de obra, es muy importante, sin embargo no es tan importante en cuanto a sus ventas. Esto nos habla de una brecha de productividad que tienen estas empresas que no logran materializar en ventas todo el trabajo que generan con la mano de obra empleada. Ahí vemos una oportunidad muy importante de trabajar  en cómo ayudar a estas empresas a ser más productivas y a que la mano de obra pueda generar mayor volumen de trabajo. En eso estamos trabajando con distintos instrumentos que tenemos en la agencia.

¿Cuál podría ser un instrumento que ayude a optimizar esa productividad?
Hay que trabajar mucho en el análisis de costos en primer lugar, en la cadena de proveedores, en a quién le compran estas empresas. En general lo hacen en el uno a uno, entonces compran en volúmenes pequeños cuando quizás, si se asocian determinadas empresas de una misma región o de un mismo sector para hacer compras en conjunto, pueden obtener mejores precios.

A la vez, tiene que ver con el volumen de venta. A las pequeñas empresas les cuesta acceder a grandes superficies porque no pueden abastecer tan fácilmente su demanda, por eso también es necesario ver si se puede trabajar asociativamente entre las empresas para apoyarse y vender en común.

Además, es importante repensar el modelo de negocios. En muchos casos, las mipymes hacen las cosas como lo vienen haciendo hace mucho y no tienen el tiempo de repensar su modelo de negocios. En eso las podemos ayudar, en trabajar en un nuevo modelo que incluya, por ejemplo, nuevos canales de comercialización con todo lo digital. Son algunas de las líneas que estamos trabajando en ANDE.

Justamente la digitalización era una importante meta para la ANDE, ¿cuáles son los próximos pasos?
Tenemos un programa de transformación digital con el Banco Interamericano de Desarrollo, estuvimos trabajando mucho en el diseño y en cómo será la implementación. El próximo 7 de abril estaremos lanzando este programa con instrumentos concretos para las empresas que, en primer lugar, busca hacer un diagnóstico de las empresas para saber en qué grado de madurez digital se encuentran; es un procedimiento que se hace online y es breve y accesible. Conociendo ese punto de partida, el programa procede a acompañar a la empresa a transitar los primeros pasos hacia la digitalización. 

Ahí tendremos la figura del facilitador digital que acompaña a la empresa en ver cuál es la solución digital que más se adapta a cada empresa dentro de las opciones que hay en el mercado. Estamos trabajando en tener una curaduría de proveedores y productos que sirvan para que las mipymes puedan, por ejemplo, incursionar en la facturación electrónica o en hacer publicidad digital o vender por un canal online. Hay un montón de proveedores que lo hacen, pero las empresas no tienen el tiempo ni el conocimiento sobre cuál es mejor o se adapta más a la realidad de cada una y por eso el programa les brindará la figura del facilitador que los ayudará.

También tendrá un apoyo financiero para la implementación de esa solución digital. Eso es lo que vamos a estar lanzando en abril. Será en Montevideo, pero tendrá réplica en todo el país a través de los centros pymes que tenemos en la agencia. Es importante que llegue a todo el país, porque cuanto más cerca de la frontera está la empresa, más relegada está.

La ANDE ha hecho un importante despliegue en el territorio a través de los centros pymes, ¿cómo ha sido la devolución en los distintos lugares?
Estamos muy satisfechos. Terminamos el 2021 con 18 centros operativos en el país, en algunos departamentos con dos centros, como Tacuarembó, Artigas y Río Negro.

Han tenido una receptividad enorme desde que abrimos el primero de los centros, el 15 de julio en Cerro Largo; hasta fin de año tenemos 1.800 personas que han recibido servicios en los centros. Nueve de cada 10 de estas empresas nunca habían recibido un apoyo del gobierno central. 

Este para nosotros es un dato importante porque evidencia lo importante de estar en el territorio; no es que los programas no estuvieran, estaban y tenían cobertura nacional, pero la gente no estaba llegando a ellos. En el interior del país los programas no estaban teniendo buena cobertura. Ahora queda por delante que los centros empiecen a trabajar y empezar a ver los resultados.

¿Hay cifras actualizadas de cuánto se ha volcado a las mipymes a través de los instrumentos de apoyo financiero de la ANDE?
En total se comprometieron US$ 30 millones entre fondos reembolsables y no reembolsables, hubo un aporte importante relacionado con las medidas por el covid-19. Más de 29 mil beneficiarios (empresas y emprendedores) fueron atendidos por estos instrumentos durante el 2021. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...