Cargando...
Paulina Cocina

Economía y Empresas > Entrevista

Paulina Cocina: “De todo lo que hago, lo único que me parece de verdad importante es enseñarle a la gente a cocinar”

La influencer y youtuber gastronómica cuenta su historia y adelanta lo que será su presencia en el próximo Campus Party que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de Punta del Este entre el 31 de marzo y el 2 de abril.

Tiempo de lectura: -'

25 de marzo de 2022 a las 15:31

Destapa la olla, baja el fuego y espera con la mirada fija en los granos blancos que se mezclan con el ajo y lentamente absorben el agua. De fondo se escucha la voz de ella: "no te vayas lejos, no te pongas como un papanatas con el celular porque se te va a pegar".

La imagen que se reproduce en el celular es la de una muchacha con la cara pintada como si fuese a la guerra. Pero no va a la guerra, solo ideó un manual de supervivencia para aquellos que hacen sus primeras armas en la cocina, el del arroz blanco es apenas uno de sus episodios y tiene, al momento, 566.000 visitas en Youtube. Este es uno de los tantos contenidos que Paulina Cocina comparte cada día con sus seguidores que son 2.8 millones en Instagram y más de 3 millones en Youtube. En un mano a mano con Café & Negocios reconoce que su mayor orgullo es enseñarle a cocinar a la gente. "Cuando lo veo así, me doy cuenta de que es algo realmente importante", afirma con una sonrisa que prácticamente nunca se le borra.

A continuación, un fragmento de la entrevista con una de las creadoras de contenido gastronómico con más éxito de Latinoamérica: Paulina Cocina.

La influencer se presentará en Campus Party entre el 31 de marzo y el 2 de abril

De aquel primer video del pastel de papas en 2009 hay muchas cosas que cambiaron, que evolucionaron, ¿qué conservas de esa Paulina G. Roca que todavía no era Paulina Cocina?

La verdad es que todo el tiempo estoy tratando de llevarme a ese lugar porque es un lugar que yo no quiero perder que es el del entusiasmo y la alegría por hacer algo sin esperar nada a cambio; de hacer algo por el placer de hacerlo.

Paulina Cocina es uno de los medios de gastronomía más grande de Latinoamérica. Cuando lo que haces se transforma en un emprendimiento que es grande en audiencia a veces se te pierde ese lugar y, para mí, es el únicoen el que me interesa estar. Me encanta hacer lo que hago y no pienso en otra cosa. Es adonde estoy permanentemente tratando de volver.

En tu caso la persona-Carolina, como es su nombre real- se transformó en la marca Paulina Cocina, ¿Cómo cambia eso su vida?

Lo que me cambió la vida fue encontrar algo que me gusta mucho, mucho hacer. Siempre me gustó hacer cosas, no siempre (rie), pero bueno he trabajado de cosas que me gustaban, pero esto es otra cosa. Lo que me cambió la vida es eso, después el resto son detalles: si la gente te reconoce en la calle, si sos una marca, si tu emprendimiento es sustentable, son detalles. Lo que realmente me cambio la vida es encontrar algo que me guste tanto hacer.

Tus contenidos tienen humor y otros temas que van más allá de la cocina, ¿Cómo surgió esto? Porque de compartir una receta a crear historias, personajes y hacer chistes hay un abismo...

En realidad no podía hacerlo de otra manera. Es un camino que no es fácil, yo lo hablo con gente que está empezando y les digo que no es fácil encontrar tu voz.

No es lo más fácil del mundo entender quién querés ser y cómo te querés expresar. Cuando lo encontrás no te importa nada porque esa es tu verdad. No importa si gusta o si no gusta.

Todo el mundo te dice: "andá detrás de tus sueños, de tus metas", ¡hablame de enterarme cuáles son mis metas! Es mucho más difícil entender qué es lo que querés que conseguirlo. Por un lado no es fácil, pero por el otro, cuando lo encontrás, no hay otra forma. Si quisiera hacer otra cosa, no podría.

Sos licenciada en Sociología, ¿cómo influye esta carrera a la hora de estar en las redes sociales que es un mundo totalmente vertiginoso que está repleto de gente? ¿Hay algo de la sociología que aplique en el día a día?

No me gusta decir que sí porque desde algunos ambientes de la sociología quieren decir que yo soy socióloga haciendo lo que hago, yo no soy socióloga, yo tengo un título de licenciada en Sociología, pero no ejerzo, lo que hago no es sociología es ser youtuber, a toda honra. Creo que influye en una forma de mirar el mundo, como le pasa a todos los que tuvieron contacto en la universidad con el método científico para acercarse a la realidad, en eso sí me influye.

Soy una persona empírica, no me interesan las opiniones, me interesan los números, soy muy práctica. Tengo una forma de trabajar basada en el acercamiento a esos números y pensando esto funciona o no funciona, no funciona, ¿por qué?, no volvemos a hacer esto; sí funciona, repitamos esta fórmula. Es así de sencillo. En el camino me di cuenta de que no para todo el mundo es tan obvio esto.

Para lograr el éxito tan rotundo que tiene Paulina Cocina es necesario un diferencial, un sello. ¿Cuál dirías que es el tuyo?

Creo que es el humor, pero hay mucha gente que tiene humor. Creo que tengo suerte porque llegue primera y eso no es un cualidad mía,  no me voy a hacer cargo de esa parte. Creo que sí tengo algo que quizás no todo el mundo tiene y es que me aburro rapidísimo, mucho más rápido que la audiencia.

Todo el tiempo cambio y eso genera contenido fresco permanentemente y eso no es porque tenga una estrategia detrás sino porque me muero del embole enseguida y quiero cambiar.

