19 de junio 2024
Dólar
Compra 38,30 Venta 40,50
25 de marzo 2023 - 21:42hs

La expresión futbolística del Peñarol de Alfredo Arias, que había desembarcado con singular profundidad goleadora en el Torneo Apertura al ritmo de Mathías Arezo, se terminó apagando este sábado en Belvedere de manera increíble, y sufriendo un revolcón que pone a reflexionar sobre la fragilidad de los equipos uruguayos.

Un contragolpe perfecto (porque Liverpool fue ese ataque) y la disciplina táctica y un orden defensivo que llevó a su rival a quedar fuera de servicio), le dieron la victoria 1-0 al equipo dirigido por Jorge Bava y un golpe demasiado duro a los aurinegros, en la semana previa al clásico y cuando, con el envión de los siete primeros partidos, iban por otro triunfo para seguir aumentando las diferencias en la tabla de posiciones.

Foto: Leonardo Carreño. Martirena fue el autor del gol de Liverpool

¿La explicación? El tiempo dirá si la tendencia que mostró en los últimos tres partidos confirma que es un equipo a la baja futbolísticamente.

Este Peñarol que ganó 15 puntos y se llevó todos los elogios en cinco fechas, dejó cinco de los últimos nueve puntos que disputó, un registro que empieza a inquietar.

Foto: Leonardo Carreño. Tras el final del partido en Belvedere

Este declive futbolístico tiene dos anclas:

1) Sin Arezo, goleador del Apertura, el juego de Peñarol queda rengo, y lo sufren desde sus compañeros hasta los hinchas en la tribuna. Cuando Laquintana acelera por la punta sabe que lo único que tiene que hacer es poner la pelota en el área, porque el delantero formado en River Plate hace el resto. Sin su socio, cambió el escenario. Ocurrió este sábado en las pocas veces que le ganó a Samudio, puso la pelota al centro y no pasó nada. Y la única vez que se la dejó servida en los pies para que Sebastián Rodríguez anotar, falló el volante en la definición.

2) El bajón de Sebastián Rodríguez en este partido ante Liverpool, en donde fue bien cercado con la propuesta defensiva de Liverpool, y mal rodeado por sus compañeros. Pese a ello, generó dos situaciones de gol, uno que lo tuvo como asistente (el pase a Rak que definió mal en la posición del nueve, frente al golero) y otro como ejecutante del remate que pudo ir a la red, pero contuvo Britos.

Sin quien genera fútbol en un tono por debajo del que necesita su equipo y sin el goleador, es muy difícil que termine bien para Peñarol un partido de fútbol.

Foto: Leonardo Carreño. Alfredo Arias, entrenador de Peñarol

Esta vez sorprendió que Alfredo Arias le quitara a Santiago Homenchenko, el mejor socio que tuvo Seba Rodríguez en este tiempo y solo lo dejara para los últimos cinco minutos del partido.

Fue en ese escenario que Peñarol se quedó sin energía futbolística, y si no aparecen otros circuitos capaces de sustituir a los que no están, el final no tendrá otro que el que ocurrió en Belvedere.

Después hay otros elementos como, por ejemplo, sin Leo Coelho la defensa de Peñarol no es la misma. El brasileño no está en el mejor nivel de 2022 que le permitió acceder al premio de Mejor extranjero del Campeonato Uruguayo en la encuesta de Fútbolx100 de El Observador, pero es clave para dar garantías a Thiago Cardozo.

Foto: Leonardo Carreño. Sebastián Rodríguez no estuvo en su mejor tarde

Este sábado Peñarol perdió algo más que un partido: perdió, dejó su invicto y firmó una derrota que cala hondo en la previa con Nacional. Entonces, antes del partido más importante se suman algunos aspectos de cara al clásico:

- Arezo llega poco más de 48 horas antes del partido en el Campeón del Siglo de un viaje de Asia. Habrá que ver cómo responde el martes ante Corea del Sur. El viernes ante Japón no jugó.

- Cómo se vive en Los Aromos la recuperación de Leo Coelho, si es que finalmente llega al clásico.

- Las urgencias que tiene Arias, porque no puede fallar en el clásico. No puede fallar en la estrategia, no puede fallar en la conformación del equipo y no tiene margen, porque la diferencia que había logrado en la tabla se la absorbieron. Un ejemplo fue lo que ocurrió este sábado: mandó a la cancha a dar vuelta el partido ante Liverpool a un debutante de 19 años, una tarea para otro tipo de jugadores.

Foto: Leonardo Carreño. El juvenil Betancor debutó en Peñarol

De todas formas, nada hace pensar hasta ahora que jugando mal Peñarol es menos que Nacional.

A la vista de lo que venía jugando con Zielinski, Peñarol no tenía razones para inquietarse, incluso después de lo que ocurrió este sábado.

Ahora bien, lo que abre un compás de espera e incertidumbre es lo que puede ofrecer Nacional bajo la gestión de Álvaro Gutiérrez, y de qué forma puede cambiar a los tricolores.

Porque si Nacional no reacciona futbolísticamente este domingo en el Gran Parque Central y pierde o empata con River, la derrota de Peñarol ante Liverpool quedará atenuada por el efecto de lo que ocurre con los tricolores.

No obstante, y aquí está la cuestión, el problema de Peñarol es Peñarol, y luego en un segundo nivel no solo su problema es Nacional, sino que son Defensor Sporting, Danubio y Wanderers que se entreveraron en la pelea por el título y que comenzaron a encontrar funcionamientos que los pone en una buena posición para definir.

Peñarol empezó a flaquear en un momento que debía comenzar a mostrar certezas en el inicio de la segunda mitad del Torneo Apertura.

Si consigue frenar la caída con los goles de Arezo y el juego de Seba Rodríguez, estará en la pelea por el título. Si no logra volver a su nivel, estará en problemas para cerrar el primer semestre como nadie hubiera imaginado tres fechas atrás.

Temas:

Liverpool vs Peñarol

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos