Fútbol > FÚTBOL Y ARTE

Quieren designar monumento histórico a murales de Nacional y Peñarol

Comisión de Patrimonio de la Nación quiere homenajear a Nacional y Peñarol por obras arquitectónicas 

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2019 a las 05:03

La Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, trabaja desde hace meses con el fin de homenajear a Nacional y Peñarol a través de la desginación de monumento histórico a dos murales: uno que proyectó el arquitecto Julio Vilamajó en la calle Durazno, en la parte de atrás de lo que era la vieja sede de la calle Maldonado de los aurinegros, y otro del artista plástico y escultor, Germán Cabrera, que se ubica en la fachada de la sede de los tricolores. 

Así lo confirmó a Referí, el presidente de la comisión, el arquitecto Nelson Inda.

El acto más importante que tiene la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, es asesorar al Poder Ejecutivo en la designación de Monumentos Históricos, es decir, aquellos elementos arquitectónicos,  materiales –como documentos–, edificios o partes de edificios, conjuntos urbanos, que tienen una calidad histórica y cultural que hacen posible que eso sea propiedad cultural de todos los uruguayos.  
“Cuando uno ve eso, entonces asesora al Poder Ejecutivo para que se designe Monumento Histórico y por lo tanto, le caben al propietario las responsabilidades que provienen de la Ley 14.040 que dice que lo tiene que mantener en buen estado, que cualquier modificación tiene que pasar por la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación y que tiene que estar abierto al público en determinados días del año”, explicó Inda. 

Desde que ocupa su cargo en la comisión, han sido muy pocos los monumentos históricos que se designaron por año, porque su designación  tiene una validez tan importante que siempre debe estar rodeada de un acto que conmemore ese momento. 

En ese acto, deben estar los ministros, los propietarios administradores, el público y fundamentalmente, que llegue a la opinión pública para que sepa qué es monumento histórico que pasa a ser propiedad de todos.

Agrega Inda: “Por ejemplo, este año se designó solo un monumento histórico hasta ahora, el Sodre. Indudablemente es un edificio y una institución a la vez, que pertenecen a todos los uruguayos. Lo que hicimos fue traducir esa pertenencia en un acto legal”.

Lo que propone la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación “es designar dos elementos que son murales, que forman parte de un espacio público, no de un edificio, que pertenecen desde el punto de vista de su calidad y de su tema a Peñarol y otro a Nacional. Estos clubes, de algún modo sustentan la identidad uruguaya con respecto al fútbol y al deporte. Con eso pretendemos homenajear al fútbol, al deporte en general y la relación que se establece entre el fútbol y el deporte en particular y lo que son elementos de calidad artística”, explicó Inda.

Las propuestas

Según Inda, “las dos ideas que estamos proponiendo y esperamos lograr este año, son un mural que se encuentra en la calle Durazno que pertenecía a la fachada de un proyecto del arquitecto Julio Vilamajó, uno de los más grandes arquitectos uruguayos, que a su vez, era hincha de Peñarol, quien proyectó la cancha de pelota para el club que quedaba contigua a lo que era la famosa sede de esa institución de la calle Maldonado”. 

Ese mural estaba en muy malas condiciones y ahora, el padrón y todo ese sector pertenece al Liceo Elbio Fernández y por iniciativa fundamentalmente del arquitecto Enrique Benech, el liceo lo recuperó, lo restauró, y al restaurarlo, “no solo está restaurando una fachada de la calle Durazno, sino un elemento de calidad arquitectónica, de calidad artística, y que además forma parte de casi la mitad del Uruguay. Aquellos que son y somos hinchas de Peñarol,  comulgamos con ese mural”, añadió.

El mural fue construido por Vilamajó en 1930 en plena presidencia de Julio María Sosa, histórico presidente aurinegro, quien moriría en enero de 1931.

Las letras son de tipografía diseñada por Vilamajó en art déco y son de cerámica tipo azulejo amarillo y negro. Tiene unas franjas en diagonal que son de revoque pigmentado con un leve relieve. Son 11 franjas con las estrellas.

“A su vez, no podemos desconocer el otro casi 50% que es Nacional que tiene otro mural de calidades. Quien pasa por 8 de Octubre, no solo mira la obra de lo que es la sede del arquitecto Ildefonso Aroztegui, sino que queda de algún modo con un impacto visual de lo que es ese mural con unas figuras de futbolistas con una dinámica muy especial y que pertenece a un artista plástico y escultor, Germán Cabrera, que al igual que Vilamajó, ya no está entre nosotros”, dijo Inda.  

Esta gran obra que existe en la sede de Nacional es de 1957, el año de su inauguración. Años después, se le colocó la frase “Decano del fútbol uruguayo” arriba de ambos futbolistas. Lo hizo con cerámica, algo que no era lo común en su trabajo, y son dos jugadores que disputan una pelota. 

Con esos murales, se pretende homenajear a las dos grandes entidades deportivas del fútbol uruguayo, también al fútbol como identidad uruguaya y a la relación que pueda existir entre el deporte fútbol y las calidades artísticas y de los artistas uruguayos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...