Paulina Cocina tiene más de 3 millones de seguidores en YouTube

¿Estresa la demanda de generar contenido nuevo todo el tiempo?

Me pasa lo contrario, tengo demasiadas ideas para la cantidad de contenido que saco y saco mucho contenido. Reutilizo muy poco contenido y tengo una cantidad  bestial. No me estresa hacer cosas nuevas, me estresan otras cosas.

Ahora tengo una serie que es genial que se llama “Paulina versus El Super” que le va recontra bien, pero ya está. Es difícil sacar un contenido al que le va recontra bien, pero ya decidí que no lo quiero hacer más, van 30 episodios, es un montón. Otro día capaz que me copo de nuevo y vuelvo. Si les gustaba, qué pena.

¿Qué sí te estresa?

Todo el resto.

¿De dónde tomas la inspiración?

Soy muy metódica. Por algún lado romántica y, por el otro, totalmente metódica. Veo una idea en redes y a mí me dispara otra relacionada con la comida. No es que veo una torta de chocolate y digo: "voy a hacer la misma", veo un video de alguien que cuida gatitos y a mí se me dispara una idea. Sin preguntarme nada, lo escribo y sigo con la vida. Un buen día me siento con el bloc de notas, lo paso al Excel y otro buen día veo el Excel y tengo pestañas y pestañas de contenido que alguna vez se me ocurrió y que puedo hacer, y ahí elijo la idea, hago guiones, lo desarrollo o lo pongo en juego con gente de mi equipo.

¿Con cuántas personas trabajas?

Depende de donde lo mires. Pueden ser tres o 10 porque requiere de conocimientos tan específicos que no es que una persona hace todo, cada uno tiene una función muy especial en digital. Para la web se precisa un programador y no es el mismo que quien trabaja con las redes sociales ni el que edita los videos. Hay un montón de gente que cumple una tarea pequeña pero importante y así es todo.

Millones de seguidores, tres libros, tienda online con remeras y cursos. ¿Cuál es tu mayor orgullo a nivel profesional?

Va a sonar muy cliché, pero de todo lo que hago lo único que me parece de verdad importante es enseñarle a la gente a cocinar.

Obviamente el resto me pone orgullosa, pero no me cala tan hondo. Cada vez que pienso que le enseño a la gente a cocinar me agarra cagazo, me doy cuenta de que esto es muy importante, de verdad.

Una cosa es que la gente te diga "me pareces genial", mañana te va a parecer genial otro. Pero cuando la gente te dice: "gracias por haberme enseñado a hacer tortilla de papas", decís acá no me vas a reemplazar por nadie porque yo te enseñé a hacer la tortilla y no la vas a volver a aprender. Este vínculo es para toda la vida.

En las redes sociales te piden opinión de los temas más variados, ¿te consideras formadora de opinión?

Me considero formadora de opinión y por eso no opino sobre cualquier cosa. Pongo todos los reparos, a veces me muero por decir cosas y me calló la cosa, o la típica, subo historias y a los 10 minutos la borro porque no quiero opinar de todo. Primero por un tema de ego, yo hago cosas de cocina, ¿qué importa lo que pienso?

Doy mi opinión cuando estoy absolutamente segura y son muy pocas las cosas de las que estoy absolutamente segura, por suerte. Después también cuando veo que tiene un sentido o que puede ayudar a algo porque decir lo que digo para que me den una palmada en el hombro no tiene sentido.

¿Hay algo de lo que te arrepientas?

Un montón de cosas, pero ninguna es muy importante. Me arrepiento de no haber seguido con tal serie que le iba bien y yo me aburrí y la tiré abajo; nada que diga es importantisimo.

Sin adelantar la charla que llevarás adelante en Campus Party, ¿por dónde va tu mensaje cuando querés inspirar?

No soy muy sermonera, no me siento cómoda en ese lugar. Entiendo que desde mi experiencia puedo enseñar un montón de cosas prácticas, pero en cuanto a las no practicas...

Para mí la duda es un motor, no me gusta transmitir un mensaje cerrado de "seguí tus sueños". Cuando veo a esa gente que se para en ese lugar de tanta seguridad me da como que mañana le va a agarrar un ataque de pánico.

Desde ese lugar, el único consejo que doy a conciencia es: “soñar poco y hacer mucho”. Para mí pensar está sobrevalorado, está bueno hacer y después pensar. Todo lo contrario a lo que te dicen (risas).

Primero hacé y después ves, para mí es así. Esa es la forma en la que se trabaja en redes, en redes no se puede pensar tanto, no hay tiempo, tenés que hacer y después sentarte a pensar y a acomodar.

¿Cuántas horas trabajas?

Las 24.

¿Cuál es tu próximo desafío?

El desafío es lo que hablábamos al comienzo, entender por dónde hay que ir para seguir por ese lugar. No dejarme distraer. A veces yo sé lo que hay que hacer para que todo vaya bien en cuanto a números, pero me aburre y saber que si haces tal cosa te iría espectacular es una distracción. No dejarme distraer con regalos, con propuestas de trabajo que son pan para hoy y hambre para mañana. No distraerme, quedarme en el camino del inicio que es el mejor y el único que puede salir bien.

La diferencia es que cuando no te va bien con algo que te encanta hacer no te importa tanto, cuando solo buscas el éxito la respuesta del otro termina siendo todo y es un lugar muy frustrante. En cambio, si lo disfrutas de ninguna manera es un tiempo perdido ni un fracaso, si la pasé bien haciéndolo ya está, valió la pena.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...